VICTORIA SIN BRILLO DE LOS LIONS ANTE BARBARIANS, 15-0.

El partido del pasado domingo que enfrentaba a Lions y Barbarians se saldó con la segunda victoria en tantos otros partidos para los leones. Lo mejor del partido, sin duda, fue sumar la victoria, más que la forma en la que se consiguió, pues esta fue bastante gris, como el cielo plomizo que había sobre la Ciudad Deportiva de Maracena.

El principio del partido fue bastante favorable a los locales, pues su ofensiva conseguía funcionar (a pesar de varias faltas que les hicieron retroceder varias yardas), y la defensa no parecía sufrir en demasía. Así pues, mediado el primer cuarto un pase del incombustible capitán #83 Jose Carlos (de Fertinova) “Carranza” al joven #15 Migue Hurtado terminaba con este en la endzone almeriense, y subía los primeros 6 puntos al marcador. El habitual kicker #28 Alberto Zambrano “Tachín” anotaba el 7-0. Y cuando ya se acercaba el final del primer cuarto, una buena carrera del corredor italiano #20 Mattia “Bambino Saltarini” Silverio, ampliaba la ventaja hasta el 13-0. Esta vez Tachín no conseguía meter el oval entre palos. Este comienzo daba lugar a pensar que el marcador podría ser parecido a los de la temporada pasada (con ambas victorias por más de 35 puntos de diferencia), pero nada más lejos de la realidad. El segundo cuarto comenzó con un momento de tensión y preocupación por la lesión del ex-Barbarian y actual línea de Lions #99 Julio Pérez-Rubin, que tras ser atendido por los servicios médicos de Cruz Roja y la fisioterapeuta de nuestro equipo, María del Mar Rodríguez, pudo volver tras el descanso. Pero este parón no sentó nada bien sobre todo al ataque naranja. La ofensiva comenzó a cometer errores y a avanzar con más dificultad, y esto facilitó el trabajo a la defensa visitante, que dejaba los ataques de Lions bastante lejos de su endzone. El ritmo del partido se enfrió (no así la agresividad de los jugadores) y sin apenas nada reseñable se llegó al descanso.

Tras el descanso, hubo más de lo mismo: mucho contacto, faltas e imprecisiones, y poca producción ofensiva. Sí hubo intercambio de “highlights” defensivos por ambas escuadras, como un par de buenos sacks, que fueron celebrados vehementemente por ambos jugadores. En el último cuarto, y a la vista del desarrollo del partido, el cuerpo técnico granadino, liderado una temporada más por el tándem Ochoa-Chikipollo (Fco. Javier García-Álvaro Gutiérrez), prefirió mantener el control de la posesión y el reloj, y dejar que el partido fuera languideciendo. Un sack por parte de #90 Fran Beltrán “Teddy” a falta de minuto y medio para el final, era el broche a la gran actuación de la línea defensiva, y finiquitaba el marcador, y el partido, al poner el 15-0 definitivo y devolver la posesión a Lions, que solo tuvo que poner la bola en juego, y dejar que el reloj se consumiera.

Dos semanas por delante (si las circunstancias tan difíciles lo permiten) para poder mejorar muchas cosas necesarias si Lions quiere mantener pleno de victorias al llegar al ecuador de la temporada, donde Lions se enfrentará a otro viejo conocido, los Corsarios de Málaga.