EL AFICIONADO DEL GCF QUE INCREPÓ AL JUGADOR AKAPO PROPUESTO PARA SANCIONES DE ENTRE 150 Y 650.000 EUROS.

La Policía Nacional ha propuesto una sanción para el espectador que hizo gestos racistas al jugador ecuatoguineano del Cádiz CF Carlos Akapo y ha trasladado los hechos a la Fiscalía, por si pueden representar un delito de odio por vía penal.

Según han informado fuentes de este cuerpo armado, que ha contado en su investigación con la colaboración del Granada CF, el espectador identificado por insultar y hacer gestos racistas al jugador tiene 28 años y antecedentes policiales.

Al identificado se le ha incoado un acta de incidencia en espectáculo deportivo por infracción de la Ley contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte.

La Policía Nacional ha trasladado estos hechos a la Fiscalía delegada para Delitos de Odio, por si el comportamiento del identificado, que no es abonado del Granada CF, pudieran tener carácter delictivo, en cuyo caso prevalecería la legislación penal sobre la administrativa.

Los hechos se produjeron cuando Akapo se dirigía al banquillo tras ser reemplazado en el partido que se disputó este lunes entre Granada y Cádiz, momento en que el ahora identificado le hizo un gesto racista en el que imitaba el movimiento de un mono.

Esa actitud fue captada y transmitida por las cámaras de televisión, pero también por el circuito cerrado de seguridad, lo que permitió iniciar en ese momento la investigación para lograr su filiación.

La legislación española contempla sanciones por violencia, racismo, xenofobia e intolerancia en el deporte que, según la gravedad, oscilan entre los 150 y los 650.000 euros, además de la prohibición de acceso a un recinto deportivo de hasta cinco años.

EXPULSADO DEL CD SANTA FE.

El aficionado del Granada que efectuó un gesto racista al futbolista del Cádiz Carlos Akapo en el partido disputado el pasado lunes en el Nuevo Los Cármenes, no es abonado del club rojiblanco pero sí ha sido expulsado del CD Santa Fe, en cuyo equipo sénior militaba desde el pasado enero.

La junta directiva del Santa Fe, que se reunió en sesión extraordinaria, afirmó en un comunicado que «una vez confirmado que los hechos fueron realizados por un jugador» perteneciente a su equipo senior decidió «dar la baja federativa y la expulsión del club» del futbolista, que se incorporó a su disciplina «en el mes de enero de 2022”.

«Los valores de nuestro club, tal y como se puede verificar en nuestra larga trayectoria, son incompatibles con los lamentables e inaceptables hechos acontecidos en el desarrollo del partido Granada-Cádiz», añadió el club santaferino en su comunicado.