MIGUEL LOPES: «NOS JUGAMOS LA VIDA Y ESO SE TIENE QUE NOTAR ANTE LAS PALMAS»

EL PORTUGUÉS MOSTRÓ SU MALESTAR POR LA DERROTA EN VIGA Y PIDE AL EQUIPO QUE DEMUESTRE ANTE LAS PALMAS LA NECESIDAD DE GANAR.

El lateral portugués del Granada CF, Miguel Lopes, ha dicho que su equipo de está jugando «la vida» en este final de temporada y que eso se tiene «que notar» en el partido que les enfrentará el próximo sábado a Las Palmas, un conjunto que espera llegue al Nuevo Los Cármenes «relajado» tras su permanencia.

Miguel Lopes ha reconocido este mediodía en rueda de prensa que el vestuario rojiblanco está «mal» tras haber perdido el lunes ante el Celta por 2-1 en un choque en el que jugaron una primera parte «mala» y en el que parecía que «era el Celta el que se estaba jugando el descenso».

«No entramos al partido como deberíamos haber entrado. Si queremos salir de abajo, tenemos que entrar a por todas, con voluntad, con ganas de querer, demostrando que queremos salir del lugar en que estamos. Contra Las Palmas tenemos que hacer todo lo contrario que ante el Celta», ha sentenciado el luso.

«Nos jugamos la vida y eso se tiene que notar ante Las Palmas», ha añadido Miguel Lopes, quien ha destacado que el cuadro canario es un oponente «complicado» porque «juega bien al fútbol» aunque confía en que llegue a Granada «relajado» porque «ya no se juega nada».

El lateral rojiblanco no quiere hacer cuentas de permanencia y sólo piensa en ir «partido a partido», en «conseguir como sea los tres puntos contra Las Palmas» y «después pensar en el Sevilla», ya que la última jornada contra el Barcelona la ve «lejana».

Sobre la posible presión por no descender que acompaña al equipo en esta recta final de campeonato, ha aclarado que «la presión acompaña al futbolista todos los días, incluso trabajando en los entrenamientos con el entrenador», aunque «ahora hay más» porque se están jugando «el descenso».

Sobre las molestias físicas sufridas en las últimas semanas, ha reconocido que tiene «dolor» pero que quiere «estar y ayudar al equipo», por lo que «las molestias se olvidan para ir a por todas».

Deja una respuesta