LOJA CD – UD ALZIRA. DOMINGO 21:00H.

EL CONJUNTO LOJEÑO ENTRENADO POR FUNES BUSCARÁ EL MEJOR RESULTADO POSIBLE ANTE LA UD ALZIRA SUBCAMPEÓN DEL GRUPO VALENCIANO DE CARA AL CHOQUE DE VUELTA. LA AFICIÓN LOCAL RESPALDARÁ AL EQUIPO, RECORDANDO EL ASCENSO DE HACE DOS TEMPORADAS.

El sueño de un posible y nuevo ascenso a 2ª División B arranca mañana domingo para el Loja Club Deportivo en el estadio Medina Lauxa (21.00 horas) con motivo del encuentro de ida de la primera eliminatoria, que ha emparejado a los lojeños con la Unión Deportiva Alzira, subcampeón del grupo valenciano de la Tercera División.

Club y afición quieren volver a vivir las sensaciones de hace dos años y la posibilidad de seguir disfrutando de la mejor etapa en su historia. Tres fases de ascenso en cuatro años -con una temporada en la categoría de bronce- es un motivo más que suficiente para despertar de nuevo la ilusión en una afición que ve cómo vuelve a soñar de nuevo con algo realmente histórico.

El entrenador del Loja se dirige a sus jugadores durante él último entrenamiento. Foto: El Corto Digital.

Así que el estadio Medina Lauxa volverá, una vez más, a vestir sus mejores galas y a ponerse guapo para la ocasión para recibir a su equipo y al subcampeón valenciano en un partido de ida en el que los lojeños aspiran a dar un paso importante hacia la segunda eliminatoria.

Para ello, no sólo el estadio se pondrá de etiqueta, sino que el equipo lojeño también tratará de lucir su mejor cara en un choque de máxima exigencia y para el que el entrenador del Loja, Juan Francisco Funes, pondrá sobre el césped los mejores ingredientes para satisfacer el paladar de sus seguidores.

El técnico del Loja, que ya ha anunciado durante la semana que no se debe cambiar algo que funciona, sacará su ‘once’ de gala para intentar dar el primer golpe en la eliminatoria. Por primera vez en muchas semanas tiene a todos sus jugadores disponibles, por lo que, salvo sorpresa, no debe haber dudas sobre el equipo que pondrá en liza mañana que, en condiciones normales, estará formado por Darío; Choco, Nino, Sillero, Seco; Álex Moreno, Álvaro Santos; Garrido, David Gámiz, Cazorla; Juanfran.

Funes, como es habitual cuando juega en casa, ha citado a todos sus jugadores, los 21 que tiene disponibles, por lo que será poco antes del comienzo del partido cuando decidirá la convocatoria de 16 jugadores para el partido.

Será un partido de contrastes y estilos, pues, si ambos equipos se ciñen a lo que han venido mostrando durante sus competiciones respectivas, se verán frente a frente un equipo que, fiel a su filosofía, tratará de tener el balón y mimarlo mediante su juego asociativo, y otro que buscará en el repliege, el orden, el rigor táctico y la salida al contragolpe, sus señas de identidad y sus opciones.

El Loja buscará desde el primer momento hacerse con la posesión, con David Gámiz como aglutinador de ese juego, junto a Álvaro Santos, Álex Moreno y Garrido y la movilidad de sus puntas. Eso sí, será fundamental tener paciencia para abrir una defensa que se ha mostrado fuerte en su competición, como demuestra que el Alzira haya sido el segundo equipo menos goleado en el grupo VI.

El gran momento y la facilidad de cara al gol de Juanfran y Cazorla debe poner el resto en un equipo que si, por algo ha destacado, es por la cantidad de recursos ofensivos que tiene y la capacidad para hacer gol. Además, no hay que olvidar tampoco, en ese capítulo de opciones, las subidas de Choco por la derecha. Sus arrancadas desde atrás y su entendimiento con Gámiz -entre ambos han construído muchos goles esta temporada- deben ser otra vía hacia el marco contrario.

En ataque, pues, parece que hay argumentos suficientes para pensar que los lojeños obligarán a su rival a tener que mantener una tremenda concentración y atención durante los noventa minutos.

En defensa, el equipo de Funes también tendrá que estar alerta. No perder balones que puedan provocar contragolpes del rival será fundamental, pues es sabido que uno de los mayores peligros del Alzira está en el contraataque. Los valencianos presionan bien y provocan muchas pérdidas del contrario y el Loja tendrá que estar atento a ello.

Otro aspecto a vigilar serán las acciones a balón parado, otra de las armas del equipo de Dani Ponz, que cuenta con muchos recursos y soluciones, pues tiene un poderío aéreo importante. Por supuesto, el Loja tendrá que estar muy atento también a las segundas jugadas.

No encajar ningún gol será clave para afrontar la vuelta dentro de una semana y daría muchas opciones, pues los lojeños han demostrado que pueden marcar en cualquier campo. En Alzira, además, tendrán un terreno de juego amplio para poder desplejar todo su fútbol y explotar su potencial ofensivo.

En cuanto al posible equipo que ponga en liza el técnico del Alzira, la principal duda parece que está en la punta del ataque, donde Fabassoou y David López podrían jugarse un puesto en el ‘once’. La posible alineación del equipo valenciano podría ser la formada por Vicente Flor; Óscar Prats, Joan Onrubia, Ballester, Rafa Gimeno; Valiente, Gabri; Adolfo, Clausi, Juanan o David López; Fabassou.

Dani Ponz ha viajado con sus 18 jugadores disponibles, por lo que tendrá que descartar a dos antes del partido, ya en el Medina Lauxa.

El encuentro será dirigido por el colegiado murciano Sergio López Fernández.

Por supuesto, el papel de la afición debe ser fundamental y tiene mucho que decir en la eliminatoria. La ilusión y el ánimo de los seguidores debe ser otro impulso para sus jugadores, que llegan a esta nueva cita con la historia posiblemente en el mejor momento tanto de juego, como físico y mental de la temporada.

El propio cuerpo técnico ha calificado la ocasión como «una fiesta y una oportunidad para seguir disfrutando». Para ello, el Loja ha vuelto a instalar gradas supletorias frente a la tribuna del estadio, como se ha hecho en fases de ascenso anteriores. Según el presidente, Antonio Guardeño, «independientemente de que se llene o no el estadio, queremos que haya aficionados en esa zona, puesto que estarán más cerca de nuestros jugadores, que, de esta forma, podrán sentir mucho mejor el aliento de los aficionados».

Pase lo que pase en este primer partido y en la eliminatoria, hay una cosa que está clara: los lojeños ya han vuelto a hacer historia y ahora la ilusión está puesta en seguir prolongándola.

Fuente: Paco Castillo (El Corto digital).

Deja una respuesta