RESINO: «EL PARTIDO ES CRUCIAL, PERO NO ES DEFINITIVO».

ABEL LAMENTA LAS AUSENCIAS IMPORTANTES PARA ESTE PARTIDO PERO ESTA CONVENCIDO QUE LOS QUE SUPLIRÁN A ESTOS NO DESAPROVECHARAN SU OPORTUNIDAD. DESTACA LA IMPORTANCIA DEL PARTIDO, PERO NO LO TILDE COMO DEFINITIVO.

El entrenador del Granada CF, Abel Resino, reconoció hoy que el partido de este lunes en el estadio del Levante es «crucial en el devenir» de su equipo, «es clave, pero no es definitivo», aseguró, por lo que pidió a sus jugadores «darlo todo cada segundo y en cada balón».

Abel explicó en rueda de prensa que tiene «sensaciones muy buenas» de cara a este encuentro, aunque lamentó que «estarán fuera por diferentes motivos hasta cinco futbolistas que jugaron el sábado pasado» (0-0 frente al Athletic de Bilbao).

«Algunos futbolistas que no estaban jugando van a tener la oportunidad, y yo me agarraría a ella como un clavo «, subrayó el preparador del Granada, quien espera un encuentro «muy competido, difícil y trabado en algunos aspectos», pero confía en que los suyos estén «preparados para las alternativas que se puedan producir».

Añadió que son «conscientes» de que sólo les vale el triunfo. «Nos podemos fijar en otros resultados, pero tenemos que ganar nosotros porque si no, lo vamos a tener difícil. Es un partido crucial en el devenir, pero no es definitivo, aunque sí es muy, muy, muy importante, es clave», sentenció.

Según Abel, ante el Levante «hay que darlo todo cada segundo y en cada balón porque no hay tiempo, y hay que aprovechar» el tiempo del que disponen.

Reiteró que «es un partido clave y hay que tener conciencia de ello y de que el Granada se juega mucho, por lo que desde el entrenador al último de la fila de este club» tienen que «dar el 150 por ciento» sobre el campo.

A su juicio, el Levante es «un equipo muy intenso en defensa y en ataque, que busca un fútbol directo y que en la pelea se maneja bien», por lo que «es difícil de combatir y de ganar».

Sobre la ausencia en la lista del atacante Rubén Rochina pese a que ya está recuperado de su dolencia muscular, apuntó que «lleva mucho tiempo parado y sufrió una mala experiencia en La Coruña», donde recayó de la lesión a los pocos minutos de reaparecer.

«Ha participado en los últimos entrenamientos, pero sin la intensidad que yo demando para jugar un partido como el que jugamos el lunes», concluyó Abel.

Deja una respuesta