GETAFE CF 1-2 GRANADA CF. ‘SANDOVALINA’ PARA SEGUIR SOÑANDO.

El delantero marroquí del Granada, Youssef El-Arabi (2ºd), recibe la felicitación de sus compañeros tras marcar el primer gol al Getafe, durante el partido de la jornada 35º de la Liga BBVA, que se jugó en el Coliseum Alfonso Pérez, de Getafe. EFE

UN GRANADA CF MÁS ATREVIDO QUE DE COSTUMBRE ES CAPAZ DE ASIMILAR EN DOS DÍAS LA ILUSIÓN DE SANDOVAL Y SU PRESIDENTE Y PONEN A LOS ROJIBLANCOS A UNA VICTORIA DE LA SALVACIÓN. EL ARABI QUE VOLVÍA A SER TITULAR RESPONDIÓ CON DOS GOLES. 

[pullquote]

Ficha técnica:

1.- Getafe: Guaita; Vigaray, Alexis, Naldo, Escudero; Juan Rodríguez, Lacen (Emi, min. 77); Pedro León (Ivi, min. 77), Diego Castro (Babá, min. 63), Sarabia; y Freddy.

2.- Granada: Roberto; Nyom, Babin, Cala (Mainz, min. 54), Juan Carlos; Javi Marquez (Iturra, min. 68), Rubén Pérez; Lass, Piti (Ibañez, min. 78), Rochina; y El-Arabi.

Goles: 0-1, min. 14: El Arabi, de penalti; 1-1, min. 45: Pedro León; 1-2, min. 58: El Arabi.

Árbitro: Prieto Iglesias (Comité Navarro). Mostró cartulina amarilla a Cala (min. 53), Piti (min. 69) y Rubén Pérez (min. 90) por parte del Granada y a Lacen (min. 70), Alexis (min. 92) y Escudero (min. 93) por parte del Getafe.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo quinta jornada de la Liga BBVA disputada en el Coliseum Alfonso Pérez ante cerca de 6.000 espectadores.

[/pullquote]

La llegada de José Ramón Sandoval al banquillo del Granada dio aire a un equipo que sigue soñando con la permanencia tras ganar 1-2 al Getafe, que sigue coqueteando con los tres puntos que necesita para seguir en Primera División y que parece no querer conseguir.

Con el agua al cuello, Sandoval, en muy pocos días, planteó un partido valiente y a cara de perro. Tenía poco que perder y el técnico madrileño, tras la destitución de Abel Resino esta semana, apostó por un partido ofensivo para sobrevivir en la categoría. El conjunto granadino ya no tenía mucho margen de error. Una derrota en el Coliseum era casi una sentencia de muerte. Con solo tres partidos por delante y con la salvación a seis puntos de distancia antes del inicio del choque, el Granada tenía que ganar o ganar.

Por eso Sandoval se encomendó a los que a principios de temporada estaban llamados a salvar al equipo sin agobios y que ahora lo deben hacer con la máxima presión, un juego divertido pero angustioso para el aficionado. Juntos, creo por primera vez esta temporada, Lass, Rochina, Piti y El Arabi. Retorno Babín, y se quedó fuera Mainz. La izquierda fue para Juan Carlos y el centro del campo para Javi Márquez y Rubén Pérez.

 

El Granada aprovechó su planteamiento descarado con el que se lanzó al ataque. Suyas fueron casi todas las oportunidades y en casi todas estuvo involucrado Rubén Rochina, el mejor de los suyos durante los noventa minutos. El futbolista valenciano fue un incordio constante para la defensa del Getafe. Desde la banda izquierda, dio un pequeño recital para intentar abrir el marcador casi desde el primer instante.

Lo pudo conseguir con dos oportunidades casi consecutivas y que se encargó de desbaratar Vicente Guaita con dos buenas paradas, sobre todo la primera tras un cabezazo a bocajarro en el que tuvo que emplearse a fondo.

El merecido premio granadino llegó justo después de esos acercamientos de Rochina. La recompensa vino a ver al Granada tras una mano del brasileño Naldo dentro del área tras un centro de Piti. El marroquí Youssef El-Arabi no falló y marcó desde los once metros el primero de la tarde, 0-1 m.14. El Granada se ponía por delante en el marcador fuera de casa, había que frotarse los ojos.

El tanto del Granada no desperezó al Getafe, que casi hasta el último cuarto no empezó a funcionar. Entre el colombiano Freddy Hinestroza, que por sorpresa jugó de delantero, y Pedro León, consiguieron reactivar a un equipo que estaba a punto de besar la lona.

Hinestroza fue el primero en avisar con un zurdazo envenenado que el portero Roberto Fernández salvó con apuros. Su estirada salvó el empate, pero justo al límite del descanso no pudo detener la jugada de la tarde, obra de Pedro León, que hizo de las suyas con un control estratosférico, un recorte perfecto y un zurdazo con el que mandó la pelota al fondo de la red, otra ve un gol antes de cumplirse el tiempo, 1-1 m.45, era como para no levantarse, pero la ‘sandovalina’ era más fuerte que el Red Bull.

El golazo del murciano no afectó al Granada, que tras dejar los vestuarios volvió al césped con la misma actitud con la que empezó el choque. De nuevo se hizo dueño y señor del partido y de nuevo la conexión Piti-El Arabi funcionó con un centro del primero que remató de cabeza a la red el segundo, 1-2 m.58. Dos goles fuera de casa, los últimos fueron en Riazor.

El «milagro Sandoval» comenzaba a tomar forma entre el naufragio del Getafe, incapaz de enlazar jugadas de peligro con una actuación muy desacertada de sus dos medio centros, Mehdi Lacen y Juan Rodríguez, que no dejaron de cometer errores ofensivos y defensivos.

Los rojiblancos se hicieron fuertes, Iturra dio energía al centro del campo en sustitución de Javi Márquez y Robert Ibañez refrescó el ataque con un Piti cansado.

Los rojiblancos esta vez aguantaron al rival, y consiguieron tres puntos vitales fuera de casa, la segunda victoria lejos de Los Cármenes esta temporada, la última fue en el mes de Septiembre en la Catedral ante el Athletic.

Todo es posible en Granada, que aún sueña con alcanzar a Almería y Eibar, a tres puntos de distancia con un partido menos. El «efecto Sandoval» empieza a tomar forma. El sueño se mantiene vivo, la llama se aviva, la salvación espera, próxima estación en casa ante el Córdoba, puede pasar de todo pero no olviden tomar la mágica ‘Sandovalina’.

 

 

Deja una respuesta