LA VICTORIA PASA DEL GRANADA Y SE FUGA CON EL ATHLETIC, 1-2.

LOS ROJIBLANCOS SIGUEN SIN CONSEGUIR UNA VICTORIA ESTA TEMPORADA Y ESTA NOCHE HAN CEDIDO ANTE EL BILBAO POR 1-2. LA PRIMERA PARTE DE LOS ROJIBLANCOS NO FUE BUENA, Y EL GOL DE RAÚL GARCÍA COMPLICÓ TODO, AUNQUE MEHDI CARCELA IGUALÓ AL FILO DEL DESCANSO EN EL ÚNICO DISPARO A PUERTA. AL COMIENZO DE LA SEGUNDA PARTE EL GRANADA MERECIÓ PONERSE POR DELANTE PERO EN UN SAQUE DE ESQUINA LAPORTE LE DIO EL TRIUNFO A LOS SUYOS. EL EQUIPO DE JÉMEZ NO MEJORÓ CON LOS CAMBIOS.

El Athletic Club logró esta noche su tercera victoria consecutiva al vencer por 1-2 al Granada CF, que sigue sin conocer la victoria en la presente campaña y que con esta derrota acabará la jornada en puestos de descenso.

[pullquote]FICHA TÉCNICA:

1 – Granada CF: Ochoa; Foulquier, Uche, Gastón Silva, Tito; Angban (Boga, m.79), Sergi Samper (Atzili, m.66); Carcela-González, Alberto Bueno, Andreas Pereira; y Kravets (Ezequiel Ponce, m.61).

2- Athletic Club: Kepa; Lekue, Etxeita, Laporte, Balenziaga; San José, Beñat; Susaeta (Sabin Merino, m.61), Raúl García, Muniain (Williams, m.61); y Aduriz (Iturraspe, m.79).

Árbitro: Martínez Munuera (Comité Valenciano). Mostró cartulina amarilla al local Foulquier.

Goles: 0-1, (m.15): Raúl García. 1-1, (m.44): Carcela-González. 1-2, (m.76): Laporte.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga Santander disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 15.000 espectadores.[/pullquote]

Raúl García marcó en una primera parte que el equipo vasco controló mejor pero que acabó con el tanto del empate local del marroquí Mehdi Carcela-González, mientras que en la frenética y divertida segunda mitad el Granada firmó sus mejores minutos del curso, pero decidió el choque un tanto de Aymeric Laporte.

Jémez volvió una jornada más a revolucionar el once inicial del equipo y hasta cinco cambios respecto al Villamarín se pudieron ver sobre el terreno de juego. Ochoa, uno de los mejores un día más, ya se ha convertido en el único jugador que ha jugado todos los minutos, ya que en esta ocasión la punta de lanza habitual Ezequial Ponce perdió su titularidad en favor del ucraniano Kravets. En defensa, el compañero en el centro de la zaga de Gastón Silva fue Uche Agbo, con Foulquier de nuevo en el lateral derecho y Tito en el izquierdo como hizo en la segunda parte ante el Betis. El centro del campo tuvo la presencia de Samper y Angban por delante de la defensa, para tener a Mehdi Carcela y Andreas Pereira por derecha e izquierda. Alberto Bueno trato de ser el enganche con el ucraniano.

La primera parte tuvo alternativas, aunque fue el Athletic el equipo que en todo momento dio la sensación de tener el choque más controlado y las ideas más claras. Raúl García ya avisó de sus intenciones en el primer minuto de juego con un disparo que se marchó fuera, suerte diferente a la que corrió el colocado zurdazo desde fuera del área que al cuarto de hora sirvió para adelantar a su equipo en el marcador, 0-1.

El Granada reaccionó bien al 0-1, con buenas combinaciones y merodeando varias veces el área de Kepa Arrizabalaga, aunque su casillero de ocasiones tras el tanto bilbaíno se quedó a cero y su único acercamiento del primer tiempo llegó en el minuto 7, con un remate de Alberto Bueno que saco la zaga rival en el área pequeña.

Cuando más controlado tenía el partido el Athletic y ambos equipos parecían pensar ya en el descanso, ningún jugador visitante fue capaz de despejar el balón de su área en una embarullada acción ofensiva local por la banda derecha entre Carcela-González  y Foulquier que aprovechó bien el marroquí para con un disparo pegado al palo sorprendiera a Kepa, 1-1.

SEGUNDA PARTE

El Granada inició la segunda parte tan fuerte como había terminado la primera y antes de que se cumpliera el primer minuto entre Kepa y el larguero evitaron el 2-1 ante un disparo lejano de Alberto Bueno.

El argentino Guillermo Ochoa respondió primero atajando bien un remate de Aritz Aduriz y, poco después, despejando a la perfección otro durísimo chutazo de Raúl García, en una buena respuesta del equipo de Valverde.

El Granada tuvo sus mejores momentos de la temporada en casa y se hizo acreedor al gol, primero en una gran acción personal del brasileño Andreas Pereira que sacó la zaga, en un remate del ucraniano Artem Kravets que sacó Kepa y con un remate fuera del argentino Ezequiel Ponce.

El Bilbao se sacudió la presión y el encuentro entró en una fase más abierta y el gol daba la sensación que podía caer para cualquiera de los dos equipos. Aduriz, en dos ocasiones, y Ponce, tras sendos saques de esquina, gozaron de nuevas opciones para marcar, aunque ninguna tan clara como la de Sabin Merino en el minuto 72, que en franca posición mandó el esférico fuera.

Precisamente en un córner llegó el 1-2 (m.76), marcado por Laporte, quien aprovechó para empujar libre de marca el balón que había despejado Ochoa tras el cabezazo de Mikel San José.

En los últimos minutos intentó volcarse el Granada para, al menos, igualar la contienda, pero se vio mermado por la lesión del francés Dimitri Foulquier cuando el técnico Paco Jémez ya había efectuado los tres cambios y el equipo visitante no pasó apuros para mantener su renta.

 

 

Deja una respuesta