NÁPOLES RIVAL DEL GRANADA CF EN 1/16 FINAL DE LA EUROPA LEAGUE.

El sorteo de los dieciseisavos de final de la Europa League 2020-21 celebrado en la sede de la UEFA, en Nyon, Suiza, ha deparado un enfrentamiento entre Granada-Nápoles.

Desde el momento en el que el conjunto de Diego Martínez se clasificó para los 1/16 de final de la Europa League, muchas eran las ilusiones de los aficionados rojiblancos, antes de la última jornada, ser primeros era importante para quedar emparejado con equipos de un perfil más bajo, pero no pudo ser, el PSV estuvo fuerte, y el Granada no pudo superar en la última jornada en la trampa del Toumba.

Ya daba igual, la idea era clasificarse y se había conseguido y en Liga la situación pedía una victoria con urgencia, y el equipo la consiguió ayer ante el Elche cerrando un ciclo de resultados desfavorables.

Hoy al medio día el club rojiblanco nos ha regalado la emoción de un sorteo que se ha hecho de rogar y que casi hasta el final, no ha tenido a bien sacar la bola con el nombre del conjunto nazarí.

Para esas alturas las opciones se habían reducido a tres, Ajax de Amsterdam, Shkacktar Donesth ucraniano y Nápoles italiano, y el encargado de sacar la bola decisiva, el portugués Maniche proporciono un duelo que hubiese sido de especial atención para el recién fallecido Diego A. Maradona, rojiblancos y napolitanos se jugarán el pase a la siguiente fase.

Es la primera participación en competición europea del Granada en toda su historia, y comenzó allá por septiembre, con las fases previas. Sin embargo, la experiencia del Nápoles en Europa es amplia, como no podía ser de otro modo. La pasada temporada disputó la Champions, y fue segundo de su grupo, tras el Liverpool, y alcanzó los octavos, siendo eliminado por el Barça en una eliminatoria que, como la mitad de esa ronda, se decidió en agosto.

La motivación del Nápoles es clara, volver a ganar un trofeo continental, y cuál mejor que la Europa League, torneo heredero de la Copa de la UEFA, aquella que alzó Maradona hace más de 30 años.

En este curso ha sido primero de grupo, quedando por delante del actual líder de LaLiga, la Real Sociedad en un grupo junto al AZ Alkmaar y Rijeka y donde su única derrota fue en la primera jornada ante el conjunto neerlandés.


NÁPOLES

El cuadro partenopeo, dirigido por Gattuso y que quedó por encima de la Real Sociedad en la fase de grupos, es un equipo rocoso, que sabe a lo que juega, y que, como su entrenador en su etapa de futbolista, tiene intensidad en cada lance del juego.

Con un esquema muy marcado formado por un 4-2-3-1, el Nápoles es un equipo con jugadores de calidad a la hora de tocar el balón (ZielinskiFabián Mertens) y grandes defensores de talla mundial como Koulibaly y el griego Manolas.

Su estrella: Lorenzo Insigne

El jugador sin duda más determinante del conjunto italiano es Lorenzo Isigne. Es, más allá de jugador, un símbolo en la ciudad que, en las últimas semanas ha llorado la pérdida de Maradona y que se refugia ahora en la de su gran capitán criado en la ciudad del Vesubio.

Con mucha velocidad en sus piernas, buen toque de balón y olfato goleador, Insigne es el estandarte de un ataque en el que también hay jugadores peligrosos como Oshimen Hirving Lozano.

Sin duda, el sorteo no ha sido demasiado benévolo con un Granada que, si bien es cierto, está acostumbrado a firmar grandes gestas, la del Nápoles será de las importantes. Los duelos se jugarán el 18 en el Nuevo Los Cármenes de Granada y el 25 de febrero en el estadio Diego Armando Maradona de Nápoles.