PAR-TI-DA-ZO DEL GRANADA PARA CONSEGUIR LA PRIMERA VICTORIA EN LIGA, 2-1.

EL GRANADA CF DE LUCAS ALCARAZ REALIZÓ EL MEJOR PARTIDO DE LA TEMPORADA Y SUPERÓ POR COMPLETO A UN SEVILLA DE ‘CHAMPIONS’. ANDREAS PEREIRA EN LA PRIMERA MITAD Y LOMBÁN EN LA SEGUNDA FUERON LOS AUTORES DE LOS GOLES DEL TRIUNFO. EL SEVILLA ANOTÓ DE PENALTI EN EL DESCUENTO POR MEDIO DE BEN YEDDER.

Al final del partido la semana pasada ante el Celta, donde los rojiblancos jugaron un mal partido, Iago Aspas, verdugo rojiblanco en más de una ocasión, dijo al respecto que «ojala jugáramos siempre contra el Granada». Pues bien, esas mismas palabras puede hacerlas suyas cualquier aficionado rojiblanco para referirse al Sevilla.

El motivo es evidente, hace siete meses que los seguidores granadinistas no celebraban una victoria de los suyos, en Liga, y precisamente fue ante el Sevilla en aquel mágico día en el Sánchez Pizjuán donde se salvó la categoría, pues la vuelta al triunfo otra vez ante el Sevilla y ahora en Los Cármenes.

Y la victoria fue tan justa como trabajada. El equipo de Alcaraz encontró por primera vez esta temporada el golpe de pedal necesario para conseguir una victoria. Olvido ser ese equipo tan volcado en ataque que dejaba atrás todos los espacios y más para que sus rivales se aprovecharan, y también olvidó ser un equipo timorato, encerrado y con la línea de cinco que ante el FC Barcelona se permite pero que ante otros equipos es mejor olvidarla.

Podemos decir que ante el Sevilla el Granada CF encontró ese punto intermedio, bien en defensa, con un buen repliegue y con ayudas, y descarado, rápido y habilidoso arriba, olvidando las individualidades y jugando de manera colectiva, sin duda, un lavado de cara inmejorable. 

samper-ante-el-sevilla
Sergi Samper jugó su mejor partido como rojiblanco y fue uno de los más destacados del equipo. Foto: Photographerssports.

Destacar a algún jugador en especial del equipo de Alcaraz. ausente hoy por sanción en el banquillo, no sería justo, ya que casi todos hicieron su trabajo muy bien. Aunque seria justo destacar el trabajo de un jugador que llegó marcado por su origen, La Masía, y al que por su juventud le esta costando adaptarse a otro club, otra ciudad y otro tipo de fútbol, y que ha jugado su mejor partido de rojiblanco, Sergi Samper. Bien en defensa, y especialmente acertado y voluntarioso en las labores de construcción y elaboración de juego. Posiblemente otros jugadores fueron más vistosos o incluso mejores, pero su partido es posiblemente la mejor noticia para el Granada CF.

 

Los dos conjuntos comenzaron muy activos y el encuentro tuvo mucho ritmo en sus primeros minutos. El Granada pudo marcar nada más comenzar el duelo con una ocasión del francés Jeremie Boga, que obligó a emplearse a fondo a Sergio Rico.

Replicaron pronto los hispalenses con un remate en franca posición del argentino Joaquín Correa, la gran novedad del Sevilla en el once, que repelió la zaga, una ocasión que apagó la fogosidad inicial de ambos contendientes y llevó el duelo al equilibrio y a la relativa tranquilidad.

Poco antes de la primera media hora, en el minuto 27, llegó el 1-0 en un contragolpe lanzado por el nigeriano Uche Agbo tras recuperar un balón en la medular, marcado por la calidad de Boga en el área rival y culminado con el remate a placer y libre de marca del brasileño Andreas Pereira.

Pudo empatar antes del descanso el Sevilla, que tomó el mando del partido, con dos ocasiones muy claras, pero primero Correa no encontró portería con su remate de cabeza justo después del 1-0 y, poco después, David Lombán sacó bajo los palos el remate de Mariano Ferreira cuando la hinchada visitante ya cantaba las tablas.

Los dos equipos pudieron marcar al inicio del segundo tiempo, pero tanto Boga como Víctor Machín ‘Vitolo’ se mostraron con el punto de mira desviado.

El 2-0 llegó en un saque de esquina, a los once minutos de la reanudación. Sergio Rico paró el primer intento de Boga, pero Lombán acabó rematando en el segundo palo tras peinar el balón Uche.

Este tanto dejó tocado al Sevilla, que en los siguientes minutos sólo intimidó a un Granada siempre bien colocado con un remate en el primer palo de Vicente Iborra, que se fue fuera.

Esto llevó a Sampaoli a agotar sus cambios a falta de veinte minutos y a jugarse el todo por el todo con Pablo Sarabia de lateral zurdo.

Los argentinos Luciano Vietto y Franco Vázquez probaron al mexicano Guillermo Ochoa en un par de ocasiones cada uno, mientras que el galo Steven N’Zonzi lo intentó, sin puntería, desde dentro del área.

Javi Márquez e Isaac Cuenca pudieron ampliar a la contra en los últimos instantes la ventaja local, aunque finalmente, en la última acción del partido, fue el sevillista Ben Yedder el que transformó en gol un penalti cometido por David Lombán sobre él mismo para hacer el 2-1 definitivo.

 

[su_note radius=»4″]Ficha técnica:

2 – Granada: Ochoa; Foulquier, Saunier, Lombán, Gabriel Silva; Sergi Samper, Uche (Javi Márquez, m.77), Andreas Pereira; Boga (Isaac Cuenca, m.74), Carcela-González, Kravets (Ezequiel Ponce, m.86).

1 – Sevilla: Sergio Rico; Mariano, Nico Pareja, Rami, Mercado (Sarabia, m.69); Kranevitter (Iborra, m.54), N’Zonzi, Correa (Ben Yedder, m.69), Vitolo; Franco Vázquez y Vietto.

Árbitro: José Luis González González (C. Castellanoleonés). Mostró cartulina amarilla a los locales Andreas Pereira, Gabriel Silva, Carcela-González y Javi Márquez, y a los visitantes Franco Vázquez e Iborra.

Goles: 1-0, M.27: Andreas Pereira. 2-0, M.56: Lombán. 2-1, M.94: Ben Yedder, de penalti.

Incidencias: Partido de la decimocuarta jornada de LaLiga Santander, disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 21.000 espectadores, entre ellos más de 2.000 sevillistas. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del reciente accidente aéreo del equipo brasileño del Chapecoense.[/su_note]

 

 

Deja una respuesta