EMPATE INSUFICIENTE. LOJA CD 0-0 ÉCIJA BALOMPIÉ.

LA ANSIEDAD POR LA VICTORIA SUPERÓ A LOS LOJEÑOS QUE ESTUVIERON DESACERTADOS DE CARA AL GOL. AHORA LA PERMANENCIA TODAVÍA ESTA MÁS COMPLICADA, AUNQUE LOS DE ESTÉVEZ LUCHARAN HASTA EL ÚLTIMO SEGUNDO.

La permanencia en la 2ª División B se pone más cara para el Loja Club Deportivo tras no pasar del empate anoche ante el Écija Balompié, un resultado que no sirve para ninguno de los dos equipos en sus objetivos: la salvación para los granadinos y la Copa del Rey para los sevillanos.

Ante el conjunto astigitano, los de Fernando Estévez sufrieron los mismos errores que han venido presidiendo su temporada de debut en la categoría de bronce. El Loja dominó el partido, tuvo la posesión del balón e hizo casi todo el gasto en el partido, pero, una vez más, se mostró falto de acierto en sus ocasiones ante la portería. La ansiedad en los metros finales pasó factura y el equipo se estrelló una y otra vez en el entramado defensivo de un Écija que estuvo muy ordenado durante todo el choque. Ha sido la tónica de una temporada en la que el factor suerte tampoco ha estado del lado de los lojeños desde el principio.

Once titular ayer ante el Ecija. Foto: Paco Castillo (ElCortodigital):

Una vez más, como en tantos partidos, el comienzo fue prometedor. Apenas habían transcurrido 20 segundos de juego cuando el Loja ya disponía de la primera oportunidad para marcar, pero Gato enviaba el balón fuera tras recibir en el área por la parte derecha. Todo fue un espejismo, pues hasta la media hora no volvería a llegar con peligro el conjunto lojeño.

Muy poco se vio en la primera parte, pues el Écija tampoco llegó con claridad ante el marco de Tejera. Su primer intento lo protagonizó Rubén Cruz (6’), quien, tras recibir un despeje de la defensa lojeña en la frontal del área, disparó con potencia por encima del larguero. El siguiente intento visitante llegaría en el minuto 20 con un disparo de Migue, también desde la frontal, que se perdió rozando el poste derecho.

El Loja se animó en el último cuarto de hora de la primera parte. Fernando Estévez había sacado toda la artillería que tenía arriba, con Juanma Ortiz y Óscar García en la punta del ataque, además de Álvaro Santos. Sería el delantero atarfeño el que lo intentaría para los lojeños (29’), pero su disparo tampoco encontraba puerta, perdiéndose junto al poste derecho.

Gato participaba mucho y Choco, el mejor del Loja, derrochaba entrega y pundonor, e incluso, se atrevía a llegar arriba desde su banda. En una acción suya (36’) Juanma Ortiz no aprovechó un envío al área. Todavía en el primer tiempo, una buena acción entre Gato y Choco acabó con un centro de este último que no encontró rematador.

En la segunda parte se incrementó el dominio y empuje local y ahí sí que los lojeños merecieron mucho más, aunque fuera por entrega e insistencia. Los de Estévez monopolizaron el balón y se fueron con todo arriba, pero la ansiedad pasó factura y las ganas muchas veces se convirtieron en precipitación. No era fácil tener tranquilidad con lo que se jugaba el equipo. A pesar de todo, hubo ocasiones de sobra, pero tampoco acompañó la fortuna, que ha estado casi todo el año en contra.

El arranque del segundo tiempo fue bueno. En un minuto se generaron dos ocasiones muy claras. En el 47’ un remate de Juanma Ortiz tocaba en un defensor y se marcha a córner rozando el poste izquierdo. En el saque de esquina el remate de cabeza de Ramiro se marchaba fuera por poco. Poco después, de nuevo Juanma, probaba con una falta que se perdía por encima del larguero.

Las llegadas y las ocasiones se sucedían y el partido ya no tenía respiro. En el 54’ es Gato el que recibe por la derecha y golpea con potencia, pero Ramón saca el balón a córner. En el mismo Nino cabecea por encima del larguero. Un minuto después, en los mejores momentos del partido, Ramiro cede a Juanma, que dispara desde la frontal otra vez muy cerca del poste. En otro saque de esquina (64’) a cargo de Álvaro Santos, el balón se perdía rozando el palo sin que llegara finalmente Óscar García. Fue la constante del segundo tiempo, pero el balón no quería entrar.

El Écija apenas aparecía en ataque, aunque sus llegadas sí llevaban peligro, pues se producían con un Loja volcado en ataque y dejando espacios atrás. En una de ellas (68’) Rubén Cruz dispara con potencia y el balón lo atrapa por el centro Tejera. A continuación, una buena combinación visitante la culmina Migue con un disparo desviado a la izquierda.

No se le puede negar al equipo nada, tan solo la falta de acierto. Los lojeños se dejaron todo en el campo hasta el último minuto y las ocasiones llegaron hasta el final. Darío Ruiz tuvo la mejor (81’) en una vaselina que se marchó rozando el poste cuando ya había superado al portero, que estaba adelantado. Ramiro (89’) también estuvo cerca, pero el balón tampoco quiso entrar.

No llegó el gol e incluso peligró el punto, pues Ayina tuvo dos ocasiones muy claras en los últimos minutos, la primera con un disparo fuera y una segunda, mucho más peligrosa, en la que su disparo, tras tocarlo Tejera lo salvó Choco casi en la misma línea. No habría sido justo, pero de eso saben ya mucho los lojeños esta temporada.

El empate deja una situación muy difícil y a expensas del choque de esta mañana entre Arroyo y Villanovense. Las opciones se reducen. Sólo un milagro puede evitar lo que ya parece casi imposible. Pero mientras haya vida…

FICHA TÉCNICA

LOJA CD 0: Tejera (1), Choco (3), Nino (1), Oli (1), Benji (2), Darío Ruiz (2), Ramiro (3), Gato (2), Álvaro Santos (2), Juanma Ortiz (1) y Óscar García (2).

ÉCIJA 0: Ramón (2), Antoñito (2), Alejo (1), Astrain (1), Blanco (2), Nando (1), Migue (2), Requena (1) ((Guerrero, 72’) (0), Coco (1) (Übeda, 64’) (0), Rubén Cruz (2) y Juan Delgado (0) (Ayina, 46’) (2).

ÁRBITRO: Muñoz Pérez (valenciano) (2). No tuvo problemas y no influyó en el partido. Mostró cartulinas amarillas a Nando (39’), Oli (44’), Juanma Ortiz (50’), Antoñito (70’), Choco (87’), Darío Ruiz (93’) y Ramón (93’).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 36ª jornada de liga en el grupo IV de 2ª División B disputado en el estadio Medina Lauxa ante unos 800 espectadores. Antes del inicio del encuentro, el equipo juvenil, que antes había jugado el partido de ida de la eliminatoria de ascenso a la Liga Nacional de Juveniles, ofreció a la afición el trofeo de campeón de la Regional Preferente en la categoría.

Fuente: Paco Castillo (El Corto digital).

 

Deja una respuesta