AT. SANLUQUEÑO 2-1 GRANADA CF «B». SIEMPRE EN INFERIORIDAD.

EL CONJUNTO DE JOSEBA AGUADO VIO TRUNCADA SU RACHA DE VICTORIAS, EN EL PALMAR DE SANLÚCAR DE BARRAMEDA, ESPECIALMENTE POR UNA DISCUTIDA LABOR ARBITRAL. TRAS EL GOL INICIAL DEL MOTRILEÑO NICO, TRES EXPULSIONES, UN PENALTI Y UN PORTERO-DELANTERO, PROVOCAN LA DERROTA DE LOS GRANADINOS EN LOS ÚLTIMOS 10′ DE PARTIDO.

No pudo ser, a veces uno no puede controlar el destino de la vida, ni el capricho de los que pululan sobre ellas, que a veces en sus decisiones pueden o no perjudicarte, ya no solo a nivel personal sino también profesional, y ciertamente ayer, la labor del trencilla de turno, el colegiado castellano-manchego, Escudero Marín, fue desastrosa para los intereses del filial.

El colegiado decidió nada mas superar el cuarto de hora de partido, a los cachorros rojiblancos, ayer de azul y negro, dejarlos con diez jugadores sobre el terreno de juego, al expulsar por cartulina roja directa al joven Marcelo, por agarrar a un contrario, circunstancia poco discutible, no tanto el color de la cartulina por otros condicionantes que presentaba la jugada.

Esta acción cambio por completo el partido, ya que los granadinos, se habían conseguido adelantar en el marcador por medio del jugador motrileño, Nico, que sigue creciendo como futbolista en el club rojiblanco. El tanto llegaría a los nueve minutos de partido, cuando el habilidoso jugador, aprovecho un rechazó del portero a disparo de Álvaro, para establecer un alentador 0-1.

Pero tras la expulsión, el objetivo de los de Joseba Aguado, lejos de buscar el descaro de la juventud, consistía en hacer, una jornada más, un ejercicio defensivo sublime para conservar la ventaja en el marcador, como ya le ocurriera la semana pasada en casa ante La Balona, donde el esfuerzo fue máximo.

Pero este grupo de jóvenes, además de buenos futbolistas, tienen carácter y salen a ganar el partido, fruto de esa insistencia, el conjunto de Aguado, gozó de un par de acciones para conseguir aumentar la ventaja, siempre manteniendo un rigidez defensiva, propia de un equipo veterano.

Pero si uno termina regalando ocasiones y juego, hay otros predispuestos a conseguir cazar beneficio al esfuerzo, aunque sea con cierto beneplácito, algo poco usual, pero si con la ayudita de un colegiado, que perdió por momentos el control del juego y amonestó a los granadinos con dureza.

Por unas indicaciones del arbitro asistente, también envió a los vestuarios antes de tiempo al chileno Darwin Machis, que aunque estaba sentado en el banquillo, terminaría afectando mucho a los posibles cambios del partido.

Tras el descanso, llegó la segunda mitad, con algunos cambios difíciles y otros forzados por el resultado,el filial rojblancos realizó los tres cambios reglamentarios. El rival continuaba el asedio, pero preocupado por las contras visitantes.

Ya en la recta final, y cuando más cómodo iba quedando el equipo y mejor asentado, las dificultades para conseguir gol se hicieron mayores para los locales, y la seguridad atrás de Dimitrievski, cada vez se hacia mas insalvable para el conjunto local.

Pero aquí, llegó la gota que colmo el vaso de la resistencia visitante, al expulsar al colegiado al meta granadino Dimitrievski, por un dudoso derribo en el área rojiblanca, a falta de poco tiempo para el final.

Esta acción supuso la tarjeta roja y la expulsión del guardamenta cuando ya los tres cambios se habían realizado. Con un portero provisional, el delantero Titi,  poco pudo hacer ya el equipo, al transformar el penalti el veterano Mendoza a diez minutos del final. Ni siquiera el alto grado de competitividad puedo hacer que el filial disfrutara de los instantes finales, y por mediación de Salvi, los locales colocaron el marcador final y definitivo de 2-1, a favor de sus intereses.

Fatau, vio como en tiempo de descuento un defensor local, sacaba de la misma línea de gol un remate suyo que hubiese concluido en el gol empate. Al final derrota, que rompe al buena racha de resultados, y una duda, ¿ por qué los árbitros respetan tan poco al filial rojiblanco?, es difícil, que pueda concluir un encuentro con once jugadores sobre el campo.

FICHA TÉCNICA:

Atlético Sanluqueño: Ramón, Bellingi (Chakir, min. 60), Jesus, Dani, Polaco, Diego (Miguel Muñiz, min. 46), Salvi, Chico, Carlos, Oscar, Villafañe (Rober, min. 46)

Granada CF ‘B’: Dimitrievski, Álex Carmona, Morante, Marcelo, Luis Lozano, Adolfo, Fatau, Nico (Bravo, min. 75), Álvaro, Sergio Martín (Marfil, mi. 65), Cuero (Titi, min. 63)

Árbitro: Ricardo Escudero Marin (Colegio castellano-manchego). Expulsó por roja directa a Marcelo (min. 16), a Darwin Machís [banquillo (min. 31)], y por doble amonestación a Dimitrievski (min. 79). Mostró cartulina amarilla a Wilson Cuero (min. 34), Carlos Fernández (min. 69), y Chico (min. 71)

Goles: 0-1, Nico (min. 9); 1-1-, Mendoza [p] (min. 81); 2-1, Salvi (min. 87)

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada del Grupo IV de la Segunda División ‘B’, disputado en el Estadio Municipal de El Palmar de Sanlúcar de Barrameda.

Deja una respuesta