EL GRANADA PIERDE FUELLE Y SE ALEJA DEL SUEÑO EUROPEO.

LOS DE DIEGO MARTÍNEZ VUELVEN A CAER EN LOS CÁRMENES ANTE UN EIBAR MÁS NECESITADO Y QUE APROVECHO LA FALTA DE FONDO DE ARMARIO DE LOS ROJIBLANCOS. A PESAR DE TODO LOS GRANADINOS PUDIERON EMPATAR EN LA RECTA FINAL.

El Eibar dio un paso de gigante hacia la permanencia al vencer este domingo por 1-2 en el Estadio Nuevo Los Cármenes al Granada, que encadena cuatro partidos sin ganar y pierde fuelle en su pugna por alcanzar los puestos europeos.

Los tantos del argentino Pablo de Blasis y de Kike García permitieron al conjunto vasco ganar haciendo inútil el gol de Roberto Soldado para los locales y colocarse ya con nueve puntos sobre la zona de descenso.

El Granada comenzó el partido muy enchufado, mandando y buscando el gol por mediación de Germán Sánchez y Carlos Fernández, que no encontraron portería, y sobre todo del venezolano Darwin Machís, al que se anticipó Rober Correa cuando lo tenía todo de cara para marcar.

El Eibar respondió con un centro chut del japonés Takashi Inui, que casi sorprende en un centro chut a Aarón Escandell, sustituto del lesionado meta portugués Rui Silva, poco antes de que De Blasis marcara el 0-1 en el minuto 16.

El tanto visitante nació en una falta de entendimiento entre Germán y el venezolano Yangel Herrera que aprovechó Kike García para asistir al argentino, que superó a Aarón en el mano a mano picándole el balón con mucha clase por arriba.

El gol cambió la decoración del choque, ya que el Eibar pasó a dominar guiado durante todo el partido por el chileno Fabián Orellana, brillante en su regreso al Nuevo Los Cármenes, y hasta pudo aumentar su ventaja en varias ocasiones, sobre todo en otra de De Blasis ante un acertado Aarón.

El Granada era incapaz de superar la presión de los vascos y tenía muchos problemas para llegar a las inmediaciones del serbio Marko Dmitrovic, que en el primer tiempo sólo tuvo que intervenir tras un cabezazo lejano y flojo de Jesús Vallejo.

El equipo local salió a por todas tras el descanso y Soldado, que había reemplazado en el intermedio al camerunés Yan Eteki, empató con un buen cabezazo, tras un medido centro de Antonio Puertas, en su primera intervención.

El Eibar reaccionó bien y sólo unos minutos después Kike García perdonó el gol al rematar mal cuando estaba en franca posición tras otra gran acción de Orellana.

La fatiga, el calor y la verticalidad en los ataques de ambos equipos provocó que el partido se abriera mucho en la última media hora, con bastante separación en las líneas de los dos conjuntos y llegadas a las dos áreas.

Dmitrovic tuvo que intervenir ante un cabezazo de Antonio Puertas y un fuerte tiro de Fede Vico, pero el que marcó el 1-2 fue el Eibar tras la enésima aparición de Orellana para servir el gol a un Kike García que esta vez no perdonó desde el punto de penalti.

Los locales se volcaron en los últimos minutos en busca, al menos del empate, lo que provocó que el Eibar pudiera sentenciar el duelo a la contra en una clara ocasión de De Blasis, que no pudo superar a Aarón.

El Granada, ya en el tiempo añadido, tuvo el empate en las botas de Carlos Fernández, que se topó en dos acciones diferentes con Dmitrovic, y en la cabeza de Yangel Herrera, que mandó el balón fuera.

FICHA TÉCNICA:

1.-Granada CF: Aarón; Víctor Díaz, Germán, Vallejo, Neva (Gil Dias, 73′); Yan Eteki (Soldado, 46′), Yangel Herrera; Puertas (Antoñín, 82′), Fede Vico, Machís; Carlos Fernández.

2.-Eibar: Dmitrovic; Róber Correa, Burgos, Bigas, Rafa Soares (Cote, 65′); Pape Diop, Sergio Álvarez; De Blasis, Orellana (Charles, 76′), Inui (Cristóforo, 65′); Kike García (Edu Expósito, 87′).

Goles 0-1 M.16 De Blasis. 1-1 M.48 Soldado. 1-2 M.69 Kike García.

Árbitro Del Cerro Grande (madrileño). TA: Germán (95′).

Incidencias Nuevo Los Cármenes. A puerta cerrada.