EL GRANADA CF CONFIRMA INVESTIGACIONES ANTE UNA PROBABLE RED DE ESPIONAJE.

EL CLUB ROJIBLANCO HA DENUNCIADO LA PRESENCIA DE CÁMARAS Y MICRÓFONOS OCULTOS EN DIFERENTES LUGARES DE LAS OFICINAS DE LA ENTIDAD Y LA CIUDAD DEPORTIVA.

El Granada CF ha confirmado hoy que se está produciendo “una investigación tanto interna como externa” tras la aparición en sus instalaciones de “determinados dispositivos”, cámaras y micrófonos ocultos, que le han llevado a denunciar ante la Policía Nacional ser víctima de una supuesta red de espionaje.

El club rojiblanco ha emitido hoy un comunicado para anunciar que “tras los hechos acontecidos durante las últimas semanas, se está procediendo a una investigación, tanto interna como externa, acerca de la aparición de determinados dispositivos hasta ahora desconocidos por la dirección de la entidad”.

Algunos de estos dispositivos, en concreto cámaras y micrófonos, fueron descubiertos por personal del propio club y estaban escondidos en los despachos de algunos dirigentes de la entidad, lo que llevó a sus responsables a denunciar los hechos ante la Policía Nacional.

El Granada ha expresado su “máxima confianza en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que están llevando a cabo dicha investigación” y ha pedido “el máximo respeto en aras de la confidencialidad y con el propósito de no enturbiar dicho proceso”.

Por este motivo el club ha anunciado en este comunicado que desde la entidad “no se harán declaraciones al respecto sobre este asunto hasta que los hechos queden esclarecidos”.

La aparición de las cámaras y de los micrófonos en dependencias del estadio y de la ciudad deportiva ha provocado el despido en los últimos días de varios empleados del Granada, según informó hoy la prensa local.

Trabajadores con responsabilidad en la entidad vinculados a las áreas de informática y de seguridad han sido despedidos tras el descubrimiento de esta supuesta red de espionaje, que está siendo investigada en los últimos días por la Policía Nacional.

Estos hechos se producen poco más de nueve meses después de que la Policía Nacional registrase las oficinas del club en el marco de la denominada Operación Líbero, en la que fue detenido el expresidente del Granada Quique Pina por delitos de blanqueo de capitales, insolvencia punible y contra la Hacienda Pública.

Deja una respuesta