Deprecated: Hook custom_css_loaded is deprecated since version jetpack-13.5! Use WordPress Custom CSS instead. Jetpack ya no admite CSS personalizado. Lee en la documentación de WordPress.org cómo aplicar estilos personalizados a tu sitio: https://wordpress.org/documentation/article/styles-overview/#applying-custom-css in /homepages/20/d369752357/htdocs/granadadeporte/wp-includes/functions.php on line 6078
VAL 1-0 GCF. MUSTAFI CIERRA UNA SEMANA NEGRA PARA LOS DE SANDOVAL. – Granada Deporte
FÚTBOLGranada CF

VAL 1-0 GCF. MUSTAFI CIERRA UNA SEMANA NEGRA PARA LOS DE SANDOVAL.

TRES DERROTAS EN SIETE DÍAS ES EL BALANCE DE LOS ROJIBLANCOS EN UNA SEMANA QUE TERMINÓ EN MESTALLA COMO EN EL BERNABÉU CON DERROTA POR LA MÍNIMA Y LA SENSACIÓN DE HABER RECIBIDO MENOS DE LO OFRECIDO. LA ACTITUD FUE BUENA PERO NO BASTA CON VER EL CAMINO HAY QUE ENCONTRAR LA PORTERÍA RIVAL.

[pullquote]

Ficha técnica:

1 – Valencia: Jaume Doménech, Joao Cancelo, Mustafi, Vezo, Orban, Feghouli, Enzo Pérez (Javi Fuego, m.75), Parejo, Bakkali (Piatti, m.61), Alcácer y Negredo (Rodrigo, m.88)

0 – Granada: Andrés, Miguel Lopes, Lombán, Doria, Biraghi, Krhim, Success (Thievy, m.59), Fran Rico, Javi Márquez (Uche, m.66), Rochina (Nico López, m.80) y El Arabi.

Gol: 1-0, m.27: Mustafi.

Árbitro: Clos Gómez (colegio aragonés). Amonestó por el Valencia a Enzo Pérez, Mustafi y Orban y por el Granada a Doria, Miguel Lopes y Uche.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de Liga disputado en el campo de Mestalla ante 40.000 espectadores.

[/pullquote]

Mestalla no fue el bálsamo que necesitaban los hombres de José Ramón Sandoval, que con la derrota de hoy merced a un gol del alemán Shkodran Mustafi en la primera parte, completan una semana negra, con tres derrotas ante Real Madrid, Real Sociedad y Valencia que unidas a la de Villareal, provocan que los rojiblancos no hayan sumando ningún punto en cuatro partidos y por tanto estén condenados a permanecer una jornada más en puestos de descenso.

El encuentro fue igualado con dos equipos que buscaron con ganas la portería local, con la única intención de romper los resultados desfavorables que les acompañaban en las últimas semanas, una pelea a golpes donde los rojiblancos tenían las de perder, el motivo más evidente la falta de contundencia arriba.

El cuadro de Sandoval es muy blando en ataque, no tiene pegada, y lo peor no parece tener unos movimientos ofensivos claros, ni tan siquiera cuando goza de algún contragolpe. La excesiva conducción de balón y la falta de desmarque, no origina momentos de superioridad con el rival en ningún momento. Además no hay nadie capaz de generar ese llamado ‘ultimo pase’ y quizá lo peor, si alguien se atreve, no hay a quien dárselo.

El equipo fue valiente, ocupó todo el campo con cierto criterio y un trivote formado por el René Krhin-Fran Rico y Javi Márquez, el esloveno volvió a ser un baluarte fundamental en el equipo, su trabajo y su pundonor son encomiables y hoy por hoy es la mejor noticia del equipo.

Atrás hubo reconsideración, y volvió la zaga del Bernabéu, ausente en Los Cármenes por circunstancias inexplicables, y la contención mejoró con Lombán, a pesar que Dória comenzó con un exceso de nerviosismo. Lopes y Biraghi en su línea mas que aceptable.

El problema llega arriba, Rochina hoy en banda derecha tuvo buena actuación a balón parado, y acompaño bien al centro del campo, pero lejos de los de arriba, tanto de Success, perdido muchos minutos y sustituido en su mejor momento y de El Arabi, que arrancó con protagonismo y recibiendo muchas faltas pero que se perdió alarmantemente en la segunda mitad.

Con todo, la primera mitad tuvo color rojiblanco, con una primera ocasión en una lanzamiento de falta en la que el balón colgado al área terminó en las manos de Jaume Doménech meta valencianista, tras una extraña caída de Dória cuando parecía que su remate podía ser certero.

Un par de lanzamientos más con peligro merodearon la portería valencianista en la primera media hora de partido, con un Valencia que apostó por los internacionales, Negredo y Alcácer de inicio que estuvieron bien vigilados por la defensa visitante.

Aunque el Granada dispuso de dos ocasiones cuando el partido mantenía la igualada inicial, poco antes de la media hora de juego un buen centro de Bakkali, desde la derecha, fue rematado de cabeza por Mustafi al fondo de la red del equipo granadino, en el único disparo entre los tres palos de los valencianistas en la primera mitad.

Para entonces, las aproximaciones del Valencia ya eran más frecuentes que al principio del choque, pero en la siguiente jugaba el Granada pudo empatar en un remate de El Arabi al larguero, tras un pase de Success, en una jugada similar a la del pasado sábado, pero el marroquí no golpeo muy bien la pelota que salió mordida hacia la meta de Doménech.

Se aproximó algo más el conjunto local a la meta de Andrés en el tramo final del primer periodo, pero la ocasión más clara de gol fue para el Granada. Una falta magistralmente lanzada por Rochina acabó con una espectacular parada del meta valencianista en la misma escuadra.

Así acabó un primer periodo en el que el Valencia quiso mandar pero no pudo, ante un Granada que además tuvo  mayores ocasiones de gol.

Al comienzo del segundo tiempo, el Valencia apretó en busca del gol que sentenciara el partido y se aproximó con más claridad a la meta del Granada, pero no dispuso de buenas ocasiones de gol, al tiempo que daba facilidades en defensa para la salida de Granada que creaba problemas en las acciones por la banda de Success, que parecía haber vuelto de la caseta mucho más activado, y en los balones parados de Rochina.

Pero curiosamente Sandoval, le dejó poco tiempo sobre el terreno de juego, y en sus mejores momentos dispuso el cambio del nigeriano por Thievy B. con intención de mejorar arriba, pero no fue así. A pesar de todo, el equipo granadino avanzó líneas en busca del empate y el partido se convirtió en un ir y venir de una portería a la otra, provocando más emoción por lo ajustado del resultado que buen fútbol de ambos equipos.

Tuvo el Valencia una muy clara en las botas de Alcácer pero una buena reacción Ándres evitó el tanto, el Granada no lo tenía claro. Márquez tocado, dejó su sitio al debutante Uche, y Rochina a Nico López. A esas alturas del partido las diferencias entre ambos equipos eran mínimas y cualquier acción podía ser determinante porque ningún equipo se mostraba claramente superior al rival.

En los últimos minutos, el acoso del Granada creció ante un Valencia sin fuerzas, que sufrió mucho para asegurar los tres puntos. Pero la candidez arriba de los rojiblanco fue más que patente y no encontró la manera de conseguir una igualada que se hubiese merecido. En el descuento un salto de El Arabí con Mustafi fue protestado por los jugadores rojiblancos primero por un posible empujón del autor del gol del partido y luego por una posible mano dentro del área, pero Clos Gómez no se complicó la vida.

Al final, alegría local y de su entrenador Nuno que salva de momento una situación peligrosa para él y su equipo y traslada la crisis de lleno para los rojiblancos de Sandoval que volvieron a ver el camino, pero no el del gol precisamente.

 

Deja una respuesta