FABRI: «PIDO A LA AFICIÓN QUE ESTÉ CON EL EQUIPO, EL NUEVO ENTRENADOR Y LOS JUGADORES»

EL PRESIDENTE ESTUVO EN UN TONO ALGO DESAFIANTE, SIN DESVELAR NADA Y ASEGURÓ QUE LA DECISIÓN FUE «DOLOROSA«.

Pina dijo nada más comenzar que la decisión ha sido “dolorosa” y que “los motivos se los he explicado al entrenador. Con que los sepa él es bastante”. De manera seria y poca comunicativa.

El turno de palabra quedó para Fabriciano González y dijo de su estancia en Granada especialmente que como “siempre he dicho que estoy eternamente agradecido al presidente, por darme la oportunidad de venir aquí. He sido muy feliz en Granada y me quedo con eso. No hay ningún día especial. Me llevo cantidad de amigos, empezando por el presi. He dedicado con todas mis fuerzas a intentar que este equipo funcionase”.

Sobre si tras las derrotas frente a Rayo y Espanyol se precipitaron los acontecimientos el gallego dijo “no hay que enmarcar esto en un partido u otro. Los resultados son los que marcan el devenir de un entrenador y últimamente no han sido todo lo buenos que quisiésemos. Son un cúmulo de cosas.” Sobre si tras la derrota del Espanyol podía intuir este desenlace esgrimió con claridad que “no tenia porque intuirlo”.

De la actitud de algunos jugadores y si podían haber dado algo más de sí mismos, Fabri cree “firmemente que desde que he llegado aquí, todos los jugadores han intentando ser profesionales y dar de sí todo lo mejor posible, no tengo ninguna queja y ninguna crítica de nadie”. Sobre lo que se lleva de Granada, “hemos intentado hacer lo mejor posible, no personalizo en nada. Siempre he dicho que los deportes de equipo son de equipo. Me han dado la oportunidad de venir y entre todos hemos conseguido hacer feliz a mucha gente y que este equipo este en primera división”.

Sobre su pensamiento en torno a si salvaría el equipo al final de temporada dijo que “creo en mí mismo y que con la ayuda de todo el mundo habría salvado al equipo”. De la justicia de su cese, no quiso entrar a valorar nada “es la que es y nada más. Estas decisiones se hacen para tratar de mejorar el equipo y espero que esta decisión al Granada CF le sea positiva y le vaya bien a todos, especialmente a la afición que me lo ha dado todo”.

Sobre su relación con la plantilla explicó que “la relación mía con los jugadores siempre ha sido correcta, he tratado de exprimir el equipo al máximo, unas veces de una manera y otras de otra y no tengo queja”. Sobre si se arrepiente de algo fue tajante “no me arrepiento de nada, lo que he hecho lo he hecho desde mi corazón, no hago declaraciones por fastidiar a nadie, hablo con los jugadores, no quiero ser protagonista. No quiero que penséis eso los jugadores o la gente. Lo hago por intentar mejorar, siempre lo haces con ese fin, que es el camino correcto pues no lo sé”.

Al futuro “le pido a la afición que ayude al equipo, al nuevo entrenador, a los jugadores, porque la afición es uno de esos pies que yo dije, y debe llevar al equipo en volandas”. Y deja el equipo porque “los resultados son importantes, el equipo lleva tres partidos que no ha ganado. Es de los equipos que fue un poco hacia abajo y los resultados son determinantes en estas cosas”.

Del plano personal, “la esperanza que tengo es que el Granada CF esté en Primera División la próxima temporada y que su afición sea feliz y que esto siga caminado correctamente y yo intentar seguir en el fútbol ser un buen profesional y ser feliz”.

Quique Pina 

Ante la pregunta de un posible arrepentimiento si el Granada no consigue mantener la categoría dijo que, “no tengo porque arrepentirme de nada, yo ya tengo claro los motivos de por qué  no sigue y es una decisión que tengo que tomar por el riesgo que tiene para bien o para mal, y no pienso que el equipo descienda, y si ocurre lo contrario la vida esta para eso, para tomar riesgos”.

De las causa s de esta decisión fue inamovible, “a nadie le importan los motivos de porque se va, lo sabe él lo sé yo y a la afición le interesa que el equipo se mantenga, no las cosas que nosotros hablemos. Es una decisión porque creemos que un ciclo se acaba con gran trabajo con dos ascensos y dando buena imagen en primera división, se puede ir con la cabeza alta y tranquilo por el trabajo que ha realizado”

A pesar de las reiteradas preguntas sobre los motivos que le llevó a tomar esta decisión, no quiso decir el motivo y explico que “pueden ser cuestiones divinas, he hablado con Dios y lo mejor en estos momentos es que no siga Fabri. Lo que está claro es que no ha tenido ningún problema de jugadores y tampoco conozco jugadores que se lleven todos bien con el entrenador”.

Esta es la decisión sentimentalmente “mas difícil, porque un jugador se va a otro equipo, pero un entrenador ahora se va al paro y tiene que esperar otro año para poder entrenar”. Pero “si trabajo con el corazón voy a fracasar pero si lo dejo en la mesilla me puede ir bien, es una decisión que tenía que tomar. Sufriré aquello que sentimentalmente me duela, pero he de seguir adelante y respeto las criticas que me puedan caer”. Por último, Pina se ha mostrado crítico diciendo que “muchos habéis sido tan injustos de decir que les hacíamos las alineaciones. Nunca le he dicho nada al respecto y he llegado muchas veces al estadio sin saber la alineación y estamos tranquilos porque nunca le he dicho que jugador tiene que jugar. Cuando he hablado de fútbol con él, nunca le he impuesto nada, he dejado que sea un entrenador con su propia personalidad. No sé ni cómo entrena, solo sé que trabaja muy bien y tengo la tranquilidad de que no me he metido en su trabajo, y que todo lo que ha conseguido lo ha hecho con su propio trabajo”.

Sobre si la destitución ha sido una victoria del vestuario sobre el entrenador, “los jugadores están protegidos por mí siempre, porque los que te hacen ganar o perder siempre son los jugadores. El entrenador te hace dirigir un grupo y trabajar a los jugadores. Yo creo que los medios de comunicación no son el camino para hablar de si los jugadores me responden o no me responden, porque hay un vestuario cerrado y es ahí donde hay que establecer el dialogo con los jugadores. No soy partidario de que se hable en una rueda de prensa de los jugadores, ni de los entrenadores ni de los directivos, siempre soy partidario del cara a cara, pero tampoco hay que tomar las declaraciones del entrenador después del partido del Rayo Vallecano como un pecado mortal, pero me hubiera gustado más que no se hubiera dicho nada a que si se hubiese dicho. Esto no es un pulso que haya ganado ningún jugador, ni ninguna plantilla porque yo no he hablado con ningún jugador ni con  la plantilla”.

 

Deja una respuesta