FDEZ. MONTERRUBIO Y DIEGO MARTÍNEZ, PRIMERAS IMPRESIONES.

EL DIRECTOR GENERAL DEL CLUB, Y EL TÉCNICO AFRONTAN CON ILUSIÓN Y OPTIMISMO LA FASE DE GRUPOS DE LA UEL PERO CON RESPECTO POR LA CATEGORÍA DE LOS RIVALES.

El director general del Granada, Antonio Fernández Monterrubio, indicó este viernes que afrontan la fase de grupos de la Liga Europa con «humildad» y «ambición», y resaltó que van a «pelear desde el principio hasta el final» cada uno de los seis partidos que van a jugar.

El equipo andaluz quedó emparejado en el sorteo celebrado este viernes en Nyon (Suiza) en el Grupo E junto al PSV Eindhoven holandés, el PAOK Salónica griego y el Omonia chipriota.

«Afrontamos esta frase de grupos con la misma humildad con la que hemos afrontado las eliminatorias anteriores, con el mismo respeto a los rivales y con la misma ambición», comentó Fernández Monterrubio.

«Vamos a pelear cada partido desde el principio hasta el final, como hacemos siempre», añadió el director general en declaraciones remitidas por el club a los medios nada más aterrizar en Granada desde Suecia, donde el equipo venció el jueves al Malmoe por 1-3 para alcanzar la citada fase de grupos.

Fernández Monterrubio aprovechó la valoración del sorteo para «poner en valor» lo conseguido por el equipo, que calificó como «un premio después de 90 años» de historia.

«Nos llena de alegría a todos los granadinistas, hay que celebrarlo y festejarlo como merece. Es un hecho histórico, un éxito de la entidad y de todos los aficionados», añadió.

El entrenador del equipo, Diego Martínez, por su parte calificó como «un gran reto y algo muy ilusionante» que su conjunto pueda enfrentarse en la Liga Europa a equipos del «prestigio» del PSV, el PAOK y el Omonia.

«Es un momento histórico para disfrutar, para competir y para hacernos mejores, y nos hemos merecido estar en esta fase de grupos tras pasar tres eliminatorias a un partido, lo que añade mayor dificultad, y dos de ellas fuera de casa», indicó Diego Martínez.

El preparador reconoció que tener que jugar los seis partidos de la fase de grupos les va a provocar «mucho desgaste y exigencia» pero el equipo está «ilusionadísimo» con una participación que es «un hito histórico».

Diego Martínez dejó claro que «para la ciudad de Granada y para todos sus ciudadanos» el hecho de que «su equipo de fútbol pueda competir más allá de las fronteras españolas» es «en sí mismo un orgullo, una identificación y un prestigio que es difícil de conseguir».