JUANITO: “VINE PARA JUGAR 4 AÑOS Y VOLVERME, Y LLEVO 26 VIVIENDO AQUÍ”.

‘JUANITO’ CERRARÁ ESTE MARTES SU PRESENCIA EN LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE TENIS DE MESA TRAS PARTICIPAR EN UN TOTAL DE CUATRO JJOO. SEGUIRÁ JUGANDO A NIVEL CLUB.

J.G.(EFE).- El palista He Zhi Wen ‘Juanito’ disputará el próximo martes en Granada su último partido con la selección española de tenis de mesa, con la que ha participado en los cuatro últimos Juegos Olímpicos (Atenas, Pekín, Londres y Río).

Con 54 años, ha decidido ‘colgar la pala’ con el equipo nacional después de dos décadas defendiendo sus colores, aunque seguirá en activo como profesional a nivel de clubes.

En una entrevista concedida a EFE, el incombustible Juanito confiesa que España ya es su casa y se ríe cuando rememora que vino para “jugar cuatro o cinco años” y volverse a China, y ya lleva más de un cuarto de siglo felizmente afincado con su familia en Granada.

Pregunta: El martes jugará en Granada su último partido con la selección española tras veinte años como internacional, ¿será un momento especial?

Respuesta: En 1996 fue el primer año que estuve con la selección, llevo ya veinte años y estoy muy contento por haber estado tanto tiempo. Contento por los compañeros y por haber tenido la ayuda de mucha gente. Y muy feliz por despedirme aquí en Granada.

P: ¿La retirada se produce porque cree que ha cumplido un ciclo con la selección, que ha llegado el momento de decir adiós al combinado nacional?

R: Preferiría seguir jugando, me gusta jugar, pero es muy difícil. Con la selección hay que jugar campeonatos, muchas competiciones a nivel europeo con partidos seguidos, y es muy difícil poder mantener ya esa carga física.

P: ¿Cuál es el día, el momento o el partido más especial que recuerda con el equipo español en estos veinte años?

R: Me acuerdo mucho de las clasificaciones para los Juegos Olímpicos, donde pude ganar a gente buena, como al campeón del mundo Werner Schlager (Austria). Jugar con la selección me ha hecho muy feliz.

P: ¿Cuándo en 1990 llegó a España, se podía imaginar que iba a jugar durante veinte años en la selección española?

R: Al principio sólo pensaba en jugar aquí durante cuatro o cinco años y en volver a China. Al principio era muy difícil el idioma, la cultura, comer, no tenía familia… Todo era muy difícil. Y hablaba muy poco español. Pasa el tiempo, conoces a gente y poco a poco ya todo empezó a gustarme mucho. Y ya llevó 26 años viviendo en Granada (risas).

P: ¿Qué le sorprende más llevar 26 años viviendo en Granada o llevar veinte jugando con la selección española?

R: Estar veinte años jugando con España. Es muy difícil para un jugador estar tanto tiempo y, además, hacerlo a un nivel muy alto para poder estar disputando Campeonatos del Mundo y Juegos Olímpicos. Estoy muy contento y muy feliz por ello.

P: Fue campeón del mundo por equipos con China en 1985 y también estuvo al inicio de su carrera entre los diez mejores jugadores del mundo, ¿fueron ésos los mejores años de su carrera?

R: Sí, entre 1983 y 1986, esos cuatro años jugué muy bien, estuve entre los diez mejores del mundo y podía ganar a cualquier jugador.

P: ¿Qué le ha quedado por hacer?

R: Ganar medallas individuales en Campeonatos de Europa o del Mundo. Pude coger alguna y se me escapó.

P: ¿Qué es lo que más le gusta de España?

R: Ya me gusta todo, España ya es mi casa (risas). Ahora voy a China quince o veinte días de viaje, veo a la familia y a los amigos, y ya quiero volver a España. Parezco un turista cuando voy allí (más risas). La comida, el tiempo…, de España me gusta todo.

P: Es un caso casi único en el deporte. Sigue jugando a los 54 años a nivel profesional y, además, continúa en la elite del tenis de mesa. ¿Cómo lo hace, cuál es el secreto para mantenerse así?

R: No sé. Yo siempre en la vida me he cuidado mucho. Yo nunca he salido de fiesta. Mucha gente llega el fin de semana y se va de discotecas, se emborracha, y yo casi nunca lo hago. Me cuido bien, como bien. Y también en el juego, creo que saco bien y que juego bien con la cabeza.

P: ¿Ésa es la diferencia con el resto de palistas?

R: Cada jugador es diferente, pero ellos corren mucho, se cansan; yo siempre juego puntos cortos, de calidad. Uno, dos, tres toques para terminar el punto. Uso un sistema diferente. Saco con cabeza. No entreno mucho, pero sí bien cada día, para poder recuperar. Llevo así desde hace diez o quince años. Hoy como han venido las cámaras a grabarme, he hecho un entrenamiento más fuerte y de más calidad, por eso estoy muy cansado (risas).

P: ¿Desde hace cuántos años le preguntan en entrevistas por la retirada?

R: Mucha gente pregunta. Muchas veces voy a Barcelona o a otro sitio a jugar un torneo y me hacen un homenaje y me regalan una placa, y al año siguiente me ven otra vez allí (risas). Todavía juego bien. Me retiro de la selección, pero con los clubes voy a seguir jugando. No como antes de número uno, pero voy a seguir. Me gusta jugar. Es la mejor vida: puedo hacer deporte, viajo, veo ciudades y ocupo el tiempo libre.

P: ¿Llegará la retirada a corto plazo, en uno o dos años?

R: No sé, no llegará hasta que no tenga ganas. Ahora todavía tengo ganas de jugar.

P: ¿Hay cada vez más igualdad entre el tenis de mesa asiático y el europeo?

R: Son sistemas diferentes. En China sigue funcionando todo a base de concentraciones. Los jugadores están muchos años juntos en centros para formarse. Se destina mucho dinero a eso. En España, por ejemplo, es muy diferente.

P: ¿Pero hay posibilidad de que se iguale el nivel entre Europa y los países asiáticos?

R: En Europa sólo en Alemania hay centros de entrenamiento con jugadores de mucho talento, pero el sistema sigue siendo diferente. En China es muy duro, pero es una fábrica de medallas. De Alemania, de Francia o de Rusia puede salir un campeón del mundo; de China pueden salir ocho diferentes.

P: ¿Qué recuerda de su infancia en China, de esos centros de entrenamiento?

R: Eran entrenamientos muy duros, a veces dormíamos en la mesa, trabajábamos muy duro, pero teníamos muchas ganas de jugar. Subíamos el nivel, pero teníamos poca vida, casi no salíamos. Sólo era trabajar, trabajar y trabajar.

P: Ahora es bastante famoso en China.

R: En 2012 salí bastante en la tele por participar en los Juegos y este año por ser campeón del mundo de Veteranos en Alicante. Ahora hablan bien de nosotros en la televisión china, al principio no hablaban bien, nos criticaban porque nos íbamos de China para ganar dinero fuera.

P: ¿Cómo ve el futuro del tenis de mesa español?

R: Hay centros con buenos jugadores jóvenes y buenos entrenadores, y se hacen muchos entrenamientos y campeonatos para subir el nivel. Le veo un buen futuro.

P: ¿Cree que en España se le hace mucho caso al fútbol y poco al tenis de mesa y a otros deportes?

R: Sí, en España es siempre fútbol y fútbol, aunque el tenis de mesa está mucho mejor que antes. En China antes era sólo tenis de mesa y bádminton, y ahora también se habla mucho de fútbol. Yo antes casi nunca veía fútbol, pero ahora que ya tengo tiempo, también lo veo. Antes pensaba siempre en cómo jugar bien, ahora ya también veo fútbol (risas).

P: ¿Qué va a hacer a Juanito cuando se retire?

R: Seguiré jugando. Cuando llevo tres días sin entrenar me aburro, tengo que hacer deporte.

Deja una respuesta