RC CELTA DE VIGO – GRANADA CF. BALAÍDOS 17:00H. PREVIA.

ANSIEDAD Y TRANQUILIDAD SE ENFRENTAN EN BALAÍDOS A PARTIR DE LAS CINCO DE LA TARDE. LA ANSIEDAD ESTARÁ REPRESENTADA POR EL CELTA DE VIGO CON SU NUEVO ENTRENADOR, ABEL RESINO, QUE AUNQUE NO QUIERE TILDAR EL PARTIDO DE FINAL SI QUE LO ES PARA LOS CELESTES QUE DE PERDER SE ALEJARÍAN DE LA SALVACIÓN, MIENTRAS LA TRANQUILIDAD ES EL GRANADA CF GRACIAS A SU JUEGO Y SUS ÚLTIMOS RESULTADOS.

Tras la buena imagen ofrecida por el Granada CF ante el FC Barcelona a pesar de la derrota, algo que evidentemente estaba en los planes de cualquiera, llega una nueva prueba de fuego para el equipo de Lucas Alcaraz, que tras descansar esta noche en Vigo, a partir de las 17:00 se enfrentará en Balaídos al equipo local, el RC Celta de Vigo, que llega a la cita en una situación comprometida y tras una semana algo movida por la destitución de Paco Herrera, el hombre que les llevo al ascenso de categoría, por curiosidades del destino, el hombre que el año pasado salvó a los rojiblancos del descenso Abel Resino.

Siqueira que finalmente podrá jugar en Balaídos, fue el autor del primer tanto del partido de vuelta que ganó el Granada CF por 2-1. Torje y Aspas fueron los otros goleadores del partido.

Los rojiblancos que de la mano de Alcaraz, han conseguido dos victorias (Real Madrid y Deportivo) y una derrota (FC Barcelona), tienen una oportunidad de oro de sumar tres puntos y dar un salto inimaginable hace varias jornadas a la zona tranquila de la tabla. Para este propósito  han viajado los mismos jugadores que lo hicieron a La Coruña y que se enfrentaron al Barça, sin ningún cambio.

La semana que ha estado marcada por la dificultad para encontrar una superficie donde entrenar, se ha desarrollado sin problemas en el seno grandino, Ighalo con molestias en un tobillo ha ido mejorando con el paso de la semana y Diego Mainz, que se retiró del entrenamiento del viernes no tiene problemas ya que solo fue una salida por precaución.

Además se conoció por parte del Comité de Competición, que la tarjeta amarilla que había visto el lateral izquierdo Guillerme Siqueira ante el FC Barcelona y que suponía un partido de sanción por cinco amonestaciónes, era retirada por el Comité permitiendo al buen jugador rojiblancos seguir con cuatro amarillas y poder concursar en Balaídos.

Por tanto, la posibilidad de repetir el once una semana más, esta sobre la mesa, aunque tras los últimos minutos del pasado sábado y el buen trabajo de Brahimi y Buonanotte, podrían producirse algunos cambios en el equipo, aunque Alcaraz no parece estar por la labor.

CELTA DE VIGO

Por su parte el Celta de Vigo, ha estado toda la semana salpicado por el cambio de entrenador y la polémica por la no contratación como segundo de Salva Ballesta, en una semana fundamental para ellos ya que se encuentran en una situación critica, actualmente en puestos de descenso con 20 puntos y de perder hoy se complicaría muy mucho su futuro en la Liga BBVA.

El nuevo entrenador, Abel Resino ha comentado durante la semana que el encuentro contra el Granada es de «una importancia vital» para su equipo. «El partido tiene una importancia vital para nosotros, pero la Liga es muy larga y lo importante es encontrar el camino para dar ese salto que yo tanto demando«, ha explicado el técnico toledano, quien no ha querido tildar «de final» el duelo ante su ex equipo.

Resino, que empezó a trabajar con sus futbolistas el pasado martes, ha admitido que le gustaría tener «más tiempo» para preparar este «importante» duelo, pero al mismo tiempo ha subrayado que «el equipo más o menos está hecho porque viene trabajando durante mucho tiempo de una manera«.

«No va a haber cambios traumáticos, el camino para lograr la recuperación pasa por dar un salto. La plantilla es la que es y lo que hay que cambiar es la forma de jugar, la actitud de los futbolistas. Lo que el Celta necesita es mentalizarse de la situación en la que se encuentra«, ha indicado.

El ex portero del Atlético de Madrid considera que la salvación pasa por un cambio de «mentalidad» y «actitud» de sus jugadores, a los que ve con «buena predisposición» para salir de esta situación.

«El equipo tiene que pegar un cambio radical en cuanto a mentalidad. En Primera División no se gana fácil, por eso hay que competir durante los noventa minutos. La táctica la hace buena la actitud y los movimientos de los jugadores«, ha manifestado el entrenador celeste.

Resino tratará de mostrar el camino al Celta de Vigo hasta final de temporada.

«Los jugadores tienen que cambiar el chip porque los números fuera de casa son muy pobres. En Primera División si un equipo modesto quiere ganar tiene que competir durante los 90 minutos, no vale competir ni 20 ni 40. Los jugadores han asumido que le han faltado algunas cosas en los últimos partidos, y eso es positivo«, ha añadido.

Resino no ha querido desvelar el once que alineará  para no darle «ninguna pista» al entrenador del Granada, Lucas Alcaraz: «Es una baza que me gustaría jugar porque cuando hay un cambio de entrenador el rival nunca tiene mucha información«.

«El Granada de ahora es un equipo mucho más vertical, más directo, que cuando yo estaba allí. La temporada pasada teníamos más posesión, ahora ellos juegan más directo. Es un equipo que se ha reforzado muy bien en este mercado invernal porque ha gastado dinero«, ha destacado.

Por último, el entrenador del Celta ha señalado que «cuantos más equipos haya en la pelea por no descender más intereses se cruzan, y a nosotros nos interesa ahora jugar partidos ante rivales directos porque es una forma de restarle al contrario«.

Además de ver al técnico de la pasada campaña del club andaluz, la novedad será ver al chileno Fabian Orellana en las filas del Celta de Vigo tras ser traspasado por los de la Ciudad de la Alhambra, minutos antes del cierre del mercado de invierno. El chileno, querido en tierras gallegas, ha sido muy discutido en Granada donde no ha congeniado con la afición debido a su anarquía dentro del terreno de juego.

Por tanto y conociendo como actúa de inicio el técnico toledano, es posible que repita el once tipo del Celta de Vigo en las ultimas jornadas, y trate de atacar el aspecto psicológico de los jugadores y adelantar la linea defensiva, si el Granada CF es capaz de digerir los minutos iniciales, el tiempo ira pesando en contra de los celestes y de la grada y la ilusión inicial se podría transformar en ansiedad y al igual que Riazor, los rojiblancos podrían cazar un botín extraordinario.

Deja una respuesta