IGHALO DE MI VIDA. GRANADA CF 1-0 MÁLAGA CF.

UN ACERTADO REMATE DEL NIGERIANO IGHALO TRAS UN CENTRO DE BRAHIMI SUPUSO LA VICTORIA DEL GRANADA CF, SEGUNDA CONSECUTIVA, ANTE EL MÁLAGA CF QUE LLEVÓ EL CONTROL DEL JUEGO PERO QUE NO PUDO SUPERAR EL BUEN EJERCICIO DEFENSIVO DE LOS DE ALCARAZ QUE SUMAN TRES PUNTOS DE ORO PARA CONSEGUIR LA PERMANENCIA EN PRIMERA DIVISIÓN.

La historia del Granada CF tiene ya un hueco para el jugador nigeriano Odion Ighalo, siempre discutido por su peculiar visión del fútbol, es sin duda con sus goles uno de los grandes artífices de la actual situación del club. Ayer volvió a conseguir uno de esos goles que valen su peso en oro, tras rematar con la punta de la bota un centro desde la derecha del franco-argelino Brahimi. El gol supuso el triunfo final del equipo, y la suma de tres puntos con los que posiblemente nadie contaba, y que aúpan al conjunto de Alcaraz a posiciones algo más alejadas del descenso, pero no definitivas.

Ighalo celebrando el gol conseguido ante el Málaga CF. Foto: EFE.

Tras la festiva jornada del día de la cruz, cada vez venida a menos, el partido era sin duda el más complicado a priori que tendría el conjunto rojblanco en Los Cármenes, la llegada del Málaga CF en plena lucha por los puestos europeos, a pesar de estar pendiente de la resolución del TAS que podría dejarlos fuera durante el próximo año, se trataba de un rival de gran nivel, los Baptista, Joaquín, Santa Cruz e Isco eran sin duda más que una piedra una roca en el camino.

Lucas Alcaraz lo tenia claro en la previa del partido, resultado por encima de juego a estas alturas y con estas urgencias  y  dispuso un equipo muy compacto, donde una vez estaba ausente el argentino Buonanotte cuando todo el mundo esperaba su presencia en el equipo. Tampoco a pesar de su gran partido en Barcelona saltó de inicio Iriney, y si lo hizo el malagueño Recio, a pesar de la clausula de su contrato, al presumiblemente llegar a un acuerdo ambas instituciones. La otra novedad fue la presencia en banda derecha de Brahimi, que sin duda y hasta que le permitio la condición física fue de los mejores del equipo, con permiso de un imponente Diakhaté que estuvo soberbio atrás.

El Málaga CF salió con todo al césped de Los Cármenes, sin especular y con la clara intención de llevar la iniciativa para conseguir la victoria, mientras los rojiblancos bien ordenados gozaron durante los minutos iniciales de más presencia en el área malagueña. Así llegó la primera clara ocasión del choque (m.11), con Ighalo rematando en el área pequeña a bocajarro tras buena jugada de Brahimi, pero el meta argentino Willy Caballero firmó la primera gran parada de la tarde.

Después lo volvieron a intentar Mikel Rico, Brahimi y Nolito, éste último con un buen disparo cruzado que el meta visitante mandó a córner, antes de que el Málaga se estrenara en el ataque tras una buena jugada colectiva que acabó con un mal remate de Antunes, que se fue por encima de la portería de Roberto.

Roberto y Mainz dos iconos rojiblancos, se felicitan a la conclusión del partido. Foto: Ramón Perez y Alfredo Aguilar (Ideal).

Antes de cumplirse la media hora de partido, llegaría el tanto del Granada CF, una bonita asociación entre Brahimi e Ighalo, estuvo a punto de desbaratarla la defensa blanquiazul, pero el rechazó lo recogió de nuevo Brahimi, que puso un templadito centro al primer palo donde, “La Leyenda” Ighalo, con la puntita de la bota y con convicción, introdujo el cuero en la meta de Caballero, estableciendo el 1-0 (m.27).

El Málaga CF, con Isco como timonel, remó con insistencia en dirección a la portería de Roberto, pero sin la fortuna de llevar el esferico a buen puerto. Morales obligó a intervenir por primera vez al meta Roberto con una falta directa que repelió de puños el gallego, aunque la segunda acción de la jugada acabó con un cabezazo fuera del brasileño Welligton (m.32). El Arabi respondió un minuto después con un lanzamiento intencionado que se marchó fuera por poco (m.33). La ultima ocasión de la primera parte fue para el mejor de los malagueños, Isco, tras una jugada personal que tampoco encontró puerta (m.37).

La historia de la segunda parte se la pueden imaginar, dicen que la mejor defensa es un buen ataque, pero si tu ataque ni por asomo es el mejor, no queda otra, defensa. Y en esta faceta del juego fue en la cual se aplicó y de que manera el equipo de Alcaraz durante la segunda mitad, con un control absoluto del Málaga CF tan constante como ineficaz de cara a la portería de Roberto. Pellegrini cambio cromos, quito a un Baptista muy diluido y dio entra a Roque Santa Cruz, que generó en un desmarque una buena ocasión para los suyos, pero muy atento Roberto se lanzo a los pies del atacante para con la mano interceptar el disparo a portería del malagueño. El paraguayo volvió a rematar, esta vez de cabeza, sobre la portería rojiblanco pero su lanzamiento se marchó desviado.

El Granada CF, sufría el contratiempo de la lesión de Ighalo, y posteriormente de Recio, entrando en juego Iriney bien recibido por la afición y de Aranda, que precisamente fue quien tuvo la mejor ocasión para hacer el 2-0, en una bonita acción de ataque con Nolito, pero su disparo lo adivino bien el argentino Willy Caballero.

Hasta el final, sufrimiento en la grada rojiblanca y resignación en el sector malagueño, que tuvieron un comportamiento correcto, dando colorido a la grada y la ciudad durante todo el día, en un encuentro donde los tres puntos acabaron para el más necesitado.

Ficha técnica:

1 – Granada CF: Roberto; Nyom, Diakhaté, Mainz, Siqueira; Brahimi (Juanma Ortiz, m.83), Mikel Rico, Recio (Iriney, m.73), Nolito; Ighalo (Aranda, m.61) y El Arabi.

0 – Málaga CF: Willy; Sánchez, Demichelis, Welligton, Antunes; Joaquín, Iturra (Duda, m.77), Camacho, Isco; Morales (Piazón, m.69) y Baptista (Santa Cruz, m.58).

Gol: 1-0, M.27: Ighalo.

Árbitro: Muñiz Fernández (Comité Asturiano). Mostró cartulina amarilla a los locales Brahimi, El Arabi, Nyom y Aranda y a los visitantes Isco y Wellington.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima cuarta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante unos veintidós mil espectadores, prácticamente lleno, y con presencia de un millar de aficionados malaguistas

Deja una respuesta