LA PORTERÍA A CERO MÁS DE UN AÑO DESPUÉS.

LA ÚLTIMA VEZ QUE EL CONJUNTO ROJIBLANCO LOGRÓ DEJAR SU PORTERÍA A CERO FUE PRECISAMENTE EN RIAZOR EN FEBRERO DE LA TEMPORADA PASADA.

El empate a cero logrado anoche por el Granada en el campo del Deportivo de la Coruña sirvió para que el equipo rojiblanco pusiera fin a una racha negativa de más de un año sin recibir goles como visitante.

El conjunto andaluz había dejado su meta a cero por última vez a domicilio a finales de febrero del pasado año, cuando venció por 0-1 en el Estadio Riazor en un choque que sirvió para que debutara al frente de los granadinistas el técnico José González.

 

Más de un año después y tras veinte encuentros consecutivos de Liga recibiendo al menos un tanto lejos del Nuevo Los Cármenes, cinco de la pasada campaña y quince de la actual, el Granada volvió al feudo deportivista y fue capaz de no encajar ningún tanto.

El conjunto que dirige Lucas Alcaraz, que esta temporada aún no ha sido capaz de ganar como visitante, también cortó anoche con este empate una mala racha de cuatro derrotas consecutivas y otra de siete encuentros seguidos perdidos a domicilio.

La última vez que había puntuado fuera de casa fue hace casi cuatro meses, el 9 de diciembre de 2016, cuando empató a un tanto en el Estadio La Rosaleda contra el Málaga.

El punto sumado anoche mantiene al Granada penúltimo en la clasificación, situado ahora a siete puntos de una permanencia que marca el Leganés, con el que los rojiblancos tienen el ‘gol average’ perdido.

Deja una respuesta