LOS CÁRMENES TENDRÁN LA ÚLTIMA PALABRA, 1-0.

EL GRANADA DE DIEGO MARTÍNEZ SALE CON VIDA DE SAN MAMÉS Y VUELVE A GRANADA CON ESPERANZAS DE JUGAR UNA FINAL DE COPA. EL ÚNICO TANTO DEL PARTIDO FUE OBRA DE IKER MUNIAIN AL FILO DEL DESCANSO. EL VAR ANULÓ CON ACIERTO EL FUERA DE JUEGO POSICIONAL DE WILLIAMS EN UN POSIBLE SEGUNDO GOL LOCAL.

Iker Muniain, con un tanto cerca del descanso que le dejó casi hecho Iñaki Williams en una jugada iniciada por Dani García, adelantó al Athletic Club en la semifinal de la Copa del Rey de fútbol disputada este miércoles ante el Granada FC en el estadio de San Mamés (1-0).

El gol no estuvo exento de polemica ya que llegó en una acción extraña ya que el colegiado señaló fuera de juego de un jugador granadino tras cuatro acciones posteriores y justo en el momento en el que el club de la ciudad de la Alhambra recuperaba la pelota. La acción descolocó a los visitantes, y dio lugar a esa acción del gol, con la duda de si el control del delantero bilbaíno, Iñaki Williams fue con el hombre o tuvo ayuda del brazo.

Lo cierto es que los locales hicieron una primera parte con más ímpetu que los granadinos, vestidos de blanco para la ocasión. En cambio, lo lograba el Granada en sus primeras aproximaciones, en un centro de Víctor Díaz desde la derecha en el minuto 6 que Soldado remató desviado tras adelantarse a la defensa. Poco después Yangel Herrera quiso testar a Unai Simón con un complicado disparo desde la frontal, pero el meta local, aún con algún apuro, lo neutralizó.

El Granada a pesar de ser el primero en llegar al área rival, se mantuvo hasta el gol gracias a su guardameta portugués Rui Silva que supo mantener su portería a cero a pesar de las llegadas locales.

Superado el cuarto de hora, con San Mamés a la altura de sus mejores ocasiones, el trabajo del Athletic fue dando sus frutos al menos en el juego. Porque superaba con nitidez a un Granada que se defendía como podía.

Hasta cinco ocasiones generaron los de Garitano en ocho minutos, del 15 al 23. Las más importantes, una de Williams enganchando un gran disparo cruzado que Rui Silva despejó a un córner no señalado, y otra de Vesga en la que más que rematar, en una situación, clarísima, ‘cedió’ al meta portugués.

Un centro de Yuri al que no llegó Williams en el primer palo, un fuerte disparo de Vesga que casi sorprende al portero y un remate de cabeza alto de Raúl ahondaron en el asedio al que sometió al Granada en la primera media hora. Y tras ella, Yuri insistió con otro duro disparo desde la frontal.

Y ya cuando parecía que el Granada superaba su crisis llegó el primer gol. Dani García envía largo al espacio para Williams, sorprendente solo, baje el balón, se interne al área y dé el gol hecho a Muniain, que llegaba por el medio acompañando la cabalgada de su compañero.

Intervino el VAR para ver si Williams había controlado con el hombro o con el brazo y decidió que fue con el hombro y dio el tanto como válido.

A vuelta de vestuarios el Athletic dejó el balón al Granada, que, aún con cambio de sistema para jugar con tres centrales, no supo demasiado qué hacer con él en cuanto se aproximaba a la frontal del área local.

Es más, siguieron siendo los ‘leones’ los que más peligro crearon. Primero con un tanto en claro fuera de juego, después en una nueva contra de Williams, lanzado por Muniain, que decidió terminar con un disparo.

Y más tarde en dos disparos de Capa. El primero fue a bocajarro, ya dentro del área, y se lució Rui Silva; y el segundo acabó en gol. Aunque entró el VAR a valorarlo y con acierto anuló el gol ya que Williams se encontraba en la trayectoria del disparo e impedía la visión del portero luso. Insistió Williams de nuevo para hacer de Rui Silva un héroe granadino, con otro paradón. El VAR no entró a valorar una agresión sobre el central granadino Domingos Duarte que pudo suponer la expulsión del jugador local.

Entró el choque en una fase de reflexión por parte de los dos equipos sobre el valor que para uno y otro tenía el 1-0 del marcador.

El Granada se estiró, pero se topó con un firme Simón en un fuerte disparo de Neva y en un córner peinado en el primer palo y cayó casi sobre la línea de meta.

El esfuerzo se dejó notar en los últimos minutos, los locales dieron por bueno el triunfo por la mínima y los visitantes ven con buenos ojos recibir con el apoyo de su afición a unos leones que tendrán que defender su minima renta a los pies de Sierra Nevada, aunque para ese encuentro aún quedarán algunas semanas.

[su_note note_color=»#ffffff» text_color=»#259a11″ radius=»4″]Ficha técnica:

1 – Athletic Club: Unai Simón; Capa, Yeray, Unai Núñez, Iñigo Martínez, Yuri; Dani García (San José, m.84), Vesga; Muniain, Raúl García (Aduriz, m.67) y Williams.

0 – Granada CF: Rui Silva; Víctor Díaz, Domingos Duarte (Yan Eteki, m.85), Germán, Carlos Neva; Gonalons, Yangel Herrera, Antonio Puertas (Vallejo, m.46), Machís (Gil Dias, m.71); Carlos Fernández y Soldado.

Goles: 1-0, m.42: Muniain.

Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Mostró tarjeta amarilla a los locales Dani García (m.16), Williams (m.29), Aduriz (m.y a los visitantes Víctor Díaz (m.29), Soldado (m.65). Arbitro VAR: Antonio Miguel Mateu Lahoz (Comité Valenciano)

Incidencias: Partido de ida de semifinales de la Copa del Rey, disputado en un San Mamés casi lleno con 48.149 espectadores, según datos oficiales, entre ellos alrededor de 200 seguidores del Granada.[/su_note]

Deja una respuesta