EL GRANADA EN EL PELOTÓN DE COLA COMO VISITANTE.

El conjunto nazarí perdió en el añadido de San Mamés el punto que había sudado para conseguir en juego, con penalti parado por Rui Silva incluido. Ya es el peor a domicilio del campeonato.

La derrota sufrida por el Granada este domingo en el feudo del Athletic Club de Bilbao (2-1) le ha llevado a convertirse en el peor conjunto en esta campaña como visitante de LaLiga Santander, en la que también es la escuadra que más goles ha recibido.

El Granada sólo ha sumado este curso nueve puntos a domicilio en 13 partidos merced a dos victorias y tres empates, mientras que ha sufrido ocho derrotas fuera en el campeonato doméstico.

Esto le lleva a ser el peor visitante de la Liga, con registros similares en cuanto a puntos (nueve) a los que tienen cuatro conjuntos más: el Getafe, el Elche, el Alavés y la SD Huesca.

El hecho de ser uno de los mejores equipos como local de LaLiga Santander permite al Granada compensar en parte sus malos registros a domicilio y mantenerse en la décima plaza en mitad de la clasificación con 33 puntos, los mismos que el Celta y el Athletic Club, que están justo por delante al tener mejor diferencia de goles.

En cuanto a tantos recibidos el Granada se mantiene como la peor defensa del campeonato con 44 dianas en contra en 33 partidos, más que ningún otro equipo.

La derrota ante el Athletic provocó un gran enfado en la plantilla rojiblanca, que protestó los dos goles locales y que sufrió la expulsión en el túnel de vestuarios de su entrenador, Diego Martínez, que vio la cartulina roja una vez finalizado el encuentro.

El equipo rojiblanco, que regresa este lunes a Granada desde Bilbao, aparca LaLiga Santander para centrarse en la ilusionante eliminatoria de octavos de final de la Europa League que iniciará el jueves en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante el Molde noruego.

Siete de los futbolistas que tuvieron minutos en Bilbao no podrán participar en ese choque: Germán Sánchez, el venezolano Yangel Herrera y Ángel Montoro por sanción y, por no estar inscritos, Domingos Quina, Joaquín Marín ‘Quini’, Adrián Marín y Fede Vico.

Esta circunstancia obligará a Diego Martínez a tener que armar un once muy diferente y a agotar hasta el mismo jueves la posibilidad de poder recuperar a algunos de los ocho jugadores que no pudieron actuar ante el Athletic por lesión.