TRIBUNA ALTA: «UN MIURA HERIDO EN SU ORGULLO», POR PABLO DOMÍNGUEZ

Granada Club de Fútbol.
Sección de análisis y opinión del Granada C.F. en Granada Deporte por Pablo Domínguez (@PabloDgzRg).

EN LA PREVIA DEL DUELO ANTE EL F.C. BARCELONA, NUESTRO COLUMNISTA PABLO DOMÍNGUEZ REALIZA UN ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN EN LA QUE SE ENCUENTRA EL EQUIPO DE CARA A ESTAS SEIS ÚLTIMAS JORNADAS QUE RESTAN EN EL CAMPEONATO DE LIGA.

El Granada se encuentra inmerso en la huída de la quema del descenso. Justamente ahora recibe a uno de los todopoderosos de esta edición del campeonato nacional de liga, el Fútbol Club Barcelona. Lejos de lo que algunos piensan, tal vez éste sea el peor momento para recibir en Los Cármenes a un equipo como los blaugranas. 

Cierto es que el Atlético de Madrid superó a los culés de cabo a rabo en toda la eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones, desdibujando a un equipo que no hace mucho fue campeón de todo con una generación imperial de la masía. Es verdad que el Barça en defensa sufre cuando se cruza con equipos de su talla y muy posiblemente éste sea el peor Barça de los últimos años. Hasta ahí todos de acuerdo.
 
Sin embargo, los del Tata están heridos en su orgullo y querrán redimirse del desastre europeo. Rinden visita a un conjunto que como local en el global del campeonato deja bastante que desear. Nuestro Granada no ha acostumbrado a brillar esta temporada en su feudo. Más bien al contrario.
 
A ello hay que sumar las tres derrotas consecutivas de los de Alcaraz con paupérrimas sensaciones. Dos duelos ante rivales directos, amén de la visita al Calderón, que dejan en situación de finales todos los encuentros que restan.
 
Cada derrota significará un paso hacia Segunda División, cada victoria es oxígeno hacia la permanencia. El margen de error de los nuestros es de tres puntos que pueden volar en cualquier jornada, incluso ésta misma por harto difícil que pueda resultar. Torres más altas han caído.
 
Obviamente habrá quien piense que el Granada – Barça de mañana puede verse en los mismos términos en positivo para los de Alcaraz. No le faltará razón. Ahora bien, hay que ser conscientes de que rivales así son tremendamente más peligrosos cuando están heridos en su orgullo. No hay cornada más letal que la de un miura que se revuelve inesperadamente.
 
Cabe recordar que el Granada juega ante la columna vertebral de la selección vigente campeona del mundo, nuestra «Roja». No debe existir confianza en base a la eliminación europea del Barcelona. Un cero a tres tras el partido no resultaría extraño. 
 
Con esto no quiero ser agorero. Confío plenamente en la salvación de los nuestros pero pienso que no será ésta la jornada en la que avancemos hacia este objetivo. El Barça sólo encadenó dos derrotas consecutivas en la misma semana de la presente temporada cuando rindió sendas visitas a Amsterdam (2-1) y Bilbao (1-0). Desde entonces se ha dejado pocos puntos y con cuentagotas.
 
Los de Alcaraz precisan realizar un partido perfecto. El referente más cercano lo tenemos en la derrota culé en Pucela. Dejar la puerta a cero sería un milagro. Más aún teniendo en cuenta que el Barça no acostumbra a realizar dos partidos consecutivos sin anotar, algo que el Atlético de Madrid logró.
 
Existen los milagros, ya lo vivimos ante el Real Madrid la temporada pasada. Pero no suelen ocurrir todos los años. Soñar es gratis, sí. De la épica a lo común y corriente hay un trecho importante que cubrir. Sería bonito ser juez de la liga, sobretodo cuando valdría como paso de gigante hacia la permanencia.
 
Dicho esto, veamos cuáles son los duelos en estas seis jornadas que restan de aquí a la conclusión del campeonato para todos los equipos implicados en la zona baja.

Últimas seis jornadas 13/14.
Últimas seis jornadas del Campeonato Nacional de Liga en lo referente a la pugna por la permanencia en Primera División. Temporada 2013/2014.

En todas las jornadas hay algún duelo directo entre clubes que aún están a uno o dos partidos al menos de los cuarenta puntos que darían virtualmente la permanencia. Permanencia, que seguramente acabe requiriendo menos puntos que estos estimados.

Es el momento en el que el miedo a perder hace mejores a todos los implicados en el descenso. El Granada tiene un duro calendario y necesita al menos dos victorias para respirar con cierta tranquilidad. ¿Nos llevaremos un susto importante habiendo estado casi toda la temporada fuera de peligro?

Deja una respuesta