DIEGO MAINZ: “NO NECESITAMOS QUE NOS INCENTIVE NADIE PARA JUGAR AL FÚTBOL”.

EL CENTRAL MADRILEÑO ASEGURA ESTAR CANSADO DE TODOS LOS RUMORES EN TORNO AL EQUIPO EN ESTA ÚLTIMA JORNADA. SE MOSTRÓ MUY FELIZ DE SU PERMANENCIA EN EL GRANADA. UNA LESIÓN LE IMPEDIRÁ ESTAR EN EL CÉSPED EL SÁBADO.

El capitán del Granada, Diego Mainz, dijo este jueves a EFE que le cansa tanto rumor de que su equipo actuará primado el sábado ante el Barcelona porque no necesitan que “nadie” les incentive para “jugar al fútbol” y sólo desean “hacer el trabajo bien” en la despedida de la temporada ante su afición.

Mainz, que el sábado pondrá fin a siete temporadas como futbolista del Granada, reconoció que será un encuentro en el que van a ser “jueces de la Liga” y que, por esa razón, van a estar en el “ojo de todo el mundo”, aunque precisó que ellos se lo toman como “un partido más, un choque como cualquier otro”.

“Cansa un poco todo lo que se dice, los rumores, la mucha repercusión que se le da. Vamos a jugar un partido bonito, que a todos nos gusta jugar, y ya está, hay que darle la importancia que tiene”, añadió.

Mainz indicó que los granadinos no necesitan que nadie les incentive para jugar al fútbol porque son profesionales y, “si estás jugando contra el Barcelona, uno de los mejores equipos del mundo, más incentivo que ese no puede haber”, sentenció el capitán rojiblanco.

“Estás jugando contra un grande, sabes que te va a ver mucha gente. Vamos a salir a ganar por nosotros, jugamos en casa, es el último partido ante nuestra afición y queremos dar buena imagen y acabar todos contentos”, agregó.

Mainz también repasó sus siete temporadas en el Granada, que calificó como la etapa “más bonita” y en la que más ha disfrutado como futbolista porque “no está al alcance de mucha gente poder disfrutar de dos ascensos y poder llevar a una ciudad de Segunda B a Primera”.

“Nunca olvidaré mi fichaje por el Granada, mi primer día de entrenamiento ni todo lo conseguido en estos siete años, han sido momentos muy importantes y lo mejor es que al final de cada temporada se cumplía el objetivo marcado al inicio, lo que es un síntoma de que se han hecho las cosas bien”, explicó el central madrileño, de 33 años.

Atrás deja 170 partidos con el Granada, casi un centenar de ellos en Primera División, una quincena de goles y multitud de recuerdos para siempre, aunque ningunos tan inolvidables como los de los dos ascensos conseguidos con el club andaluz.

“Las imágenes que siempre me vienen primero a la cabeza son cuando acaban los partidos de Elche y Alcorcón y me abrazo con Rubén Párraga, que en los dos partidos de los ascensos era el que tenía al lado”, rememoró el futbolista.

Mainz, que acaba contrato el 30 de junio y no será renovado, no se podrá despedir de la afición rojiblanca en el césped del Nuevo Los Cármenes debido a que unos problemas de rodilla le mantienen desde hace varias semanas de baja, aunque él no cree que su ciclo en el club deba terminar y si por él fuera, seguiría.

“Si por mí fuera, no me iba. Estoy fenomenal, me siento querido, me gustaría seguir consiguiendo cosas y jugando aquí, pero son cosas que pasan en el fútbol. Si por mí fuera, no acabaría ni ahora ni nunca mi etapa aquí”, reconoció.

En su despedida, el jugador también quiso tener unas palabras para una ciudad “muy volcada con el fútbol” y para una afición “espectacular” que le sorprendió cuando llegó por “cómo respaldaba a un equipo que estaba en Segunda B”.

Fuente: Agencia EFE.

Deja una respuesta