SEVILLA FC 5-1 GRANADA CF. EL GRANADA CONDENADO EN SEVILLA POR SUS PROPIOS ERRORES.

CLARA DERROTA DEL CONJUNTO DE CAPARRÓS EN EL PIZJUÁN FRUTO DE ERRORES PROPIOS EN LOS GOLES Y DE LA EVIDENTE FALTA DE PEGADA ARRIBA DURANTE TODO EL PARTIDO. TERMINÓ GOLEADO Y CON SÍNTOMAS DE EQUIPO CADAVÉRICO EN ESTADO DE DESCOMPOSICIÓN.

Durísima derrota del Granada CF de Joaquín Caparrós en el Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla por un abultado 5-1 final que constituye la novena jornada consecutiva sin vencer de los rojiblancos en liga que les deja milagrosamente, a las puertas de las posiciones de descenso, pero sin ocupar un lugar que se esta mereciendo de manera clara.

[pullquote]

FICHA TÉCNICA

SEVILLA FC: Beto; Aleix Vidal, Pareja, Carriço, Diogo; Krychowiak, Mbia; Deulofeu (Reyes,m.62), Banega (Denis Suarez, m.75), Vitolo y Bacca (Kevin Gameiro, m.85).

GRANADA CF: Roberto, Foulquier, Juan Carlos, Murillo, Babin, Rico, Javi Márquez(Eddy,m.25), Iturra, Piti(Success,m., Sissoko (Jhon Córdoba, m.67)y El Arabi.

Goles: 1-0, Bacca,m.24; 1-1, El Arabi,m.42; 2-1, Éver Banega,m.65; 3-1, Bacca,m.79, 4-1, Mbia,m.88; 5-1, Kevin Gameiro, m.92.

Árbitro: Prieto Iglesias. Amonesto a los locales Krychowiak y a los visitantes Roberto, Piti,

Incidencias: Encuentro disputado en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla que presente algo más de media entrada.

[/pullquote]

Los de Caparrós acabaron el encuentro siendo la viva imagen de un equipo descuartizado, sin ánimo, sin ideas, sin ganas, y lo que es peor sin luz al final de un túnel que cada vez es más oscuro. Aunque aguanto bien en la primera mitad, en la segunda se difumino, especialmente en defensa y dio una imagen lamentable la de un equipo cadavérico en estado de descomposición.

Comenzó el partido con el Sevilla FC demostrando que estar en su estadio y ante su afición es una obligación para mandar en el partido y desde el principio así lo hizo. Dos ocasiones en los primeros minutos, una para Bacca en un pase entre líneas que entre Roberto, Murillo y Juan Carlos finalmente, tras una serie de rechazos, consiguen evitar en la línea de gol el tanto sevillistas. Poco después, un error de Foulquier, da ocasión para un centro que se pasea por el área pequeña del Granada CF sin que llegue Deulofeu al remate. Javi Márquez la novedad en el once tiene que dejar el terreno de juego de manera prematura por un golpe en la cadera y tiene que ingresar de urgencia al terreno de juego el joven Eddy Silvestre.

Poco después, en una jugada muy confusa, un centro desde la derecha de la defensa rojiblanca, genera una momento de indecisión en el área granadina, Roberto no sale bien obstaculizado por un jugador sevillista, el balón bota, y cuando quiere atraparlo entre dos jugadores rivales, de cabeza se lo arrebatan, en posible falta y posible fuera de juego de Bacca en el remate final al fondo de la portería, 1-0,m.24. La extraña jugada de gol además dejó dos amonestados en las filas granadinas, Roberto y Piti por sus protestas.

El Granada CF no tuvo reacción en los minutos posteriores, el juego se endureció y aunque con mayor iniciativa local, el fútbol quedó al margen. Un balón largo sobre Juan Carlos, le dejaba ante Beto, pero la jugada fue anulada por fuera de juego.

Entrando en los últimos cinco minutos, El Arabi fue derribado en la frontal por Nico Pareja que se fue sin la amarilla que le correspondía. Junto al balón en el momento del lanzamiento, Piti y Rico, salta Piti por encima del balón sin convicción, Rico se dispone a ejecutarla, y la toca de estrategia para Piti, este busca el centro dentro del área, pero MBia se lanza al suelo y toca con la mano. El colegiado señaló la pena máxima que no dudo en ejecutar el internacional marroquí, El Arabi en el 1-1,m.42. Con tablas en el marcador se llegó al descanso.

Alegría de los rojiblancos tras conseguir el empate. Foto: Kiko Hurtado (Marca.com).

Los primeros cinco minutos de la segunda parte dejaron ver lo que iba a ser la segunda mitad, el Granada CF de Caparrós replegado atrás y tratando de salir al contragolpe con Piti y El Arabi como hombres más adelantados y con Fran Rico pegado al carril del 8, con Eddy e Iturra como pareja de mediocentros. El Sevilla FC de Emery no ofrecia un gran fútbol como conjunto y buscaba en acciones individuales o a balón parado sorprender a los granadinos. La banda derecha de Foulquier sufría con las llegadas de Vitolo, que en el m.60 estuvo a punto de servir en bandeja a Bacca una clara ocasión de gol.

Una falta sobre El Arabi fue el primer acercamiento de los granadinos a las inmediaciones de Beto, pero el lanzamiento de la misma no tuvo ningún peligro para los locales. Roberto sobre el que pesa la duda de la acción del gol, estuvo extraordinario en el m.62 cuando repelió sobre la línea de gol un remate de cabeza de Krychowiak tras un saque de esquina. Pero en la jugada posterior, nuevo lio en la banda derecha del Granada, que permitio un centro de Reyes que había entrado al terreno de juego un par de minutos antes al segundo palo, donde Banega en un acrobático remate envía al larguero, el rebote cae en los pies de Vitolo que se deja caer pidiendo un penalti inexistente, en el lío la defensa rojiblanca no despeja el cuero, que en el punto de penalti vuelve a los pies del argentino Éver Banega que no perdona y perfora la portería de Roberto estableciendo el 2-1,m.65.

Hizo el tercero el Sevilla por medio de Vitolo, pero el intento de remate anterior de Bacca anulo la acción para fortuna de los de Caparrós. Había entrado el colombiano Córdoba en el Granada CF por el francés Sissoko, y tuvo una llegada de peligro ante Beto, pero su disparo potente, se estrelló en las piernas del arquero portugués.

El Granada CF en desventaja se fue arriba y tuvo ocasiones especialmente desde el saque de esquina y faltas laterales, pero la envergadura sevillista impedía un certero remate visitante.

Babin es atendido en la primera parte de un golpe en la ceja. Así de noqueado acabo el equipo el partido. Foto: Kiko Hurtado (Marca.com).

El Sevilla a falta de ocho minutos para el final, le puso la guinda al pastel al robar el cuero cerca del área rojiblanca, tras un saque de banda, por mediación de Reyes, que pone un centro perfecto al área para que Bacca en un magnifico control, superara de un buen disparo a Roberto consiguiendo el 3-1,m.79.

Con el partido finiquitado, el Granada jugó sin alma ni vergüenza por sus aficionados y encajó dos nuevos goles al final de MBia de cabeza totalmente solo en el centro de la defensa y de Gameiro en otra acción similar ahora por la izquierda.

Al final manita, 5-1, del Sevilla a un Granada CF que entra ya en una fase del campeonato importante en su peor momento de juego y resultado de la temporada. Ahora mismo es un equipo sin empaque, sin identidad, muy muy frágil en defensa y totalmente inexistente en materia ofensiva, un equipo cadavérico.

 

Deja una respuesta