FABRI: «NO HEMOS ENTRADO BIEN A ESTOS 30′».

AUNQUE ES CRITICO CON SU EQUIPO, TIENE CLARO QUE EL COLEGIADO HIZO «TEATRO» EN EL PENALTI NO PITADO A UCHE. POR SU PARTE CAPARRÓS CONTENTO ANTE LO QUE CALIFICA COMO «MARRÓN».

El técnico del Granada, Fabri González se ha mostrado, con razón,  muy crítico con la actuación del árbitro aragonés Carlos Clos Gómez en el partido de 30’, ante el Mallorca, ha definido como «un teatro» lo sucedido desde el día de la suspensión y ha reclamado un penalti, a su juicio, no señalado en el área visitante. Penalti que las cámaras de televisión dejan al descubierto la labor del trencilla.

Fabri ha incidido en las acciones polémicas que ha habido en esta media hora de juego, jugada a puerta cerrada, y ha afirmado que «si hay penalti para un lado, tiene que haber penalti para otro«, en alusión a la pena máxima señalada a favor del Mallorca por la caída de Tomer y a la no pitada en el otro área por la entrada de Nunes a Uche. En la jugada el colegiado aragonés primero, «va al punto de penalti y luego cambia y da córner. Tonto no soy. Con las imágenes se pueden sacar conclusiones«, aunque ha puntualizado que no busca con estas palabras «querer justificar el resultado final«.

Fabri ha calificado lo ocurrido como «un teatro«, que, a su juicio, «empezó con la suspensión del partido porque, con un cuarto árbitro, se hubiera ahorrado una cantidad de dinero inmensa», al haber sostenido que para él «no había motivo para suspender«.El técnico del Granada ha admitido que con el empate se marchan «un poco enfadados«, ya que se han «escapado dos puntos» que teniamos y que nos «venían de maravilla«, además de reconocer sobre la media hora de juego disputada esta noche que el equipo no entró «al campo con la viveza necesaria«.

Por su parte, Caparrós, explicó que “hemos entrado como habíamos pensado, con intensidad e intentado aprovechar la oportunidad del córner; hemos estado bastantes minutos apretando y con la fortuna de meter gol. Después se cambian las tornas y cualquier jugada o remate de cabeza puede definir y no ha habido más. Me voy contento porque no era fácil salir perdiendo y jugando 30 minutos. El viaje, siendo un marrón, por lo menos hemos sumado el punto, que en alta competición es fundamental puntuar”, decía valorando el choque.

Para Caparrós este es su segundo partido reanudado por una suspensión. “Ya tengo experiencia del Deportivo – Valencia que terminó 0-1. La salsa del fútbol tiene a aficionados en el campo y más aquí animando a la gente. La afición les ayudó a remontar el partido, sin público pierde muchísimo. Son casos excepcionales y es complicado para los futbolistas. Es más difícil para el equipo de casa porque el otro viene más mentalizado. Lo digo por las dos experiencias que he tenido”, comentaba.

Preguntado por cómo veía la acción en la que el Granada podía recibir un penalti a favor, el técnico mallorquinista prefería no entrar en valoraciones. “No voy a opinar de la posible jugada, estaban cerca el árbitro y en linier”, concluía.

Deja una respuesta