UNAS VACACIONES ANTES DE LA TORMENTA.

El Granada está aprovechando el parón de selecciones para darle descanso a sus jugadores justo antes de la decisiva recta final de la temporada. 

Con el duelo ante el Villarreal del sábado 3 de abril en el horizonte, la plantilla del conjunto nazarí está disfrutando de cuatro días libres facilitados por Diego Martínez antes de regresar a los entrenamientos el lunes por la tarde.

El cuadro andaluz se ejercitó este jueves por la mañana por última vez en la semana entre risas y buen ambiente, y guardó las botas hasta la próxima semana.

En el horizonte un final de temporada muy exigente para el ya castigado equipo rojiblanco, aunque sin duda, los reto s deportivos que tiene por delante son tan bonitos que seguramente el cansancio pasará a un según plano para los miembros de la plantilla.