GRANADA CF 1-2 RC CELTA DE VIGO. INJUSTA DERROTA PARA UN GRANADA SIN PELIGRO.

EL EQUIPO DE ALCARAZ SUFRIÓ UN DURO GOLPE EN LOS MINUTOS FINALES DE PARTIDO, AL CAER DERROTADO ANTE EL CELTA DE VIGO DE LUIS ENRIQUE. LOS ROJIBLANCOS NO MERECIERON LA DERROTA, AUNQUE BIEN ES CIERTO QUE VOLVIERON A DEMOSTRAR LAS MISMAS CARENCIAS OFENSIVAS DE TODA LA TEMPORADA. DE NUEVO SE QUEDARON CAMBIOS SIN REALIZAR.

En el fútbol hay que transmitir, y el Granada CF de Alcaraz transmite sensaciones dispares para todos sus aficionados, mientras parece que lo tiene todo controlado, que domina al rival y esta en buenas condiciones de llevarse el partido, aparece esa sensación por un lado de fragilidad defensiva, los dos goles de ayer imperdonables, junto con una fragilidad ofensiva impropia de un equipo de primera división, el dominio fue suyo pero totalmente estéril especialmente en la segunda mitad.

El equipo perdió, pero no lo mereció, aunque tampoco mereció ganar, ante un Celta de Vigo, ordenado con caras conocidas y que en sus dos únicas acciones de peligro, supo encontrar el camino del gol. Mientras el Granada, con el dominio de la pelota, no sabe como encontrar ese camino, primero porque no parece tener unos movimientos ofensivos definidos todavía a estas alturas, y segundo porque los tres de arriba están muy lejanos, y a veces parecen que es la primera vez que juegan juntos.

Brahimi escurridizo y voluntarioso lo intenta en solitario, casi siempre abusando de la conducción,  El Arabi lucha contra molinos de viento, corre y lo intenta pero el limite es muy evidente y Piti anarquico, ha bajado bastante su rendimiento. Además la presión en el equipo no existe ya que el banquillo y sus opciones parecen olvidadas, ayer de nuevo solo dos hombres de refresco, con el campo pesado y un rival encerrado.

Todo esto mantenido siempre por un jugadorazo especial, el chileno Manuel Iturra, que ayer fue el mejor de su equipo y puso, como siempre, sobre el campo esos arrestos que llegan a retratar en algunas ocasiones a otros compañeros.

Con todo esto, la primera parte estuvo cargada de alternativas, con dos equipos queriendo tener la pelota y enlazar acciones ofensivas desde atrás pero con poca presencia en las áreas contrarias. Tras un posible penalti por mano de Orellana en el área visitante, la primera acción peligrosa del choque fue una acción personal de Brahimi bien frenada por la parada de Yoel.

El Celta marcó el primer gol que recibe esta temporada el Granada en jugadas a balón parado en un saque de esquina lanzado en corto que acabó con centro de Rafinha, el más destacado de los visitantes, y cabezazo en el segundo palo tras zafarse de su marcador de Cabral (0-1, m.28), Nyom estuvo despistado y el celtiña le robo la cartera.

El Arabi celebrando el empate ante el Celta.

Los locales gozaron de un par de buenas opciones para empatar, pero falló El Arabi, primero en una volea que mandó fuera, remantando con la pierna izquierda y después con un cabezazo que se fue a las manos de Yoel, para desesperación de una grada que volvió a ser la de años anteriores.

El marroquí se desquitó marcando el tanto del empate en el minuto 41 al rematar el saque de esquina botado por Fran Rico, y alojarlo esta vez sí, con un perfecto cabezazo al fondo de la porteria celeste, 1-1.

SEGUNDA PARTE

La segunda parte fue similar a la primera, aunque más embarullada y con menos control de balón por parte de ambos conjuntos.

Iturra, el mejor del partido, evitó el gol de los celestes al intervenir prodigiosamente para sacar el balón por detrás a Nolito, que se había quedado en el mano a mano ante Roberto, en un movimiento defensivo de los rojiblancos esperpentico durante el contragolpe celeste, que el chileno volvió a enmendar.

Los locales, que reclamaron otro penalti por claro empujón de Cabral a El Arabi, pudieron marcar en un disparo de Fran Rico, que no encontró portería pese a estar en franca posición, y en otro chut lejano de El Arabi que salió fuera por muy poco.

Los últimos minutos fueron muy emocionantes, con el Granada volcado buscando el tanto de la victoria ante un Celta satisfecho con la igualada pero que en ningún momento renunció al ataque.

Un error de Brahimi, que llevó el peso del ataque rojiblanco, propicio la jugada que dio origen al segundo tanto visitante.

Eso le permitió lograr el tanto de la victoria en el minuto 88, cuando una jugada de Kron Delhi fue cortada por un mal rechace de Roberto, que dejó el balón muerto en el área pequeña para que Augusto remachara el 1-2.

La derrota deja al Granada muy pendiente de los resultados que se registren en esta jornada, en un díficil situación, sigue sin convencer en casa, y el discurso cuando no ganaba en la primera vuelta, no se esta cumpliendo, y la llegada de los equipos teoricamente más accesibles, no se esta traduciendo en victorias. Mientras que el triunfo permite al Celta colocarse con seis puntos de ventaja sobre la zona de descenso y mantener su racha de victorias en esta Liga cada vez que visita Andalucía.

Ficha técnica:

1 – Granada: Roberto; Nyom, Mainz, Murillo, Angulo; Iturra; Piti (Buonanotte, m.68), Fran Rico, Recio (Pereira, m.89), Brahimi; y El Arabi.

2 – Celta: Yoel; Hugo Mallo, Cabral, Fontás, Jony; Oubiña (Aurtenetxe, m.60) , Rafinha, Augusto; Orellana (Kron Dheli, m.83), Nolito y Charles (Santi Mina, m.53).

Goles: 0-1, m.28: Cabral. 1-1, m.41: El Arabi. 1-2, m.88: Augusto.

Árbitro: Mateu Lahoz (Valencia). Mostró cartulina amarilla a los locales Nyom y Murillo, y a los visitantes Cabral, Oubiña, Hugo Mallo, Nolito y Juan Carlos Unzúe (segundo entrenador)

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 13.500 espectadores.

Deja una respuesta