Fdez. MONTERRUBIO: «NO QUEREMOS CONFLICTOS, PERO NUESTRA VISIÓN DE LO OCURRIDO ES DIFERENTE».

Los jugadores y miembros del cuerpo técnico del Granada que formaron parte de la expedición al partido de Europa League contra el Omonia Nicosia y aquellos que no pudieron participar del duelo de Liga ante la Real Sociedad estarán confinados hasta este domingo. Lo confirmaron Antonio Fernández y Fran Sánchez en rueda de prensa en la que dieron su versión de los hechos.

La mayoría de jugadores y técnicos del Granada que estuvieron presentes en el partido de la pasada semana de la Europa League en Chipre tendrán que permanecer confinados en sus respectivos domicilios hasta el próximo domingo debido a los casos de la COVID-19 que se han dado en el seno de la plantilla.

La medida, anunciada por el Granada tras habérselo comunicado LaLiga este mismo lunes, consiste en un confinamiento de diez días que empezaron a contar el pasado viernes, cuando el equipo regresó a España tras disputar el encuentro ante el Omonia Nicosia.

El próximo domingo, todos los jugadores y técnicos confinados se someterán a test PCR para confirmar si pueden incorporarse a los entrenamientos a partir del lunes, explicó en una rueda de prensa el director deportivo del Granada, Fran Sánchez.

No tienen que cumplir este confinamiento los miembros de la plantilla que hayan superado ya la COVID-19 y tengan anticuerpos de la enfermedad y aquellos que no formaron parte de la expedición a Chipre.

El director general del club, Antonio Fernández Monterrubio dio la versión del club, que contrasta con la de LaLiga, la cual el responsable calificó de «poco rigurosa». «Se produjo un comunicado de LaLiga duro y poco riguroso. El Granada no quiere conflictos ni guerra con LaLiga ni con nadie, simplemente tenemos otra opinión y visión de los hechos ocurridos y estamos en nuestro derecho de exponerla y defenderla», comenzó explicando.

«Podemos discutir o no estar de acuerdo en las situaciones que se plantean. Yo esperaba una mano tendida ante la situación que vivimos por el COVID-19. Vivimos una situación dramática y mando ánimos a nuestros ciudadanos», continuó.

«El 30 octubre dio positivo Fran Sánchez. El lunes Vallejo, y los integrantes del cuerpo técnico Espínola y Morcillo. El martes entrenamos de forma individual y tuvimos PCR negativos, menos Diego que fue no concluyente. El miércoles viajamos a Nicosia e hicimos test rápidos a todos los que iban, Diego dio positivo en ese test rápido y se quedo en casa y no viajó. El jueves, Puertas tuvo síntomas compatibles con el coronavirus y quedó aislado como Manuel Lucena (delegado)», siguió explicando.

«El positivo se confirmó a ultima hora de la tarde- noche y regresó de forma independiente al grupo. El viernes hicimos nuevos PCR a todos los integrantes del grupo, todos negativos, salvo un integrante del primer equipo que no pertenece al cuerpo técnico». «Se han contabilizado PCR que no son del primer equipo, que están en contacto con ellos, y positivos no confirmados por PCR, porque por ejemplo Lucena no hay confirmación, sigue aislado, sin confirmación», concluyó.

Respecto al viaje a Nicosia, aseveró: «Antes de viajar nadie, ningún organismo nos dijo que no pudiéramos viajar. Recibimos un email con recomendaciones para el viaje a Chipre por parte de LaLiga, que seguimos estrictamente. UEFA y LaLiga tienen protocolos diferentes, nosotros usamos protocolos de LaLiga, no usamos vestuarios, dos autobuses… cumplimos con las indicaciones de LaLiga para viajar a Chipre como se nos indicó en un email».

«Cambiamos todo el plan de viaje en horas, volvimos en viernes por la mañana para hacernos los test. Por la mañana contacto con LaLiga y le muestro mi preocupación y les digo que por precaución habría que posponer el partido por el Granada y la Real, que era el próximo rival. Estábamos muy preocupados. Eso era lo que dictaba el sentido común y preservar la salud de todos. A mediodía recibo un email de LaLiga que solo podían desplazarse los que no hubieran estado en Chipre y los IGG positivos en el equipo», relató.

«Ante esto, hay tres jugadores no disponibles, Soldado, Kenedy y Molina por distintas razones y entendemos que no tenemos el numero suficientes de jugadores para disputar el partido. Nos sorprende que no podamos viajar los que estábamos en Chipre y sí dos porteros del juvenil con un sólo PCR negativo que se hace el viernes y en contacto con juveniles que no han pasado ninguno sí pueden viajar. Nuestro equipo se desplazó a jugar con las condiciones que teníamos. En San Sebastian se vio el esfuerzo, sacrificio y trabajo… no eran las condiciones para competir, pero fuimos y competimos, con todas las limitaciones y problemas que teníamos», dijo además.

Y añadió: «El jueves hay síntomas en Puertas. La primera entidad que comunico la preocupación y que podemos tener un brote de COVID-19 es a LaLiga y a partir de ahí tomamos medidas con ellos. Puertas y Lucena volvieron separados y en ningún momento desde que se tuvo conocimientos de los síntomas tuvo contacto con la plantilla».

Los jugadores que tienen que permanecer confinados son los mismos que no pudieron participar este domingo en el partido de LaLiga Santander disputado en San Sebastián ante la Real Sociedad, un choque que «se tenía que haber aplazado y que se disputara en condiciones de igualdad», según Sánchez.

El director deportivo del Granada reconoció que «todos los días de la pasada semana fueron muy duros, y especialmente los de ayer (domingo)» pero que trataron de adaptarse «a las circunstancias».

«Fue un día surrealista porque no daba crédito a todo lo que pasaba. Es algo que no se merece este club y este equipo», apuntó sobre el hecho de que el Granada tuviera que jugar ante la Real Sociedad después de que ni LaLiga ni la Real Federación Española de Fútbol accedieran a aplazar el encuentro.