GRANADA CF 1-2 SEVILLA FC. DERROTA ROJIBLANCA DIFÍCIL DE EXPLICAR.

EL GRANADA CF QUE LLEVÓ EL PESO DEL PARTIDO LA GRAN PARTE DEL MISMO CEDE ANTE UN SEVILLA FC QUE APROVECHÓ DOS ERRORES DE LA ZAGA LOCAL PARA LLEVARSE EL PARTIDO. BRAHIMI DE PENALTI NEUTRALIZO EL GOL INICIAL DE BACCA. BETO DESBARATO DOS CLARAS OCASIONES DE GOL, Y EL JUEZ DE LÍNEA ANULÓ UN GOL A EL ARABI. EN LA RECTA FINAL PITI NO SENTENCIÓ EL PARTIDO Y GAMEIRO EN UN DESPISTE DIO EL TRIUNFO A LOS DE EMERY.

La vuelta del fútbol a las cinco de la tarde del domingo por primera vez en la temporada, se dejo notar en las gradas de Los Cármenes, con una nutrida representación de seguidores hispalenses, y una afición que acudió ante la aparente mejoría de juego del equipo, otorgaron una de las mejores entradas de la temporada.

Los prolegómenos del partido, dejaron mucho que desear, enfrentamiento entre aficiones, quema de contenedores, y grandes dosis de falta de organización por parte del club rojiblanco, que incomodó, como siempre, mucho más al aficionado local que al visitante que pudo campar a sus anchas fuera y dentro del estadio.

Pero centrándonos en lo deportivo, el encuentro fue muy atractivo, con dosis de buen fútbol por parte de los de Alcaraz que se hicieron acreedores a un mejor resultado al final del partido que ese 1-2, por varios motivos, ocasiones, juego y proposición sobre el césped de Los Cármenes que no estuvo a la altura, como tampoco la elección inicial del taco por parte de los jugadores locales, a los que a diferencia de la segunda parte, mantenerse en pie a veces, parecía costarle un mundo.

Brahimi encaró una y otra vez la defensa sevillana.

De inicio Alcaraz sorprendió prescindiendo de Allan Nyom en el costa derecho de la zaga, y colocando al joven francés Foulquier, que no estuvo nada acertado durante todo el partido, experimento fallido. La ausencia de Iturra, la suplió Yebda, pero las labores del chileno quedaron encomendadas al principio a Fran Rico y luego en la segunda parte, con buen criterio para el argelino, en busca de mayor posesión en campo rival, con Rico que fue presumiblemente el mejor de los rojiblancos, junto a Brahimi.

El resto del equipo sin sorpresas y con la presencia del catalán Piti pegado al costado derecho del ataque, que si no tuvo una gran primera parte fue protagonista en el segunda periodo.

Con todas, el Sevilla FC saltó con la intención de presionar arriba al Granada, para no dejarlo jugar con fluidez y tratar de aprovechar cualquier error en la circulación del balón y estos se sucedieron en varias ocasiones durante el primer cuarto de hora, ayudados por unos resbalones continuos de los jugadores.

En uno de esos errores, Diogo aprovechó un error de Brayan Angulo para probar la seguridad de Roberto y  despues llegó el primer gol del partido a los veinte minutos, cuando Bacca desde fuera del área, aprovecha el error de Murillo en el despeje, y con un buen disparo con el exterior del pie, supera a Roberto que no pudo evitar con su estirada el tanto del jugador sevillista, 0-1 m.21.

Con el trabajo conseguido, justo cuando el Granada iba tomandole el pulso al partido, el Sevilla de un cicatero Unai Emery, olvido el juego de ataque, se plantó en su campo y dejo hacer al cuadro local, que no desperdicio el ofrecimiento y poco a poco fue generando peligro suficiente como para haber conseguido empatar el partido antes del descanso.

Con Fran Rico, tratando de echarse el equipo a la espalda, y un siempre voluntarioso Brahimi, que pegado a la banda izquierda buscó de manera continua la manera de penetrar en la red sevillista, no sin abusar de la conducción en muchas ocasiones, el Granada puso el punto de mira en la portería de Beto.

Y el primero en conseguir el gol, fue el marroquí El Arabi, que aprovecho un templado centro desde la derecha, tras un saque de esquina para anticiparse a todos y conectar un cabezazo al fondo de las mallas rivales, pero el colegiado entre la algarabía local, señalo un fuera de juego muy ajustado.

En una segunda acción en una rápida internada del franco-argelino Brahimi, el disparó de este lo repelió bien colocado Beto. El rechazo termino en los pies de Piti en la frontal del área, pero el disparo del jugador rojiblanco encontró una buena respuesta en los guantes del meta sevillista, que reacciono rápidamente. Poco después, Yebda conecto un remate de cabeza, que se marcho por el palo largo, sin que llegara ningun otro jugador de su equipo a rematar.

Antes del descanso, en la unica llegada del Sevilla FC, Rakitic, dentro del área con todo a favor, hizo el silencio en Los Cármenes, pero su disparo fuerte y raso, no encontró el camino del gol.

SEGUNDA MITAD

Sin cambios, y con la sensación de poder empatar el partido, arrancó una segunda mitad, que empezó con un lejano pero potente disparo de Yebda, que despejo con apuros Beto.

En otra acción de peligro, el Granada CF forzó un saque de esquina, y tras varios rechazos, Carriso, mete la mano ante un posible control de El Arabi, y el colegiado, Del Cerro Grande, señalo correctamente la pena máxima a favor de los rojiblancos. Brahimi, cogió el balón y consiguió establecer la igualada en el marcador, superando en su estirada a Beto, que adivino el lanzamiento, 1-1 m.63. Este tanto supone el primer gol del jugador con la camiseta del Granada CF.

El partido estaba para ganarlo, Alcaraz movió ficha, retiro del campo a El Arabi y dio entrada a Riki, que demostró poco durante el tiempo que estuvo en el terreno de juego, y no supo aprovechar los minutos que tuvo para reivindicar un puesto en el once titular. Antes Coke y Alberto Moreno ya habían entrado en el Sevilla.

Los de Emery dieron un paso adelante, y el Granada se vio angustiado atrás, con dos llegadas de cierto peligro para los de Nervión, primero con un gran disparo de Bacca, tras recortar a Brayan Angulo, que Roberto desvió muy atento a saque de esquina.

Pero la clave del partido llego en el m.78, Piti realiza una jugada maradoniana, se marcha de todo aquel que le sale al paso, un total de cuatro defensores sevillanos, y cuando consigue plantarse solo ante Beto, engaña al portero pero su disparo potente, se marcha de manera inexplicable por encima de la portería del Sevilla, para alivio de sus seguidores. A reglón seguido, de nuevo Piti esta vez desde fuera del área, envió un lanzamiento perfecto a la escuadra de Beto, y de nuevo salvó el tanto el arquero portugués, volando a la escuadra izquierda de su portería.

Entro Gameiro por el Sevilla, y Buonanotte, poco después por el Granada, y fue precisamente el jugador recién incorporada quien tras un balón largo de Beto que peino Bacca, controlo y sin pensarlo, engancho un potente disparo que sorprendió a todos, estableciendo el 1-2, m.86.

No había tiempo para más, el Granada arriesgo, se marchó Diakhaté y entro Ighalo, que en una jugada individual dentro del área, estuvo cerca de la igualada, pero en los cinco minutos de añadido, el Sevilla desperdició dos claras ocasiones para haber finiquitado el partido.

Alegría final de los jugadores del Sevilla, tras el gol de Kevin Gameiro.

Al final, derrota de difícil explicación de un Granada CF que no fue inferior al Sevilla, que puso el fútbol y las ocasiones, pero que termino perdiendo con dos goles, en acciones puntuales del rival.

FICHA TÉCNICA

1 – Granada CF: Roberto; Foulquier, Diakhaté (Ighalo, m.88), Murillo, Angulo; Fran Rico; Piti, Recio (Buonanotte, m.82), Yebda, Brahimi; y El Arabi (Riki, m.68).

2 – Sevilla FC: Beto; Diogo Figueiras, Carriço, Fazio, Fernando Navarro; M’Bia, Iborra (Gameiro, m.80); Reyes (Coke, m.56), Rakitic, Jairo (Alberto Moreno, m.63); y Bacca.

Goles: 1-0, M.21: Bacca. 1-1, M.63: Brahimi, de penalti. 1-2, M.86: Gameiro.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (Comité Madrileño). Mostró cartulina amarilla a los locales Fran Rico, Yebda, Buonanotte e Ighalo y a los visitantes Carriço, M’Bia, Rakitic, Jairo, Iborra y Diogo Figueiras.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoquinta jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante unos 17.500 espectadores, de ellos alrededor de tres mil seguidores visitantes.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta