GRANADA 1-3 EIBAR. LA PRIMERA EN LA FRENTE.

MAL ARRANQUE EN LIGA DEL CONJUNTO DE SANDOVAL QUE CONCEDIÓ TODO EN DEFENSA A UN RIVAL QUE NO DESAPROVECHÓ LAS OCASIONES. CUANDO MEJOR ESTABA EL EQUIPO CON 1-2, LA EXPULSIÓN DE SALVA RUIZ EVITÓ EL SUEÑO DE LA POSIBLE REMONTADA. AL FINAL EL EIBAR SALE DE LOS CÁRMENES COMO PRIMER LÍDER DE LA TEMPORADA.

Pues ya estamos en faena, se acabó la pretemporada, y a las primeras de cambio el conjunto rojiblanco se la llevó ‘en la frente’. El primer partido de la temporada en Los Cármenes cerraba la primera jornada de la Liga BBVA 2015-2016, y en los aledaños del estadio, se vivía ese ambiente tan maravilloso que precede a un encuentro de los rojiblancos.

[pullquote]
Ficha técnica:
1 – Granada CF: Andrés Fernández, Foulquier (Miguel Lopes, m.46), Babin, Mainz, Salva Ruiz; Rubén Pérez, Javi Márquez; Robert (Edgar, m.73), Piti (Success, m.46), Rochina; y El Arabi.
3 – Eibar: Irureta; Capa, Ramis, Mauro, Luna; Escalante, Dani García; Adrián (Arruabarrena, m.66), Keko, Saúl Berjón (Juncá, m.75); y Sergi Enrich.
Árbitro: Iglesias Villanueva (Gallego). Expulsó con roja directa a Salva Ruiz (m.56). Mostró cartulina amarilla al local Mainz y a los visitantes Keko Gontán, Adrián, Dani García, Luna, Escalante y Capa.
Goles: 0-1, m.22: Adrián. 0-2, m.35: Escalante. 1-2, m.50: Rochina. 1-3, m.67: Arruabarrena.
Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 15.000 espectadores.
[/pullquote]

Camisetas por todo el Zaidín, terrazas llenas, buen ambiente, y una ilusión, ganar el primer partido, y si es posible por dos goles de ventaja y cerrar como líderes. Pues nada de nada. La afición rojiblanca, bastante mermada especialmente en preferente, sufrió un ‘déjà vu’ de los gordos.

El primero en el once inicial, donde solo dos jugadores Ándres Fernández y Salva Ruiz, eran las caras nuevas despues de toda la pretemporada y todos los fichajes realizados. Sandoval en el banquillo y para colmo un rival, que la última vez que se jugó liga en el estadio, era de segunda.

Demasiadas coincidencias para ver otra cosa, y así fue, vimos lo de siempre o casi siempre. Un Granada CF inconexo, sin fluidez, falto de claridad arriba y lo que es peor, blando, muy blando a nivel defensivo. Y con eso no hay que verter las tintas en un jugador u otro, aunque Foulquier no tuviera su día, el ejercicio defensivo es colectivo y estuvo mal. Dos llegadas y dos goles.

Pero antes de llegar a los goles, hay que hablar del colegiado gallego Iglesias Villanueva, que pudo haber cambiado el partido si no hubiese mirado a otra parte en una clara caída de El Arabi ante Irureta, que hubiese supuesto la pena máxima y la posible expulsión del meta armero, era el m.15 y el primer penalti que nos birlan esta temporada.

Despues llegó el desastre, la banda derecha rojiblanca fue una autopista para Antonio Luna, que sirvió por dos veces a sus compañeros para que perforaran la meta de Ándres Fernández con muy poca oposición. La primera vez en el m.22, al ponerle el cuero a su compañero Adrián para que con tranquilidad y sutileza estableciera el 0-1.

El Arabi tuvo el empate en una jugada extraña, donde solo en el área pequeña, y de manera inexplicable, posiblemente el jugador pensó que la jugada estaba invalidada, envió fuera un remate a puerta vacía.

Ante tanta cortesía local, de nuevo Luna puso el cuero al segunda palo, para que esta vez, el argentino Escalante en el segundo palo, y con la venía de centrales y portero local, colocará un inexplicable 0-2, m.35.

Antes del descanso, Irureta demostró sus artes en un lanzamiento de falta de Rochina que despejó con solvencia, y en un cabezazo de Robert.

SUCCESS Y LOPES POR PITI Y FOULQUIER AL DESCANSO.

Sandoval buscó cambios tras el descanso, y le dio resultado muy pronto gracias al descaro del joven nigeriano Isaac Succes, de que salió la jugada del tanto rojiblanco, obra de Rochina en el m.50.

Con el Granada envalentonado y el Eibar viéndolas venir, Lopes y Rochina estuvieron cerca del empate a pesar de estar ya el equipo con uno menos, ya que todo se fue al traste en una acción desproporcionada, aunque muy rigurosa por parte del colegiado, en la que Salva Ruiz, entra con los tacos sobre el jugador armero Dani García, al que golpea.

El Granada se quedaba con uno menos, y el partido se terminaba de romper con el tercer tanto visitante, obra de Arruabarrena en un claro desajuste defensivo a la salida de un córner, 1-3,m.67.

Hasta el final pudo incluso en alguna ocasión aumentar la ventaja el Eibar, que hizo un gran partido a nivel defensivo y sorprendió en todo momento a los locales con sus rápidas transiciones de ataque.

Es la primera jornada, y sacar conclusiones prematuras puede ser un error, por tanto, morderemos el filo de la bufanda y seguiremos a pesar de todo, dando algo mas de margen al equipo, había ausencias y en unas jornadas todo puede mejorar, esperemos.

 

 

 

 

Deja una respuesta