MÁS DE 300 CORREDORES EN AL SAN SILVESTRE SOLIDARIA DE ÍLLORA.

A PESAR DE SU TRASLADO LA PRUEBA QUE COMBINA DEPORTE Y CULTURA HA SERVIDO PARA AYUDAR A LA RESTAURACIÓN DE LA IGLESIA DE LA ENCARNACIÓN, JOYA DEL RENACIMIENTO EN LA PROVINCIA GRANADINA.

La segunda edición de la San Silvestre Solidaria, que por primera vez se trasladaba hasta la localidad de Íllora, ha concentrado a 325 atletas inscritos, además de casi un centenar más que han participado fuera de competición, en una prueba que combina “deporte y cultura”, como así destacaba el diputado delegado de Deportes, Francisco Rodríguez. Los fondos recaudados en la carrera serán destinados a la restauración de la iglesia de la Encarnación, una de las “joyas renacentistas de la provincia”, localizada en el municipio ilurquense.

Organizada por el área de Deportes de la Diputación Provincial, con la colaboración de la Plataforma Pro-restauración de la Iglesia de la Encarnación y el Ayuntamiento de Íllora, la prueba discurría por un recorrido de 5 kilómetros para adultos, además de los de 600 metros, 1.200 metros y 2.500 metros para chavales de 5 a 8 años, 9 a 12 años, y 13 a 17 años, respectivamente, partiendo desde la plaza de San Sebastián de Íllora como punto de partida. “Es una distancia media, como así nos proponen los atletas que están habitualmente participando en todo el programa deportivo de la Diputación”, ha señalado el diputado de Deportes.

Todos los atletas participantes han recibido una medalla, junto con una camiseta conmemorativa, y se han entregado premios a aquellos corredores que acudieron a la cita deportiva ataviados con un disfraz, principal atractivo de la carrera San Silvestre, que arrancaba el 31 de diciembre de 2011 con su primera edición en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de la Diputación en Armilla. El diputado delegado de Deportes ha agradecido el apoyo prestado por los voluntarios y miembros de Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil y Servicios Sanitarios, tanto en las zonas de avituallamiento, como en las zonas de llegada a meta.

“Esta prueba une deporte y cultura sin descuidar el carácter solidario como es recoger fondos para restaurar la iglesia de la Encarnación”, ha señalado Francisco Rodríguez quien ha hecho referencia a que el monumento está catalogado como Bien de Interés Cultural desde 1980. “Después del éxito cosechado el año pasado, pensamos que teníamos que seguir apostando por esta prueba y, por qué no, llevarla hasta otros rincones de la provincia”, ha destacado Francisco Rodríguez que ha agradecido a la diputada delegada de Centros Sociales y Nuevas Tecnologías, Rosa Fuentes, su trabajo por el Poniente, la zona de la provincia a la que representa en el equipo de Gobierno de la Diputación, proponiendo la realización de esta prueba en Íllora, municipio de la que además es concejala, en colaboración con la Plataforma Pro-restauración de la Iglesia de la Encarnación.

La carrera, según ha explicado la diputada provincial Rosa Fuentes, un triple objetivo ya que aúna solidaridad “a través del deporte y en un ambiente eminentemente festivo como son las fechas de Navidad”, además de dar a conocer el patrimonio artístico de Íllora y concienciar acerca de la situación de la iglesia de la Encarnación y, por último, recaudar fondos para su restauración.

La iglesia se levantó sobre terreno probablemente ocupado por una mezquita primero y por una iglesia mudéjar después, que coexistiría con la actual hasta 1754. Las obras se iniciaron en 1541 con las trazas de la capilla mayor y la torre, a cargo de Diego de Siloé. Las obras de la nave corrieron a cargo de Juan de Maeda, continuadas hasta mediados del siglo XVIII, con trabajos en la bóveda de las naves y el coro.

“Es el hito cultural e histórico de nuestro pueblo que se encuentra en un estado lamentable, que se nos cae”, ha reseñado Rosa Fuentes quien ha aseverado que “teníamos que arrancar por medio de la plataforma con alguna actividad que tuviera eco en la sociedad para que se movilizaran los recursos tanto personales como de las instituciones”.

Se trata de cuidar, pese a la difícil situación económica, de monumentos como la iglesia de la Encarnación que “hay que legar a nuestros descendientes como nos lo han legado a nosotros las generaciones anteriores”. Fuentes ha agradecido a la plataforma su labor que ha conseguido “aunar los esfuerzos de todas las personas del municipio de Íllora” incluidos los políticos “para que nos pongamos manos a la obra y trabajemos unidos en la protección del patrimonio”.

 

Deja una respuesta