MÁLAGA CF 2-1 GRANADA CF. DESASTRE TOTAL EN LA ROSALEDA.

El Arabi inauguró el marcador a los 50″.

LA MEZQUINDAD ROJIBLANCA Y EL ASISTENTE DE VELASCO CARBALLO SIRVEN EN BANDEJA LOS TRES PUNTOS A UN MÁLAGA CF RAMPLÓN. EL GOL INICIAL DE EL ARABI FUE NEUTRALIZADO EN LA SEGUNDA PARTE POR ROQUE SANTA CRUZ Y ANTUNES, ESTE ÚLTIMO TRAS UNA INEXISTENTE MANO DE ITURRA DENTRO DEL ÁREA.

El Granada CF y el árbitro Velasco Carballo, concedieron al Málaga CF de Javi Gracia los tres puntos del partido que disputaron ambos equipos, los primeros por su planteamiento mezquino, timorato y poco valiente, a pesar de encontrarse con ventaja en el marcador e incluso con uno más sobre el terreno la recta final del partido, y el colegiado por conceder una pena máxima de chiste, por unas manos inexistentes de Iturra, que él no vio, pero que su asistente en banda si señaló.

Y es que difícilmente el conjunto rojiblanco, encomiablemente apoyado por unos 1000 seguidores, podrá tener una mejor ocasión para llevarse los tres puntos de La Rosaleda. Casi sin haberse bajado del autobús se encontró con el 0-1.

[pullquote]Caparrós encerró sin sentido al Granada en su área todo el partido. Piti y Rochina los grandes damnificados por el planteamiento.[/pullquote]

Rochina, que volvía al equipo tras su lesión, realizó una de esas jugadas personales que ya hemos visto en alguna ocasión, se plantó en la frontal con un buen aclarado de El Arabi, y su disparo fuerte y raso lo repelió Kameni, quedando el cuero suelto en la frontal del área pequeña, estuvo más listo que nadie el internacional marroquí se llevó el rechazó, y remató a puerta vacía con suspense, su disparo se elevó y toco la parte interior del larguero entrando finalmente en la portería malagueña, solo habían pasado 50 segundos de partido.
Mejor no podía ponerse el panorama para el equipo de Joaquín Caparrós, pero la idea de contener al rival desde el comienzo, se permite ante los grandes, pero este Málaga CF está muy distante de aquel que deslumbro en la Champions de la mano de Pelegrini.

El delantero colombiano del Granada, Jhon Andrés Córdoba (i), dsiputa un balón con el defensa argentino del Málaga, Marcos Alberto Angeleri, durante el encuentro correspondiente a la séptima jornada de Liga en Primera División. EFE

Los rojiblancos le dieron la espalda al fútbol, se metieron en su cueva, y dejaron hacer a los blanquiazules que ni con empeño conseguían poner en aprietos a Roberto. Entre el mazazo inicial y la frescura física en defensa de los rojiblancos, el choque fue un autentico aburrimiento en su primera mitad. Solo Velasco Carballo y su recital de amonestaciones rompía la monotonía.

El Málaga CF lo más cerca que estuvo del gol antes del descanso fue con un lanzamiento desde la frontal de Ricardo Horta pero su potente lanzamiento se marchó fuera pegado al palo izquierdo de la portería de Roberto.

El Granada CF había utilizado durante todo el primer tiempo a hombres como Piti, Rochina, Córdoba y El Arabi como defensas, devaluando su virtud y mostrando carencias de algunos de ellos. Dejó a la aventura a sus hombres de ataque con una desconexión total en la transición defensa-ataque, el pelotazo era el único recurso.

Tras el descanso ciertamente no se esperaba variación en la idea del Granada CF y Caparrós, en su ambición por mantener el resultado, dejó claro a todos que el ataque no importaba, Rochina posiblemente el mejor hasta el momento en el campo, o por lo menos de los pocos con la meta de Kameni en la cabeza, dejó su sitio al olvidado muchas jornadas Sissoko. Mensaje recibido, míster.

Gracia arriesgo y de primeras se llevó una pitada considerable, su hombre más incisivo, Amrabat dejó el campo y entró el canterano Samu Castillejo, pero aquí y el Málaga cambio por completo. Córdoba, fue sustituido por Success, y de inmediato llegó el tanto del empate.

[pullquote]Roberto, salvador en otras muchas ocasiones, falló en el primer gol[/pullquote]

Roberto despejó con el cuerpo un buen remate dentro del área de Santa Cruz, pero un minuto después, el de Chantada, como ocurriera en el Camp Nou, se lanzó al suelo para atrapar un centro, el balón se le escapó y quedó en franquicia para Roque Santa Cruz, que con toda la portería para él y solo la oposición de Murillo tuvo la tranquilidad suficiente para hacer el 1-1, que derrumbaba la idea ultradefensiva de Caparrós.

Todo pudo cambiar, El Arabi encontró el desmarque de Success, este encaraba la portería de Kameni, pero fue trabado por detrás por Angeleri, y el colegiado señaló falta fuera del área, aquí el juez de línea no se equivocó, y expulsó al defensa malagueño, quedando el Granada CF con 10. La falta peligrosa, la lanzó Fran Rico buscando sorprender en el salto de la barrera, pero el balón se quedo entre los pies de la barrera.

Con uno más parecía, que el Granada CF iba a llevar hasta el final la voz cantante, más por miedo del Málaga que por iniciativa granadina. Pero Samu Castillejo, en una buena jugada personal, se fue de un defensa rojiblanco, y puso un centro que taponó un incansable Iturra, el balón toco en las piernas y la cara del centrocampista chileno y se marchó a córner.

El colegiado concedió el saque de esquina, pero el asistente, heroico él, le indicó una mano que no existió, y señaló el punto de penalti. Antunes, no falló y engaño a Roberto, para colocar el 2-1, que no se lo creía nadie.

[pullquote]Los cambios de Caparrós mandaron un mensaje positivo al rival[/pullquote]

Al final el Granada CF acusó el gol, y no supo cambiar la idea defensiva por la ofensiva, ni con uno más, ya que Iturra no fue expulsado. No hubo ocasión para el empate y se fraguo una derrota en La Rosaleda, que consiguieron el propio Granada y el asistente de Velasco Carballo.

Ficha Técnica

Málaga CF: Kameni; Rosales, Sergio Sánchez, Angeleri, Antunes; R. Horta (M. Torres, 73′), Camacho (C), Sergi Darder, Amrabat (Samu Castillejo, 57′); Juanmi y Santa Cruz (Recio, 83′).

Granada CF: Roberto (C); Nyom (Javi Márquez, 87’), Babin, J. Murillo, Foulquier; Piti (C), Iturra, Fran Rico, Rochina (Sissoko, 56′); El Arabi y J. Córdoba (Success, 59′).

Goles: 0-1 (1′): El Arabi; 1-1 (60′): Santa Cruz; 2-1 (80’) Antunes, de penalti.

Árbitro: Velasco Carballo (Colegio Madrileño). Amonestó, con cartulina amarilla, al local Amrabat (15′); y, por parte visitante, a Piti (19′), Iturra (21′), Foulquier (25′) y El Arabi (91’). Expulsó, por roja directa, a Angeleri (72′).

Incidencias: Estadio La Rosaleda. Partido correspondiente a la jornada 7 de la Liga BBVA de Primera División.

Deja una respuesta