LOS NUEVOS DIRECTORES ROJIBLANCOS NO PRETENDEN VENDER JUGADORES Y HABLARÁN CON KARANKA.

EL NUEVO DIRECTOR DEPORTIVO VALORÓ EL TRABAJO DEL ENTRENADOR VASCO AITOR KARANKA Y EXPLICÓ QUE ES NECESARIO TENER UNA CONVERSACIÓN CON ÉL. POR SU PARTE EL DIRECTOR GENERAL ADVIERTE QUE EL CLUB NO NECESITA VENDER A NINGÚN JUGADOR Y QUE LAS SALIDAS NO SERÁN FACILES.

El Granada CF se reunirá antes de decidir su nuevo entrenador para la próxima temporada con Aitor Karanka, el técnico que estuvo en el banquillo en las últimas jornadas de esta campaña, y advirtió, ante la posibilidad de pérdida de efectivos importantes tras el descenso a LaLiga SmartBank, que no necesita “vender jugadores” porque su situación económica es “estable” y “buena”.

Nico Rodríguez, nuevo director deportivo del Granada, reconoció este jueves en su presentación oficial que Karanka “merece un respeto” y que “se ha merecido” con su trabajo en el equipo que el club tenga con él “un intercambio de sensaciones e impresiones”.

El dirigente no se marcó plazos para confirmar al técnico del equipo, ya sea Karanka u otro, pero sí que aclaró que los máximos mandatarios de la entidad le han transmitido “autonomía plena” y que el entrenador que fichen “tendrá mucho que ver en las toma de decisiones” relacionada con la plantilla.

“Nos ponemos manos a la obra desde ya”, añadió Rodríguez, quien confirmó que aún no ha hablado “con nadie” y que tienen que valorar “todas las situaciones” de altas y bajas de jugadores, dejando claro que está acostumbrado a “veranos intensos”.

“Llego a un maravilloso e ilusionante proyecto, me siento un privilegiado. Quiero transmitir energía y confianza en el trabajo desde la honestidad. Tenemos que unificar criterios y hacer trabajo en equipo, que es como siempre han salido las cosas. Y transmitir optimismo y no desanimo”, añadió.

Rodríguez pidió “respeto a la competición, respeto a la Segunda División”, reconoció que el objetivo de regresar a Primera “es complicado por estadística”, pero sentenció que “por ilusión” no les va a “ganar nadie”.

El nuevo director deportivo tiene claro que puede haber “nervios o intranquilidad” entre los aficionados, que tendrán que saber “conjugar salidas y entradas” en la plantilla y pidió “paciencia”.

ALFREDO GARCÍA AMADO (DIRECTOR GENERAL): «NO HAY NECESIDAD DE VENDER A NADIE».

Sobre esas posibles altas y bajas en el plantel fue más claro el nuevo director general del Granada, Alfredo García Amado, quien indicó que es “un placer y un honor” llegar al Granada.

“La situación económica de la entidad es estable. Quien se quiera ir, que lo manifieste, pero facilidades no vamos a dar a nadie y vamos a tratar de hacer la plantilla más competitiva”, expuso.

García Amado incidió en que el Granada tiene “una situación buena a nivel económica” y en que “no hay necesidad de vender a nadie”, sentenciando que, pese el descenso, no están “en una situación de desguace o saldo, sino todo lo contrario”.

“Sabemos dónde venimos, tenemos una gran ilusión y una enorme responsabilidad. Todo lo percibido en las horas que llevamos aquí supera con creces nuestras expectativas. El reto es claro, tratar de recuperar la categoría, aunque es muy complicado. Con la camiseta no se gana, pero tenemos una afición espectacular detrás”, comentó.

El nuevo director deportivo del Granada reconoció que ha percibido “tristeza” en “los empleados del club y la ciudad” pero que “esa tristeza hay que cambiarla desde hoy”, por lo que tienen que “abrir las ventanas y sacar el aire tóxico”.

“Queremos acercarnos a la ciudad, hablar con todos. Un equipo sin afición no es nada y las protestas de los aficionados significan que hay una gran afición detrás”, comentó García Amado, quien confirmó que este mismo viernes se reunirán con el alcalde de Granada, Francisco Cuenca.

El dirigente explicó que el Granada percibirá la próxima campaña alrededor de catorce millones de euros de ayuda al descenso y casi diez millones más por derechos de televisión, a los que se unirán el dinero de “las ventas (de jugadores) que se hagan, si se hacen”, aclaró.

“Tenemos que saber conjugar la presión de ser un equipo candidato a subir con la dificultad que entraña subir, que es muy difícil. Es clave a nivel deportivo saber conjugar la ansiedad y ganas de todos con la dificultad”, reseñó.

García Amado habló de “trabajo, honestidad, lealtad, alegría y responsabilidad” como las bases de su nueva andadura en el Granada.