“LOS CÁRMENES NO SABEN DISFRUTAR” POR PABLO DOMÍNGUEZ EN TRIBUNA ALTA.

TRAS EL EMPATE CON OSASUNA, NUESTRO COLUMNISTA, PABLO DOMÍNGUEZ TE LLEVA SU VISIÓN DEL PARTIDO EN UNA NUEVA ENTREGA DE TRIBUNA ALTA.

LOS CÁRMENES NO SABEN DISFRUTAR

Buen partido del Granada ante Osasuna logrando un valioso punto. Hubo actitud, ganas, intensidad y si no se logró la victoria fue mérito del gran trabajo defensivo de los pamplonicas. El rival también juega y la categoría corresponde a la mejor liga del mundo, lo cual se olvida frecuentemente. Un sector de Los Cármenes permanece anclado en la visión de que si no se logra la victoria en casa, todo es un desastre.

Quien quiera pensar que el efecto de la concentración en La Manga sólo resultó ante el Valladolid, es que no vio la primera parte en particular y vio un encuentro distinto en general. Osasuna plantó el autobús, el Granada propuso juego y ocasiones como para haber podido golear. Sin embargo la venda en los ojos permanece.

Pues bien, la realidad refleja una situación bastante diferente, óptima y tranquila. Los de Alcaraz ocupan la décima plaza, con 24 puntos al igual que el Valencia y ocho puntos por encima del descenso. ¿Cuántos en Granada hubieran firmado en Agosto esta situación a estas alturas?

El Granada cuajó un fenomenal encuentro. Los Roberto; Nyom, Mainz, Murillo, Angulo; Iturra, Fran Rico, Recio; Piti, Brahimi y El-Arabi (Riki 68’) hicieron sentirse pequeños a los rojillos, que por momentos no sabían cómo defenderse del vendaval rojiblanco, aunque finalmente pescaran un punto en nuestro feudo.

Superado el ecuador de la temporada, es momento de sacar la calculadora ante rivales directos conforme avanza la competición. Cabe reseñar que el GCF no ha encajado ni un solo tanto a balón parado en lo que llevamos de Liga, es el único en la categoría. Además, lleva dos encuentros consecutivos manteniendo la portería a cero. Son hechos que avalan al míster.

Entonces: ¿por qué Los Cármenes es tan impaciente y exigente? No tiene demasiado sentido dada la buena situación. Los hay que hablan de conformismo: es fácil juzgar tras la barrera. A mi juicio estos carecen de humildad exigiendo más y más a un modesto. Nunca se muestran satisfechos, como si desde dentro de la entidad no hubiera autoexigencia.

A ellos, decirles que Roma no se construyó en dos días. El GCF va paso a paso y sobreseguro, siendo esta la manera más adecuada y acertada de crecimiento. En esta línea ascendente marcada por Quique Pina, Cordero y hoy Alcaraz, es probable que en unas temporadas se pueda pisar Europa. Pero es sólo eso, una pequeña posibilidad a largo plazo.

Por eso, hoy por hoy lo principal es disfrutar de Primera División, porque estamos en una de las épocas doradas del club. Tal vez lo mejor esté por llegar, quiero pensar que será así. Pero si no lo fuera, todo lo que sube, baja. Cualquier temporada, ojalá tarde muchos años en llegar, todos estos buenos momentos que estamos viviendo acabarán… y entonces quien se haya dedicado a criticar en vez de simplemente a disfrutar y a animar al equipo de su tierra, habrá dejado pasar maravillosas sensaciones que aun perdiendo, regala la mejor liga del mundo.

¿Quieren un ejemplo? Sin ir más lejos la visita de la próxima semana al estadio Santiago Bernabéu para jugar ante el Real Madrid. Merece la pena, ¿verdad?

 

 

 

Deja una respuesta