NO HABRA MOVIMIENTOS EN LA PLANTILLA SALVO SALIDAS.

El club descarta nuevas incorporaciones salvo que se dé alguna salida antes del cierre del mercado como podrían ser Foulquier o Domingos Duarte.

El director deportivo del Granada, Pep Boada, dio por cerrada la plantilla de jugadores en este periodo de contrataciones tras el fichaje del centrocampista Rubén Rochina, salvo que en lo que queda de mercado estival salga algún futbolista de la misma.

“Rochina se incorpora por la cesión de Antoñín al Málaga. Estamos contentos con la plantilla que tenemos”, explicó Boada este martes durante la presentación del último fichaje.

El dirigente aclaró que están “concienciados de que hasta el día 31 puede haber movimientos” al ser cuestionado por el interés de otros equipos en jugadores del Granada actual, dando por “cerrada” la plantilla salvo que salgan futbolistas que ahora pertenecen al equipo.

“Tenemos la tienda de campaña instalada en la ciudad deportiva. Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos y estamos preparados para cualquier cosa que pueda surgir”, agregó.

Boada se mostró “pendiente de poder ayudar” a aquellos jugadores que siguen en el plantel pero que “no entren en los planes del míster –Robert Moreno-“, y advirtió de que está siendo un mercado “lento”.

Sobre el hecho de cerrarse el plazo de fichajes con la competición ya iniciada, comentó que su opinión es que “se convierte en una locura” y que “todo el mundo acaba haciendo los deberes tarde”.

“Se podía dar carpetazo al mercado mucho antes. Es un tema que merece una reflexión y que entre todos tendríamos que mejorar”, subrayó Boada.