PEDRO MORILLA: «HAY QUE ESTAR CON EL EQUIPO DESDE EL PRINCIPIO».

El entrenador del Granada, Pedro Morilla, afirmó que Osasuna, su rival el sábado en el Nuevo Los Cármenes, es «un equipo muy bueno», pero que «haciendo las cosas bien» los rojiblancos son «mejores que ellos», si bien advirtió de que si cometen errores «le pondrán el partido en bandeja» al adversario.

Morilla dijo este jueves en rueda de prensa que el vestuario quedó «tocado» tras perder en Lorca (3-2), aunque sus futbolistas están ahora «muy concienciados» y están firmando una «semana muy buena» de trabajo, «en el campo y fuera del campo».

«En Lorca se hicieron cosas con las que no estamos de acuerdo futbolísticamente, hay hábitos que tiene este equipo y queremos encontrar hábitos distintos. Los errores de Lorca se han trabajado durante la semana, y queremos que se vea en el campo», recalcó.

Morilla busca un Granada «más contundente en las transiciones, ofensivas y defensivas», y que sea capaz de «hacer un agrupamiento rápido» y de «aprovechar en ataque la velocidad» que tiene, y añadió que pueden «prevenir muchas cosas» porque son «potentes físicamente».

El preparador de los rojiblancos, quintos con 52 puntos, dos más que Osasuna -noveno-, destacó que, si hubieran ganado en Lorca, tendrían «una bala en la recámara, pero la presión es la misma».

«Estamos preparados para esa presión, somos fuertes, podemos sacarle al grupo todo lo que tiene y lo vamos a conseguir», aseveró.

El técnico sevillano resaltó que Osasuna es «un equipo muy bien trabajado, que domina bien la defensa organizada» y tiene «jugadores de calidad y velocidad», pues «se ha hecho con miras y aspiraciones de lograr el ascenso». 

«Va a costar trabajo desmontarlo. Hay muchos equipos con el mismo objetivo, la categoría esta súper igualada», subrayó Morilla, que insistió en que «el ascenso directo es el objetivo y el mal menor es meterse en el ‘play- off'», aunque ahora están «sólo centrados» en el encuentro frrente al cuadro navarro.

Además, pidió a la afición rojiblanca que deje «a un lado su enfado, que es lógico y normal, y apoye desde el minuto uno a los jugadores», porque «este grupo está unido y por la labor de darlo todo por el objetivo», y «va a ser muy importante que Granada se vuelque con el equipo».

Deja una respuesta