MARCAJE INDIVIDUAL: LUQUE.

TRAS EL ULTIMO EMPATE CON SABOR AGRIDULCE Y LA MARCHA DE RAYÓN DEL PELIGROS FS, EL CLUB GRANADINO NOS OFRECE UNA NUEVA ENTREGA DE SUS JUGADORES PRESENTANDO HOY A JOSE CARLOS LUQUE MONTES. ASEGURA ESTAR FELIZ CON LA ORGANIZACIÓN DEL CLUB PERO NO CON EL RENDIMIENTO COLECTIVO DEL EQUIPO.

El jugador de Peligros FS, Luque, todo un trotamundos del fútbol sala, adora Sierra Nevada, y su objetivo además de ser feliz, es conseguir mejorara individualmente y de manera colectiva con el Peligros FS, al que considera que los cambios de entrenador no le han beneficiado mucho. esta temporada. Ensalza la labor de la directiva del club, no tanto el funcionamiento del equipo, que a pesar de estar cerca de conseguir la permanencia, no es ni de lejos, el ilusionante objetivo de principios de temporada.

En lo personal… 
Una afición: El deporte en general.
Una comida: La paella.
Un grupo de música: Los delincuentes.
Un tema que te motive para los partidos: Jerry Goldsmith – First Dream (Total Recall)
Un lugar de Granada para perderse: Sierra Nevada
Una meta: Ser feliz.
En lo deportivo… 
– ¿Qué nos puedes destacar de tu trayectoria deportiva? 
Mi trayectoria deportiva es un poco larga, comencé jugando a futbol sala en la categoría de infantil, en el Boca Junior de Priego de Córdoba, allí jugué hasta juvenil de tercer año que pasé al Vital de Cabra (Córdoba). En el primer año de senior jugué en Victoria 12 de Benameji (Córdoba), al año siguiente jugué en Miragenil FS de Puente Genil (Córdoba), al siguiente jugué en mi pueblo, Carca Buey FS y en mitad de temporada volví al Vital de Cabra. Al siguiente año comencé jugando en Fuente Tójar (Córdoba) pero en mitad de temporada tuve que dejarlo por trabajo y empecé a jugar en Algarinejo FS. Y el actual año, que estoy en Peligros FS.
– ¿Qué te está aportando Peligros FS como futbolista que no te haya aportado nadie antes?
Me ha aportado compromiso, porque me encanta como trabajan todos los integrantes del club, sin ningún beneficio y siempre están al pie del cañón para todo. También me ha ayudado a crecer como jugador, darme cuenta de que las victorias no solo se consiguen con buenos jugadores, que es mucho más que eso.
– ¿Qué te parece la marcha del club?
Para el club solo tengo palabras buenas y de agradecimiento, porque creo que es el club más serio, trabajado y comprometido que he estado. Otra cosa es en lo deportivo, que creo que ha sido un «fracaso», ningún jugador hemos estado a nuestro mejor nivel, no hemos llegado a conseguir ser un equipo y tener un estilo de juego definido, con lo que claramente nos ha pasado factura en toda la temporada. Los cambios de técnico creo que ha sido el motivo principal, aunque no el único.
– Una competición tal vez de las más complicadas por el nivel de todos los equipos, ¿quiénes podrían ser los favoritos?
Pienso que el máximo favorito debido a como está la clasificación en este momento es el Sala 12, que son los máximos favoritos y no creo que se les escape el título. Me alegro por los amigos que tengo en ese equipo (antiguos compañeros) porque pienso que es bueno para el futbol sala granadino tener un equipo en una categoría superior.
– ¿Qué tiene el fútbol sala de diferente con respecto al fútbol?
Está claro que el fútbol es más vistoso y mueve más dinero, pero no tiene la emoción del futbol sala de que en cualquier momento puede pasar algo que cambie el devenir del partido.
– ¿Le dirías algo a la afición de Peligros?
Lo más importante después de casi haber terminado la competición, les pediría perdón y que sigan confiando en nosotros, ha sido un año complicado, con muchos cambios, y la adaptación de los jugadores nunca llegó a ser la idónea.
– ¿Qué es lo que más te llamó la atención tras llegar al club?
Me llamó mucho la atención la seriedad con que todo el mundo se tomaba las cosas, al ser un equipo amateur me extrañó que hubiera gente que «por amor al arte» le dedicara tanto tiempo al futbol sala, y eso me gustó.
– Cuéntanos, ¿Cómo es la relación en el vestuario? ¿Qué entresijos y anécdotas se cuecen entre compañeros de vestuario?
La relación en el vestuario es de lo mejor que me llevo de este año en Peligros, los compañeros son fantásticas personas, te diviertes mucho con ellos y puedes contar con cualquiera para todo.
– Como jugador, ¿cómo te describirías?
Me considero un jugador sacrificado por el equipo, que intenta darlo todo en cada partido.
– ¿Para ti cuál es la clave para mejorar día a día?
La clave para mejorar deportivamente en un equipo creo que es dejarte la piel en cada entrenamiento, y si haces esto las alegrías ya vendrán solas. También pienso que es muy importante estar feliz dentro del equipo, soy de los que piensa que la psicología influye mucho en el rendimiento deportivo.
Tras el último partido… 
– Estáis a tres puntos de la permanencia matemática, por primera vez en la historia del club en Tercera División:
Si te contesto desde un punto de vista conformista te diría que está bien, que el primer año en esta división y al ser un equipo nuevo el objetivo está casi conseguido con mucha antelación. Si te contesto desde el punto de vista que tenía al principio de temporada te diría que la clasificación del equipo a estas alturas es muy baja, que deberíamos estar mucho más arriba.
– ¿Cómo valorarías la temporada en general?
Mi temporada la valoro media-baja, no he llegado a estar a mi mejor nivel, los cambios de entrenadores, de equipo, de compañeros, creo que no me hizo bien, ni a mí, ni a ninguno de mis compañeros, porque a la mayoría los conocía con anterioridad y sé que todos podríamos haber jugado mucho mejor de lo que lo hemos hecho.
– ¿Cuáles crees que han sido los puntos más fuertes de la plantilla? 
Los puntos más fuertes de la plantilla ha sido el compromiso, a pesar de la mala clasificación, el equipo sigue teniendo el mismo nivel de compromiso que al principio de temporada y eso siempre tiene su recompensa a medio-largo plazo.
– ¿Qué sensaciones te dejó el último partido?
El último partido fue un reflejo de toda la temporada, le hacemos frente a todos los equipos, pero no llegamos a «matar» el partido. Eso junto a que los árbitros ayudaron a ello, perdimos dos puntos que en el descanso, todo el mundo pensaba que no se nos escapaban.
– ¿Cómo has visto al equipo hasta el día de hoy?
El equipo lo veo perfecto, un grupo de buenas personas, comprometidas y sobre todo, buenos jugadores (nunca lo he dudado) pero es una pena que no lo hayamos demostrado en el campo.

Deja una respuesta