ALCARAZ: » AL FINAL SE HA IMPUESTO EL EQUIPO QUE HA SIDO MEJOR».

ALCARAZ SE MOSTRÓ FELIZ TRAS EL PARTIDO PERO CAUTO EN CUANTO A LAS ASPIRACIONES DEL EQUIPO QUE SE COLOCA PROVISIONALMENTE OCTAVO EN LA CLASIFICACIÓN. SCHUSTER LAMENTÓ LA BAJADA DE BRAZOS DE SUS JUGADORES TRAS EL 2-1.

El entrenador del Granada CF, Lucas Alcaraz, ha pedido «disfrutar el momento» tras colocarse, provisionalmente, el equipo granadino entre los ocho primeros de la clasificación con la victoria lograda esta noche por 3-1 ante el Málaga CF en el Estadio Nuevo Los Cármenes.

El técnico ha dicho en la sala de prensa que el Granada «trabajó el partido», tras una «fase inicial con las fuerzas igualadas» y un final del primer tiempo en el que los suyos tuvieron «ocasiones claras».

«El partido se ha madurado muy bien y al final se ha impuesto el equipo que ha sido mejor», ha añadido Alcaraz, quien ha destacado que los suyos tienen que ser capaces de «jugar con muchos jugadores» porque «hay competencia solo cuando hay jugadores válidos».

El técnico del Granada ha afirmado que «hay que disfrutar el momento y estirar todos los argumentos objetivos que nos permiten estar ahí», al tiempo que ha manifestado que le produce «mucha satisfacción que la gente esté contenta».

«Mi ilusión es el siguiente entrenamiento y el siguiente partido; no miro la tabla, solo quiero que el equipo juegue bien, dé satisfacciones», ha dicho Alcaraz, que ha confesado que le da «mucho miedo hacer cuentas en el fútbol«, por lo que considera que ahora lo que hay que tener es «cautela, prudencia y trabajo».

Preguntado por la actuación del marroquí Youssef El Arabi, autor de los tres goles del Granada en el partido de hoy, Lucas Alcaraz ha manifestado que cuenta con «tres delanteros válidos para jugar arriba» y que trata de «buscar lo que le hace falta al equipo en cada momento».

SCHUSTER: » REACCIONAMOS AL PRIMER GOL, PERO LUEGO BAJAMOS LOS BRAZOS».

El entrenador del Málaga CF, el alemán Bernardo Schuster, ha dicho que su equipo supo «reaccionar» al primer gol del Granada pero que tras el segundo bajó «los brazos» en la derrota sufrida esta noche por 3-1 ante el equipo rojiblanco en el Estadio Nuevo Los Cármenes.

Schuster ha explicado en sala de prensa tras el encuentro que el Málaga estuvo «bastante tiempo a nuestra altura, controlando el partido y al rival, haciendo casi de todo e intentando crear peligro».

«Después ayudamos al rival a que levantara la cabeza, nos hacemos mucho daño y eso luego lo nota el equipo», ha añadido el técnico del Málaga.

«Supimos reaccionar a su primer gol, pero tras el segundo bajamos los brazos, perdimos la confianza, fue un golpe duro después de empatar», ha subrayado.

Schuster, que no vio falta de intensidad en los suyos, justificó la suplencia del brasileño Wellington en que «viene de una lesión y venía un poco cansado».

Sobre el hecho de que no agotara los tres cambios en el partido, el alemán dijo que «si meto a Duda con 3-1 no le hago ningún favor» aclarando que «había que guardar la ropa más que otra cosa».

 

 

Deja una respuesta