GRANADA CF 1-0 REAL BETIS BALOMPIÉ. VICTORIA BALSÁMICA CON LOS CÁRMENES ENTREGADOS AL EQUIPO. (VIDEO RESUMEN).

IMPORTANTE VICTORIA DEL CONJUNTO DE LUCAS ALCARAZ GRACIAS A UN SOLITARIO TANTO DEL CATALÁN PITI EN LA PRIMERA PARTE. EL BETIS SOLO AL FINAL, CUANDO EL GRANADA CF SE QUEDÓ CON UNO MENOS POR LA EXPULSIÓN DANI BENÍTEZ, ESTUVO CERCA DEL EMPATE. LOS CÁRMENES FUE UNA OLLA A PRESIÓN QUE APOYÓ AL EQUIPO HASTA EL FINAL DEL PARTIDO.

Victoria balsámica la conseguida por el equipo de Lucas Alcaraz en la mañana del domingo en el partido más complicado de la temporada ya que los rojiblancos llegaban con tres derrotas consecutivas, una mala cosecha de puntos en los últimos partidos y una imagen muy lejos de ser la de un equipo con posibilidades de salvar la categoría.

Pero durante la semana, el «capitán de la nave«, el presidente Quique Pina,volvió a reunir a su tripulación, cuerpo técnico y jugadores, durante unos días en La Manga del Mar Menor, en una medida que siempre ha habia dado resultado en el encuentro siguiente, y que hoy no podia ser menos.

Al menos con ese ánimo acudió la afición a Los Cármenes, esa que últimamente esta siendo criticada, y que ante la llamada del «capitán de la nave«, volvió una vez más a demostrar que los motivos de su apatía y su ausencia son dos, el primero la marcha del equipo y el segundo el aspecto económico, ya que la medida de 2×1 para socios, dio sus frutos y la grada ofreció sus mejor versión. Destacar también la buena imagen de una afición betica, que con las medidas de seguridad oportunas, dio un bonito colorido y ambiente al partido. Merito el suyo con el equipo en tan complicada situación y con un desplazamiento de aficionados tan masivo.

Brahimi fue de los más destacados del equipo y solo el meta Adán evitó que terminara consiguiendo algún gol. Foto: LFP.

Con estos ingredientes solo faltaba la salsa del fútbol, que la debían poner rojiblancos y verdiblancos, ayer de un celeste incomodo de ver, y aunque no hubo un fútbol de quilates, la entrega y garra de los locales, algo que es lo mínimo que se les exige en cada partido fue la idonea, ante un Betis que a pesar de tener jugadores importantes, hace tiempo firmó su sentencia con la salida de su autentico valedor las últimas campañas, el técnico Pepe Mel.

Con la única variación del ghanés Fatau por el sancionado Iturra, los rojiblancos comparecían ante su afición, en el examen más difícil del año. Y el comienzo fue como se esperaba, salida en tromba de los rojiblancos en menos de diez minutos tuvieron ocasiones para marcar, en los dos primeros minutos Recio no llegó por milímetros a un centro de Nyom y Adán tuvo que emplearse a fondo ante Brahimi, uno de los mejores hoy del equipo, y El Arabi, que luchó pero estuvo muy desdibujado en lo más importante, los ocasiones de gol.

El Betis trato de desperezarse y con Rubén Castro y Jorge Molina, muy lejos de ser aquellos jugadores resolutivos, trato de poner en aprietos al meta Roberto que siempre bien colocado evitó cualquier situación desagradable para los suyos.

El Arabi, con la pólvora húmeda, no estuvo hábil en un balón muerto tras un saque de esquina cabeceado por Recio, y su remate insulso en el área pequeña fue desviado por Adán, en lo que sería el preludio del gol del partido. Un balón largo, del debutante en casa, Tiago Ilori, lo aprovechó con un control magistral Piti  dentro del área, tras ganar la espalda a la defensa visitante, y fusiló al meta bético, estableciendo el 1-0,m.30.

Objetivo cumplido, señas de rabia en la celebración por parte de todos los jugadores, ese era el camino y se había conseguido. Los hispalenses reaccionaron al 1-0 aumentando su posesión, pero solo inquietaron en otra acción personal de Rubén Castro, mientras que en el bando local Piti volvió a acercarse al gol en otro remate a las manos de Adán y Brahimi reclamó un penalti por agarrón de Juanfran, que no vio el colegiado.

La afición del Granada CF respondió cuando su equipo más lo necesitaba. Foto: LFP.

SEGUNDA MITAD

Tras el descanso, y con Piti que aparentaba tener algunas molestias físicas, comenzó la segunda mitad, sin cambios por parte de ninguno de los dos equipo, y el comienzo fue algo frío, con el Betis tratando de llevar el peso del juego y el Granada CF muy cómodo en su parcela, y tratando de sorprender a la defensa bética en cualquier contra.

Alcaraz le dio una nueva oportunidad a Dani Benítez, el partido esta ideal para su galopadas por la izquierda y entró supliendo a un tocado Piti, que se marchó entre aplausos de la grada, los mismo que recibieron al extremo mallorquín. Calderón también movió ficha, en esta caso doble, y dio entrada a Salva Sevilla y Leo Baptistao, sorprende que este tipo de jugadores no sean titulares, y el Betis comenzó a tener más peligro.

Roberto paró un cabezazo de Jorge Molina, que estaba en clara posición para marcar, y Verdú mandó fuera una falta desde la frontal del área, mientras que los de Lucas Alcaraz perdonaron en un remate de Benítez tras jugadón de Brahimi y en otro chut lejano de El Arabi, después de un garrafal fallo de N’Diaye, que interceptó Adán cuando entraba a la portería.

Luego llegó el grave error del colegiado, al expulsar a Dani Benítez tras una entrada a un jugador verdiblanco, en una acción donde el extremo rojiblanco no entra por detrás sino de manera lateral, y aunque llega tarde a la disputa del balón no impacta con violencia en el jugador bético, por tanto excesiva la decisión del colegiado, en un partido que hasta ese momento había sido de guante blanco.

El Granada tuvo que refugiarse en su portería, y Leo Baptistao tuvo la mejor ocasión tras rematar dentro del área en una buena acción individual, pero la manopla de Roberto providencial evitó el tanto del brasileño. Riki la tuvo en el área del Betis, pero su balón picado sobre Adán se paseo por el marco bético entre la incertidumbre en la grada.

Riki pudo hacer el 2-0 en las postrimerias del partido, pero su remate picado se marchó fuera por poco. Foto: LFP.

Al final, Amaya vio la segunda amarilla, en un gesto de impotencia ante Recio, que hizo un buen partido, y aquí termino el partido, con el Granada CF sumando un sufrido triunfo y alejando el fantasma del descenso al menos unas jornada más, mientras que el Betis, sigue en esa dinámica negativa que le aleja un poco más de la posible salvación.

Ficha técnica:

1 – Granada CF: Roberto; Nyom, Ilori, Murillo, Angulo; Piti, Recio, Fatau, Brahimi (Foulquier, m.84), Piti (Dani Benítez, m.59); y El Arabi (Riki, m.81).

0 – Real Betis: Adán; Juanfran, Amaya, Figueras, N’Diaye, Juan Carlos (Salva Sevilla, m.64); Nono, Lolo Reyes (Baptistao, m.64), Verdú (Nosa, m.68); Jorge Molina y Rubén Castro.

Gol: 1-0, m.30: Piti.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Expulsó con roja directa al local Dani Benítez (m.79), por una fuerte entrada a un rival, y por doble acumulación al visitante Amaya (m.92). También mostró cartulina amarilla a los granadinistas Nyom, Piti, Roberto y Riki y a los béticos Nono, Baptistao y N’Diaye. Además expulsó al delegado de campo del Granada CF y a un integrante del cuerpo técnico bético.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante unos dieciocho mil espectadores, casi un millar de ellos visitantes. Con una aforo aproximado del 78%, en una de las mejores entradas de la temporada.

Deja una respuesta