LIONS “HUNDE” A LOS CORSARIOS.

GRAN VICTORIA DE LOS LIONS ANTE MÁLAGA CORSAIRS Y SE MANTIENEN LAS OPCIONES DE FASE DE PLAYOFFS.

El pasado domingo tenía lugar en Maracena uno de los encuentros con más en juego de los últimos tiempos para ambos equipos. Por un lado, los locales Lions que necesitaban vencer para seguir teniendo opciones de jugar la fase de playoffs. Por otro, los Málaga Corsairs, que podían conseguir el mejor puesto de su historia, el pase automático a semifinales y una doble victoria sin duda histórica ante Lions. Tras el 14-8 en Málaga, Lions no solo debía ganar, sino que además necesitaba una diferencia a su favor de 7 puntos o más.

El partido no podía empezar mejor para los leones, ya que sus dos primeras defensas conseguían recuperar la posesión en buena zona de campo, factor que aprovechaba en ambas ocasiones el ataque para hacer subir al marcador sendas anotaciones. La primera obra de #21 Jose Jiménez “LostBoy” a pase de #83 JC Carranza “Yeisy” (que volvía a tareas de quarterback tras sus problemas físicos). El kicker habitual, #28 Alberto Zambrano “Tachín” cumplía con el extrapoint. El segundo touchdown volvía a tener a Carlos de Fertinova como uno de los protagonistas, esta vez conectando con #15 Migue Hurtado, pero siendo incapaz Tachín de convertir el 14-0. Cuando acababa el (eterno) primer cuarto, y parecía que el partido estaba totalmente controlado por Lions, un pase largo pillaba desprevenido a uno de los cornerbacks granadinos, y Corsairs conseguía plantarse en redzone. Esta jugada pareció espolear a los malagueños y sembrar de dudas a los locales, puesto que al anotar tan solo un par de jugadas después en una carrera #33 Aimen Bouzghaia, y conseguir él mismo el extrapoint, Corsairs volvía a estar virtualmente clasificado para semifinales con el momentáneo 13-7 con el que se llegó al descanso.

Tras éste, Lions intentó sin éxito subir un poco más el nivel tanto físico como táctico de su juego, pero Málaga conseguía mantener al ataque alejado de la zona de anotación. Y precisamente, desde aproximadamente el medio campo, una grandísima carrera del corredor rookie #26 Ismael Sánchez “Trenecito” culminaba en 6 puntos más para Lions, que de nuevo adelantaba a Corsairs en la clasificación. Lions jugaba de dos para intentar abrir más brecha en el marcador, pero volvía a fallar. Al término del tercer cuarto, el resultado de 19-7 resultaba peligroso para los intereses de Lions, puesto que una simple anotación, los dejaba fuera. Y nada más comenzar el último cuarto, llegaba esa temido touchdown de Málaga, que aún a falta de la conversión, con el 19-13, volvía a ser equipo de playoffs. Y entonces ocurrió lo impensable: el long snap para el extrapoint salía muy alto y desviado, y el kicker no conseguía hacerse con el balón, que llegaba de nuevo a manos de Ismael, que recorría todo el campo siguiendo los bloqueos de sus compañeros para terminar la jugada a casi 80 yardas de donde empezó. Esta jugada poco común se premia con dos puntos, con lo que la ventaja volvía a ser favorable a los leones, que además disponían ahora de posesión para intentar consumir la mayor cantidad de tiempo posible. Pero en esos momentos de nuevo la defensa malagueña realiza un gran trabajo, y deja a Lions en una posición lejana, que termina con un intento de field goal fallido. La defensa naranja salta al campo con la intención de hacer como al comienzo del partido: ser dueña del emparrillado. Y aunque en gran medida lo consigue, una falta personal y un par de buenos avances corsarios dejan a falta de 10 segundos una buena posición de campo (apenas 10 yardas) para un field goal, que recortara lo suficiente en el marcador para evitar esa derrota por 7 puntos. Y de nuevo, ocurrió algo inesperado: tras patear de forma contundente durante toda la temporada, el kicker Aimen fallaba un primer field goal no válido, y también era bloqueado en una segunda oportunidad que, aunque recuperada por Corsairs, no conseguían llegar a la endzone rival. A Lions solo le quedaba plantar rodilla, y celebrar una sufrida victoria ante un gran rival que demostró en ambos enfrentamientos por qué llega al último partido con posibilidades de playoffs. 

Y es que los Lions aún tendrán que ganar en Almería a Barbarians el día 2 de mayo, en partido aplazado por un brote de Covid en el equipo almeriense. De ser así, Lions se enfrentará a Pioners en L’Hospitalet, primeros de la Conferencia Norte, e invictos en 6 partidos, en unas semifinales que no serán otra cosa que un premio a una joven plantilla con muchas ganas de aprender y seguir creciendo.