LA SAGA DE LOS NEVA, CUATRO GENERACIONES, CIEN AÑOS DE DEPORTISTAS DE EL PUERTO DE SANTA MARÍA.

ORIGENES DE CARLOS NEVA, LATERAL IZQUIERDO DEL GRANADA CF, QUE ESTA TRIUNFANDO EN LA PRIMERA DIVISIÓN ESPAÑOLA.

El 27 de agosto de 1926 en la calle Mesón Duque del Barrio Alto de Sanlúcar de Barrameda, nace Juan Manuel Neva García. Con cuatro años, sus padres se trasladan a El Puerto de Santa María, ciudad que pasó a ser su localidad de adopción hasta hoy. Ese año de 1926, en España se produce el Golpe de Estado militar fallido contra la Dictadura de Primo de Rivera, popularmente conocido como “Sanjuanada” por el desastre organizativo y de apoyos que tuvo y que estaba previsto para el 24 de junio, día de San Juan. Curiosamente este pasó a ser el día de su onomástica. A nivel local, 1926 fue el último de un periodo que empezó en 1923 durante el cual en El Puerto de Santa María, la mayor causa de mortalidad la produjo la tuberculosis, que llegó a producir un total de 217 defunciones y un importante debate médico, al superar con creces el porcentaje de mortalidad específica, llegando a la consideración de epidemia.

     En 1954 se casa con Antonia Delgado Salas con la que tiene seis hijos: Juan Carlos, Santiago, Francisco Javier, María Antonia, Macarena y Jesús.

     Juan, desde niño, siempre había mostrado una gran pasión por el deporte. 1942, “malos tiempos para la lírica”, años de postguerra, de hambre, frío y penurias en los que sobrevivir era lo prioritario. Sin embargo, a pesar de ello, se dedicó a practicar deporte y se inscribe en el Español C.F. Tercer equipo de fútbol de la ciudad, junto con la Gimnástica y el Racing Club Portuense. Jugaban en un rectángulo de tierra, arena y barro delimitado por “estachas” de los barcos de pesca y cercano a la playa de La Puntilla al que llamaban ‘campo de fútbol’. En ocasiones entrenaban y jugaban partidos no oficiales entre amigos en la Plaza de Toros. Con el Español C.F. recorrió casi todos los pueblos de la provincia de Cádiz, dónde jugar un partido de fútbol era algo más que eso y en el que la integridad física de jugadores, como el caso de Juan que era un velocísimo extremo, estaba siempre al arbitrio de los bastones y palos del público que casi se metía en el terreno de juego. Paralelamente al fútbol sus otras dos grandes aficiones por el deporte eran el ciclismo y la gimnasia que practicó hasta durante muchos años después de casado.

     En octubre de 2019, el primogénito de su primogénito, Carlos Neva, debuta en Primera División de La Liga de Fútbol en las filas del Granada contra el todo poderoso F.C. Barcelona y en el que tuvo que vérselas con Messi, Griezmann y Carles Pérez.  La victoria del Granada y su gran actuación le valieron la confianza de Diego Martínez para hacerse con el puesto de lateral izquierdo. Justo un año después, en octubre de 2020, debuta en la Europa League, también con una magnífica actuación suya y del Granada ganando al PSV holandés por 1-2.

     Entre ambos momentos, en estos casi un siglo, la semilla de la pasión por el deporte de Juan Manuel ha trascendido en las generaciones que le han sucedido. Juan Carlos, Santiago, Francisco Javier y Jesús, la segunda; Macarena, Carlos, Belén, Juan y Álvaro, la tercera y Carla, de la cuarta, abarcan la práctica de manera oficial o como aficionados de un amplio abanico de disciplinas deportivas que han practicado y practican en la actualidad.

     Fútbol, ciclismo, atletismo, natación, caza, gimnasia rítmica, rugby, pesca submarina, pesca deportiva, equitación, motociclismo, escalada libre, alpinismo, montañismo, espeleología, barranquismo, orientación, senderismo, piragüismo, surf, tenis, tenis de mesa, pádel, baloncesto, balonmano, voleibol, esquí… son disciplinas de deporte practicada por esta saga de los Neva.

     Juan Carlos (Niky) fue jugador de rugby con el CRAP de El Puerto y con el Ciencias de Sevilla. Llegó a jugar en División de Honor y fue capitán durante muchos años de la Selección Andaluza y convocado en varias ocasiones por la Selección Española Sub-22 y absoluta. Santiago fue jugador de rugby en los comienzos del CRAP cuando practicar este deporte era de “locos”. Cuando lo dejó fue un magnífico arbitro nacional formando parte del trío en algunos partidos internacionales. Francisco Javier también fue jugador del CRAP y de la Selección Andaluza. Y Jesús fue un gran escolta del Club de Baloncesto Portuense.

     El fútbol, esquí, rugby y baloncesto son las principales disciplinas de la tercera generación. Y la pequeña Carla, con cinco añitos, ya empieza a hacer los primeros pinitos en todo lo que sus padres le ponen por delante.

     La saga de los Neva, cuatro generaciones, cien años de deportistas.