PEÑARANDA SE GRADÚA EN EL CIUTAT DE VALENCIA, 1-2.

EL DELANTERO VENEZOLANO, ADALBERTO PEÑARANDA, HA SIDO EL PROTAGONISTA DEL PARTIDO CON DOS SENSACIONALES GOLES, EL PRIMERO UNA OBRA DE ARTE QUE ADELANTÓ AL GRANADA Y EL SEGUNDO UN GOL DE RAZA QUE DIO LA VICTORIA. PARTIDO SERIO DE LOS DE SANDOVAL QUE SALEN DEL DESCENSO.

[pullquote]

Ficha Técnica.

1. Levante UD: Rubén, Pedro López (Verza, m.22), Navarro, Feddal, Toño; Simao, Camarasa, Lerma, Rubén, Morales (Roger, m.58) y Deyverson (Casadesús, m.81).

2. Granada CF: Andrés, Foulquier, Babin, Lombán, Biraghi; Fran Rico (Javi Márquez, m.76), Rochina, Rubén Pérez, Rober (Edgar, m.70), Succes (El Arabi, m.80) y Peñaranda.

Goles: 0-1, m.50: Peñaranda. 1-1, m.66: Simao. 1-2, m.88: Peñaranda.

Árbitro: Vicandi Garrido. Amonestó por el Levante a Verza, y por el Granada a Fran Rico y Andrés.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 15 de la Liga BBVA, disputado en el estadio ‘Ciutat de Valencia’ ante 12.466 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de los dos policías españoles muertos en el ataque junto a la Embajada española en Kabul.

[/pullquote]

La apuesta de Sandoval por Peñaranda sigue dando sus frutos, el joven atacante venezolano, se ha estrenado hoy como goleador en la Primera División del fútbol nacional y con dos goles, que le otorgan el graduado como futbolista de primer nivel y le conceden la distinción de goleador más joven del Granada CF en Primera División.

Sin duda fue el gran protagonista de un partido de una importancia extrema para los dos conjuntos que se citaron en el césped el Ciutat de Valencia, por una parte el Levante UD de Rubí, que no ha mejorado en nada al equipo que comenzó dirigiendo Lucas Alcaraz, y por otra parte un Granada CF que va al alza en cuanto a imagen como conjunto, y que demostró hoy que el buen partido en casa ante el Atco. de Madrid no fue casualidad y que es capaz de mantener una continuidad en su trabajo, que si sigue por este camino seguirá dando alegrías a la sufrida parroquia rojiblanca.

Sandoval volvió a experimentar, y dejó en el banquillo al marroquí El Arabi, para dar de nuevo los poderes ofensivos a Success y Peñaranda, junto a un activo y cada vez más comprometido Rober Ibáñez. La apuesta fue buena, primero por el trabajo de los chavales arriba, sin descanso en ataque y con persistencia en la presión arriba.

El centro del campo sigue descubriendo a un Rochina, activo en la posición de mediapunta, participativo, trabajador y con una sintonía importante con sus dos compañeros de faenas, Fran Rico y Rubén Pérez, que le dan al equipo un toque limpio y una mejor triangulación en el centro del campo, haciendo hasta la fecha olvidar al esloveno Rene Krhin.

Atras los de siempre, con Andrés Fernández bajo palos, bueno su trabajo en el día de hoy, aunque igual en el gol pudo hacer más, junto a un Foulquier mucho más entonado que al comienzo de temporada, Biraghi en banda izquierda que se prodiga poco en ataque pero que sus funciones ofensivas las cumple con suficiencia. Y mención especial la solidez que otorga la dupla de centrales, destacando especialmente a Lombán, todo un jefe en la defensa, omnipresente en todas las acciones defensivas, con un sórdido trabajo que bien merece ya un reconocimiento, y que ha conseguido que Babin, sea mejor central todavía.

Salió el Granada más enchufado al terreno de juego ante un Levante aturullado en defensa, que concedió claras aproximaciones al conjunto andaluz, que sin embargo no supo aprovechar los minutos iniciales de indecisión de los valencianos, que siguen presionados por la situación en la tabla y posiblemente por hacerlo ante su afición.

El buen juego rojiblanco, paso a segundo plano curiosamente tras la lesión del lateral derecho levantinista Pedro López obligó a Rubí a recolocar al centrocampista colombiano Lerma en esa posición, y el recién entrado Verza para dirigir a los locales. Curiosamente esta variación provocó una mejora en el juego del Levante, que comenzó a incrementar sus posesiones y a acercarse con cierto peligro a las inmediaciones del meta Andrés, aunque se llegó al descanso con el empate inicial.

l defensa del Levante David Navarro (i) disputa un balón con el delantero venezolano del Granada Adalberto Peñaranda (d), durante el partido de la decimoquinta jornada de la Liga de primera división en el estadio Ciudad de Valencia. EFE

PEÑARANDA SE GRADÚA

En el segundo acto, el Granada sorprendió tras un saque de esquina del Levante, cuyo rechazo cayó en la frontal del área y Rochina dio un pase en largo magistral para el venezolano Peñaranda, que con un control maravilloso, solo propio de jugadores dotados de una gran calidad técnica, y en carrera se perfiló para batir a Rubén de tiro cruzado, 0-1 y alegría extrema para el jugador que se asomaba a los más alto como goleador más joven del Granada CF.

Los de Rubí intensificaron sus dominio aunque sin mucha claridad de ideas, el Granada parecía control el partido, pero en una jugada de estrategia logró el empate por mediación de Simao Mate, que de cabeza en la frontal del área pequeña remató una falta lateral, que antes había costado la amarilla a Fran Rico.

El tanto espoleó al Levante, que por unos minutos embotelló el Granada en su área, pero los de Jose Ramón Sandoval fueron capaces de romper el ritmo al partido y apaciguar el ánimo de los locales, en un signo de madurez que antes no habíamos visto en este equipo.

El Granada, una vez llevó el partido donde quiso, no renunció tampoco a la victoria y en los minutos finales se acercó con peligro y dispuso de una doble ocasión para marcar de Peñaranda y El Arabi, cuyos disparos fueron bloqueados por defensores del Levante, en una buena arrancada de Edgar Méndez que también había salido para refrescar el ataque.

Ya en la recta final, volvió a aparecer el hombre del partido, Adalberto Peñaranda, que en la frontal del área saco el descaro de su edad 18 años y que recordó, salvando las diferencias a ese chaval de la cantera blanca que se retiró hace poco, Raúl González Blanco, y  con raza y calidad, se fue de dos defensas y enganchó un disparo con potencia y efecto, que engañaron a Rubén y establecieron el definitivo 1-2 en el marcador proporcionando la tercera victoria de la temporada de los rojiblancos, la segunda a domicilio, que le permiten sumar 14 puntos y salir de momento del descenso.

Deja una respuesta