LUCAS ALCARAZ SE DESPIDE CON UNA CARTA DE LA AFICIÓN.

EL TÉCNICO GRANADINO ASEGURA HABER TRABAJADO ‘SIN DESMAYO’ POR EL CLUB Y AL QUE DESEA ‘LO MEJOR’. CIERRA SU TERCERA ETAPA PERO TIENE CLARO QUE SI EL CLUB ALGUNA VEZ LO NECESITA ÉL ESTARÁ.

El exentrenador del Granada Lucas Alcaraz aseguró hoy que deja el club asumiendo “los errores” que haya podido cometer durante una etapa en la que ha trabajado “sin desmayo para el bien de la entidad” y a la que volverá a acudir cuando se le necesite porque es su “casa”.

Alcaraz, que fue destituido el pasado lunes, cerró su tercera etapa en el club con una carta de despedida que ha publicado este mediodía la página web del Granada en lugar de en rueda de prensa porque considera que “el equipo necesita tranquilidad a su alrededor” y que al usar esta fórmula contribuirá “a que así sea”.

El técnico indicó que asumió el reto de entrenar al Granada “siendo consciente de la dificultad” del mismo pero “con la ilusión de poder ayudar” a su equipo y a su casa.

“Durante estos meses he trabajado sin desmayo para el bien de la entidad y aún asumiendo los errores que he cometido, nunca éstos han sido por falta de dedicación, rigor o profesionalidad”, añadió.

Alcaraz agradeció su apoyo a “jugadores, técnicos, empleados y medios de comunicación” y su “ayuda y comprensión”, a una afición rojiblanca a la que queda “eternamente agradecido”.

“Con todo mi afecto aprovecho esta carta para despedirme en esta tercera etapa de mi casa, a la que siempre acudo y acudiré cuando se me necesite”, agregó Alcaraz, quien apostilló que desea “la mayor de las suertes” en esta nueva etapa, en la que volverá a ser “un abonado y un granadinista más”.

CARTA DE DESPEDIDA

Me gustaría dirigirme a vosotros a modo de despedida de mi afición, mi club y los medios de comunicación.

En esta ocasión no lo haré en rueda de prensa porque considero que el equipo necesita tranquilidad a su alrededor y me parece que usando esta vía colaboraré a que así sea.

Acepté este reto aun siendo consciente de la dificultad pero con la ilusión de poder ayudar al que considero que es mi equipo y mi casa. Durante estos meses he trabajado sin desmayo para bien de la entidad y aun asumiendo los errores que he cometido nunca estos han sido por falta de dedicación, rigor o profesionalidad.

A partir de ahora arranca una nueva etapa para nuestro Granada C.F. en la que deseo se consigan los mayores éxitos.

Agradecer su ayuda a jugadores, técnicos, empleados y medios de comunicación y sobre todo su ayuda y comprensión a NUESTRA AFICION a la que estaré eternamente agradecido.

Solo desear la mayor de las suertes en la nueva etapa en la que volveré a ser un abonado y un Granadinista más y agradecer la muestras de cariño recibidas durante estos días.

Con todo mi afecto aprovecho esta carta para despedirme en esta tercera etapa de mi casa a la que siempre acudo y acudiré cuando se me necesite.

Vamos Granada!!

Deja una respuesta