RACA GRANADA SE HACE CENTENARIO EN LA FEB.

El domingo 3 de octubre, en el Palau Olímpic de Badalona, el club granadino disputará su partido 100 en competición FEB, con 98 encuentros en Liga Femenina 2 y dos en la nueva LF Challenge.

La del RACA es la historia de cómo un equipo humilde, nacido en el pabellón de un colegio, el del CES Ramón y Cajal, llega a convertirse en el mejor equipo andaluz del momento y el único que ha logrado mantenerse durante las cinco últimas temporadas de forma consecutiva en la segunda categoría nacional.

El 1 de octubre del 2017 comenzaba la participación en Liga Femenina 2. Un viaje larguísimo en autobús, un partido debut frente al filial de Campus Promete, que se convertía en la primera victoria (59-65). Ahora, cinco temporadas después, se cumplirán 100 partidos, una cifra redonda que debía haberse cumplido la temporada pasada, de no haber sido por el COVID, que le dejó sin disputar seis encuentros de la campaña 19/20. Llegar hasta aquí no ha sido un camino fácil, pero sí emocionante.

Para su presidente, Luis Felipe “La evolución en estos cinco años ha sido impresionante, sólo teníamos una jugadora profesional, no teníamos gimnasio para entrenar, empezamos jugando en el Paquillo Fernández… El cambio ha sido enorme a todos los niveles, en lo económico, en lo deportivo, en estructura del club, en profesionalización de las jugadoras y del resto de áreas del club, es otra situación con el mismo corazón, la misma ilusión y humildad”.

Julio Molina, entrenador ayudante, preparador físico y coordinador de cantera, quien también ha estado en toda esta evolución del club, añade que “el cambio que veo sobre todo está en la capacidad como club en el tema organizativo, la profesionalización. Las personas seguimos siendo las mismas, tenemos unos recursos humanos muy buenos, gente muy implicada, y la ambición, el esfuerzo y la responsabilidad por llevar arriba al equipo es la misma, lo único es que ahora contamos con más medios. Siento orgullo por haber llegado aquí, sumando cien partidos en competición FEB, jugando en el Palacio, viendo cómo ha crecido nuestra masa social… Para los que lo vivimos desde el primer día y con todo el trabajo que llevamos detrás, en una satisfacción enorme”.

Rebe, la que siempre está

No sólo RACA cumplirá la centena este año, también lo hará su capitana, Rebeca Rodríguez, quien no se ha perdido ni un solo encuentro de RACA en Competición FEB. La capitana, considera “que he crecido de la mano, tanto personal como profesionalmente, como jugadora, que el club. Empecé mi camino en el pabellón de RACA y poco a poco, de un proyecto muy humilde con pretensiones de mantenerse en la categoría y disfrutar, hemos ido creciendo hasta llegar a tener otras expectativas y objetivos como son jugar en el Palacio y disfrutar de la LF Challenge.

La clave para llegar a los cien como jugadora es cuidarme mucho, y con la ayuda de Julio como preparador físico y el cuerpo técnico, el cuidarme a nivel físico, el descanso, la alimentación, y saber que, para ser jugadora, no solo hay que serlo en la pista, sino fuera de ella también.

Partidos para el recuerdo

De estos 100 encuentros, hay muchos que quedarán grabados en la retina de nuestras jugadoras, directiva, técnicos y aficionados: aquel primero en Logroño, la confirmación de la permanencia de la 18/19 y del ascenso en la 20/21 frente a Pacisa Alcobendas, los derbis andaluces, uno de ellos, el de Unicaja, siendo el primer partido de baloncesto femenino televisado en directo por Canal Sur…

Nuestra capitana recuerda con mucha ilusión aquella victoria en Gran Canaria lograda en la temporada 17/18. “Spar Gran Canaria es un club con mucha historia en el baloncesto femenino español, y llegamos a ese partido como unas recién ascendidas y dimos la sorpresa. Disfrutamos muchísimo ese partido y se ganó casi en los últimos segundos gracias a una canasta que no sabes ni de dónde salió. Todas nos acordamos de ese partido”.

Julio Molina escoge el partido que le tocó dirigir, también en la primera temporada de LF2, ante el Olímpico 64. “Nuestro entrenador, Quique Gutiérrez, por una desgracia familiar, no pudo estar a última hora, y me tocó dirigirlo. Olímpico 64 era un rival directo por la permanencia, y tengo el recuerdo del gran esfuerzo que se hizo desde el Club, con la implicación de todos para que ese día saliera todo bien. Ganar ese partido suponía para nosotros, prácticamente ratificar la permanencia, y dirigirlo y hacerlo con la presencia de mi familia y de mi madre en el día de su cumpleaños, fue un día muy especial para mí”.  

El presidente Luis Felipe se queda con el último, el debut en el Palacio “Vernos aquí es un sueño cumplido, es el respaldo de la ciudad y del Ayuntamiento a nuestro proyecto. Fue una sensación única, maravillosa, las jugadoras estaban radiantes”. Para Rebeca Rodríguez “vernos jugar y disputar nuestro primer partido en el Palacio fue mucha alegría y satisfacción del trabajo bien hecho, de todo lo bueno y malo que hemos superado, y ver que nos lo merecemos, que es una recompensa a tantos años de trabajo”.

El futuro

En los cumpleaños, al soplar las velas, siempre se piden deseos para el futuro. A nuestra capitana le gustaría “disputar una fase de ascenso, independientemente del resultado, poder estar entre las mejores y competir contra ellas”.

“Estamos muy contentos de haber sumado 100, y vamos a pensar en sumar otros cien, y que como mínimo sean en la LF Challenge, y, siendo ambiciosos, por qué no pensar en ascender a Liga Endesa e incluso en unos años, en disputar competición europea. Este equipo no tiene límites, somos ambiciosos. Con los pies en el suelo, pero ambiciosos”, afirma Luis Felipe.