TRIBUNA ALTA: “EL CRÉDITO SE AGOTA”, POR PABLO DOMÍNGUEZ.

Granada Club de Fútbol.
Sección de análisis y opinión del Granada C.F. en Granada Deporte por Pablo Domínguez, (@PabloDgzRg).

Dicen los sabios que el tiempo sabe colocar cada cosa en el lugar que le corresponde. Pasan las semanas y el Granada pierde posiciones en el campeonato. Lógico por una parte pero evidente por otra, dada la imagen ofrecida las últimas jornadas. Se sacó un empate de Vigo: positivo por un lado, ramplón en la forma de consecución por otro. El juego no termina de ser del todo convincente. El concepto de replegar líneas para recuperar el balón y simplemente salir a correr hacia la portería contraria es tan básico como primitivo. El fútbol moderno se basa en multitud de conceptos que el sistema ha de acoger. Qué hacer con balón y sin él, en juego y a balón parado. El tiempo para hacer pruebas ha concluido.

Caparrós no tiene que convencer a la afición de la grandeza de puntuar en Primera División. No en vano el club ha pasado de la más absoluta miseria a pugnar por una plaza entre los veinte que militan en la mejor liga del mundo. Él sabe vender primorosamente cada paso hacia adelante. A la conclusión del choque en Balaídos a lo primero que aludió fue a la victoria de los gallegos en el Camp Nou. No era necesario; conocemos el buen fútbol del Celta. Además, de cien partidos en el Camp Nou se gana, con suerte, uno.

Lo curioso del caso es que lo flagrante no son los resultados, pues el Granada está fuera de puestos de descenso, sino la imagen sin norte ni soporte. El equipo cuenta en sus filas con el talento necesario para ofrecer más. Estamos a la espera de ver, al menos por una vez, a Rochina, Javi Márquez y Fran Rico juntos desde el inicio. Han sido el motor del conjunto nazarí en sus mejores momentos. Cuando han coincidido sobre el tapete las sensaciones han sido notablemente positivas. Mejores.

En el mercado estival se entendió que Pina quería dotar al Granada de otro empaque, más calidad y gol: lo necesario para cualquier equipo que desee realizar una buena temporada en la élite. Asimismo, se trajo a un técnico del que se presumía que dotaría de un carácter incómodo indistintamente del rival que estuviera enfrente. Así, efectivamente, se inició la liga. El equipo rojiblanco se erigió como una roca entre sus rivales merced a un trabajo solidario, buenas ayudas, una idea de juego de ir a buscar la meta rival y cohesión del bloque. Todo lo que no se termina de percibir en estos momentos.

Es necesaria una victoria, sí. Pero lo es todavía más ofrecer una imagen que aliente a su hinchada. No se trata de hacer el fútbol del Barça ni del Madrid. Se trata de que se vean ideas y ganas de atacar, se gane o se pierda. Hace tiempo que Los Cármenes no anima como hace no más de dos años. Todo porque su equipo no fabrica emociones.

El choque ante el Almería ha cobrado tintes de final, sin serlo necesariamente. No ganar, y no digamos perder, colmaría la paciencia de una parte importante del granadinismo. Este partido es el primer gran examen de la temporada. Tras sumar tan sólo cuatro de los quince puntos disputados en casa, únicamente vale ganar ante un rival directo por la permanencia. Caparrós no cambia el discurso, por lo que es de esperar que no cambie el juego ni la imagen. ¿Cambiará al menos el resultado? El crédito se agota.

Pablo Domínguez

Periodismo en UDIMA. Marketing Digital. Desarrollo Web. SEO. Community Management. WebMaster @Full_Basket_. Responsable de Marketing de @FSWeb2008. Responsable del Área de Comunicación Peligros Fútbol Sala. pablodominguez.es

Deja una respuesta