CEBE “KHAN” PUEDE CON TODO.

EN UN DUELO PARA CORAZONES DE HIERRO, UN TRIPLE DE SAMB NOS LLEVÓ A LA PRÓRROGA Y UNA CANASTA DE COEGO A LA GLORIA. HASTA SEIS JUGADORES DEL CEBE SUPERARON LA DECENA DE PUNTOS.

En verano los parques de atracciones son reclamo para miles de visitantes, ya sea Port Aventura, Terra Mítica, Parque Warner, Isla Mágica, y sus espectaculares atracciones que sin duda hacen a mas de uno subir la tensión, y un cierto congojo ante tanta velocidad, pero en las cuales, y tras terminar, siempre hay un…¡repetimos!, como con las natillas.

Con la lluvia y el frió esos parques ven disminuir sus visitantes, que esperan ilusionados la nueva temporada veraniega, para volver a sentir eso gusanillo en el estomago, pues para todos ellos, ¡Buenas Noticias!

Ya tenemos en Granada, no un parque, pero algo parecido y sobre un parquet, en el Palacio de los Deportes de Granada cada vez que juega el CB Granada, y es que las sensaciones que provoca el equipo de Curro Segura a su afición son lo mas parecido a montarse en el Dragón Khan, subidas y bajadas, todo a gran velocidad, donde cuando quieres que se detenga, siempre tiene un poco más, y que cuando termina, y mientras las pupilas vuelven a su sitio, piensa, pufff, que pasada.

Eso mismo se vivió ayer en el Palacio, alternativas en el marcador, final agónico que elevo la adrenalina, y otra vez un extra que ya fue para corazones intrépidos.  Con los cinturones abrochados, el publico del Palacio estaba dispuesto a ver el duelo frente al líder de la Adecco Oro, con ese gusanillo de saber que pasaría, ya que el CEBE es capaz de todo.

Durante la primera mitad, y mientras el partido iba cogiendo velocidad, tuvimos un primer cuarto muy fértil, con Jesús Fernández asumiendo su rol, y ayudando al equipo, hasta que dos triples de Lovi Rost y una canasta posterior dejaron el marcador del primer cuarto 22-24. Parece que la atracción de hoy no iba a ser muy dura. Especialmente cuando al principio del segundo cuarto, el marcador se fue hasta un +7 para los tinerfeños. Apareció en escena Francis Sánchez, y una buena rotación de banquillo para mantener el alto nivel defensivo requerido por el rival, y zanjar la lucha en un 45-39 al descanso, máxima diferencia.

La segunda mitad, oferto un tercer cuarto equilibrado, donde el Iberostar fue poco a poco recortando la diferencia, hasta ponerse por delante 51-53.Con un Donaldson imponente que hacia inútil el trabajo en el juego interior nazarí. A pesar de todo, el CEBE termino el tercer cuarto con dos puntos arriba 62-60.

La atracción había entrado ya en lo que nuestro gusanillo indicaba como ultimo latigazo,  y empezó con el CEBE, enchufado y un 67-60, muy esperanzador, pero la diferencia se fue reduciendo hasta quedar en nada con un triple de Sabat, 71-72, y a falta de 24”, palmeo de Donaldson, y 73-76, y ultima posesión para CEBE, a estas alturas algunos se salían ya del asiento, otros iban con los ojos cerrados, y mas de una bufanda estaba a punto de ser engullida, cuando Samb, de manera inverosímil, ejecuto el milagro, y con un triple empato el partido 76-76.

Parecía el final pero no lo era, esta atracción nos guardaba un ultimo suspiro, otros minutos extras, que ya fueron el no va mas, entre eliminados y una técnica a Curro Segura, los tinerfeños se fueron a un complicado 78-84, pero dos triples de Hernández y Guerra, equilibraron el partido, 86-86. Nos fuimos a la línea de tiro libre y Francis y Fernández solo consiguieron uno de los dos lanzamientos, que fuero borrados de un plumazo con un triple de Heras (88-89). Pero cuando la cena estaba a punto de volverse indigesta, y una canasta de Coego a tabla, puso el 90-89 final, que llego con un triple mal ejecutado por Guillen que propicio la alegría del respetable, que cuando soltó los cinturones, se puso en pie y aplaudió al equipo, se miraron y si lo dijeron, el próximo repetimos.

El análisis estadístico deja, hasta seis jugadores del CEBE por encima de los diez puntos, destacando Francis Sánchez con 16 puntos y Jesús Fernández con 15, que con 21 de valoración fue el mejor valorado de los nazaríes. Mientras que el Iberostar, se fundamento en su quinteto, donde destacó por encima de todos Donaldson, con 29 puntos y 48 de valoración, pero no fueron suficientes ante, el trabajo de garra y coraje de los chicos de Curro Segura.

Deja una respuesta