TRIBUNA ALTA: “CORAZÓN NAZARÍ” POR PABLO DOMÍNGUEZ.

PABLO DOMÍGUEZ NOS OBSEQUIA EN LA PREVIA DEL CHOQUE FRENTE AL ELCHE CF CON UNA NUEVA Y EXCELENTE COLUMNA DE OPINIÓN.

CORAZÓN NAZARÍ

Granada engalanada de rojiblanco horizontal, vela armas para volver a lucir en todo su esplendor su magia y embrujo en el choque ante el Elche. Durante toda la semana se lleva respirando el intenso ambiente de fútbol propio de las grandes citas. Es el aroma ante un partido distinto; y es que Los Cármenes quiere brillar.

Desde Quique Pina a la cabeza pasando por todos los estamentos del club hasta la propiaafición, se han concienciado y preparado a tenor de lo trascendental del partido. Lo queramos o no, hay algo más que tres puntos en juego. Se ha convertido en nuestro derbi particular. No es una fecha más, está marcada en rojo desde que tuvimos conocimiento del calendario oficial. Pese a no ser un duelo de rivalidad histórica, lo sentimos así.

Así es Granada. De la noche a la mañana podemos pasar de creernos los mejores del mundo a todo lo contrario, no queriendo ver al equipo merced a una dolorosa derrota y al contrario. Una inesperada gran victoria cuando aparecen los peores fantasmas devuelve a la grada al estado de euforia. Pero lo que es inherente al ADN granadinista es la pasión por los colores, el amor al escudo.

Cada vez que se acercan duelos tan esperados el ritual se inicia: la ilusión renace, el club siembra la semilla y la afición la hace germinar en forma de movilización para comenzar a ganar el partido mucho antes de que comience. Recibimientos, mosaicos, tifos… magia rojiblanca horizontal capaz de atronar Los Cármenes cantando el himno a capella, poner el bello de punta con sus notas y desgarrar gargantas a base de cánticos y goles.

Somos una afición capaz de todo. A base de una monumental ilusión y soñar despiertos, insuflamos energía, fuerza, coraje, casta y empuje al equipo. Fuimos artífices de parte del retorno a Primera División y la durísima permanencia del año siguiente. Por el corazón nazarí corre sangre rojiblanca horizontal y un escudo desde 1931. Por nuestras venas corre este sentimiento y todos juntos componemos el alma del Granada.

Es el momento de volver a crear la atmósfera de las grandes citas, la hora de volver a demostrar la categoría de afición que posee este club. El G19 citó a toda la afición a las 14:45h para recibir al equipo en los aledaños del estadio. Que los duendes rojiblancos inunden nuestro templo. ¡Vamos Granada! Nos toca, todos a Los Cármenes.

Deja una respuesta