Deprecated: Hook custom_css_loaded is deprecated since version jetpack-13.5! Use WordPress Custom CSS instead. Jetpack ya no admite CSS personalizado. Lee en la documentación de WordPress.org cómo aplicar estilos personalizados a tu sitio: https://wordpress.org/documentation/article/styles-overview/#applying-custom-css in /homepages/20/d369752357/htdocs/granadadeporte/wp-includes/functions.php on line 6078
UN PENALTI ABSURDO Y UN MAL ARBITRAJE IMPIDEN LA PRIMERA VICTORIA EN CASA, 1-1. – Granada Deporte
FÚTBOLGranada CFPORTADA

UN PENALTI ABSURDO Y UN MAL ARBITRAJE IMPIDEN LA PRIMERA VICTORIA EN CASA, 1-1.

EL EQUIPO DE SANDOVAL SE MUESTRA SUPERIOR A UN BETIS MEDIOCRE, PERO SUS PROPIOS ERRORES Y LOS DEL ÁRBITRO LE CONDENAN A SEGUIR UNA JORNADA MÁS SIN DAR UNA ALEGRÍA A SU AFICIÓN. ESPECTACULAR AMBIENTE EN LAS GRADAS. FOULQUIER Y RUBÉN CASTRO AUTORES DE LOS GOLES.

[pullquote]

Ficha técnica

1- Granada: Andrés Fernández; Foulquier, Mainz, Lombán, Biraghi; Krhin, Rubén Pérez (Nico López, m.76), Javi Márquez; Success (Thievy, m.81), Piti (Rochina, m.54) y El Arabi.

1 – Betis: Adán; Piccini, Bruno, Westermann (Pezzella, m.57), Varela; Petros, N’Diayé, Joaquín (Digard, m.81), Portillo; Rennella (Ceballos, m.54) y Rubén Castro.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Mostró cartulina amarilla a los locales Javi Márquez, Rubén Pérez y Biraghi; y a los visitantes Varela, Portillo y Digard.

Goles: 1-0, m.3: Foulquier. 1-1, m.40: Rubén Castro, de penalti.

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 18.500 espectadores, dos mil de ellos seguidores béticos.

[/pullquote]

El Granada y el Betis firmaron tablas (1-1) en un emocionante duelo andaluz en el que los locales gozaron de las mejores ocasiones de gol y que se decidió en la primera parte con los tantos del francés Dimitri Foulquier y de Rubén Castro, este último de penalti.

El equipo dirigido por José Ramón Sandoval, que enlaza tres empates consecutivos, apretó en la última media hora en busca de su primer triunfo en casa pero se mostró incapaz ante un Betis siempre bien colocado que se fue satisfecho con el punto sumado, y feliz por la colaboración del colegiado.

El Granada entró mejor en el partido y solo tardó tres minutos en adelantarse en el marcador después de un fallo garrafal del alemán Heiko Westermann al perder el balón ante Foulquier, que había ido a presionar muy arriba y superó en el mano a mano a Antonio Adán, 1-1 m.3.

El Betis tuvo más la pelota que los locales a partir de esos momentos, aunque todas las ocasiones de gol en la primera media hora fueron para un Granada que podía haber dejado el choque sentenciado si hubiese tenido más acierto.

La defensa verdiblanca sacó un balón peinado por David Lombán que buscaba portería poco antes de que Adán despejara con pericia un fuerte chut del marroquí Youssef El Arabi.

El meta visitante volvió a salvar a los suyos en el minuto 27 con dos grandes intervenciones consecutivas, primero ante el nigeriano Isaac Success y después en otro disparo peligroso de Francisco Medina ‘Piti’.

Los locales cedieron demasiado terreno y los hispalenses empezaron a acercarse al empate, primero en una acción que acabó con un gol bien anulado por fuera de juego de Rubén Castro y después en una ocasión de Bruno González, al que se adelantó de forma providencial el italiano Cristiano Biraghi.

En el saque se esquina provocado por esta jugada, Rubén Pérez cometió un penalti muy absurdo al tocar el balón con la mano cuando no había ningún peligro para su equipo, pena máxima que convirtió en el tanto del empate Rubén Castro en el minuto 40.

El Betis salió mejor en el segundo tiempo, aunque fue el Granada quien pudo ponerse por delante en el marcador con un gol fantasma no concedido por el colegiado Mateu Lahoz en un cabezazo de Diego Mainz que sacó entre la línea y dentro de la portería el francés Vincenzo Rennella.

Respondió el equipo visitante con un buen contragolpe que acabó con una solvente parada de Andrés Fernández a Joaquín  mientras que, a renglón seguido, Success firmó dos notables jugadas individuales que acabaron con malos disparos.

El paso de los minutos frenó el ímpetu de los dos contendientes, mas el Granada volvió a rozar con un cabezazo de El Arabi que sacó con problemas Adán y con un centro de Success al que no llegó por milímetros Rubén Rochina.

Una acción entre El Arabi y Thievy en la recta final, pudo cambiar de nuevo el resultado del partido, pero el juez de línea indicó mal al colegiado, la posición del congoleño, que se plantaba solo ante Adan y señaló un fuera de juego inexistente.

Los últimos minutos fueron un querer y no poder de un Granada demasiado anárquico e irregular ante un Betis que no volvió a sufrir hasta el final pero tampoco a inquietar más la meta local.

 

Deja una respuesta