EL VALENCIA DE BORDALÁS RIVAL DEL GRANADA EN LA VUELTA DEL PÚBLICO A LOS CÁRMENES.

El conjunto de Robert Moreno empató ante el Villarreal en La Cerámica, mientras que los de José Bordalás se llevaron los tres puntos ante el Getafe a pesar de jugar con uno menos casi todo el partido.

Granada y Valencia se enfrentan este sábado en el estadio Nuevo Los Cármenes con el objetivo de conseguir una victoria que les permita confirmar sus buenos resultados de la primera jornada, en la que el cuadro andaluz empató en Villarreal (0-0) y el equipo valenciano ganó al Getafe (1-0).

El conjunto dirigido por Robert Moreno pretende mantener la fortaleza defensiva exhibida en el Estadio de la Cerámica, donde fue capaz de dejar su meta a cero, pero necesita mejorar su caudal ofensivo, ya que ante los amarillos apenas creó peligro.

El preparador catalán cuenta con toda la plantilla disponible para el partido, una vez que el medio camerunés Yan Eteki ha superado los problemas musculares que le impidieron estar disponible en Villarreal.

Además, el Granada ha reforzado su plantilla esta semana con la incorporación del portero portugués Luis Maximiano, que llega para pelear por el puesto de meta titular con Aarón Escandell.

El hecho de que el luso apenas lleve unos días con sus nuevos compañeros, unido a la portería a cero lograda por Aarón en el estreno liguero, invita a pensar que el valenciano volverá a actuar de inicio ante el equipo de su tierra.

Moreno tendrá que decidir si repite el mismo once de la jornada inaugural o da entrada de inicio a jugadores importantes que comenzaron en el banquillo el partido anterior, casos del medio Ángel Montoro o del delantero colombiano Carlos Bacca, exjugador del Villarreal.

En el primer encuentro del campeonato, el Valencia ya notó el sello de su nuevo entrenador, José Bordalás, y consiguió los tres puntos a pesar de jugar desde el primer minuto hasta el 75 con un hombre menos tras la rápida expulsión de Hugo Guillamón.

Para sumar en Granada, deberá plantar cara a un equipo que en su debut en Villarreal y gracias a un gran oficio defensivo, empató sin goles, aunque ahora añadirá, al jugar en casa, una mayor presencia en ataque.

Bordalás deberá introducir, como mínimo, un cambio en su equipo inicial ya que no puede contar con Hugo Guillamón, un central reconvertido a medio centro ante la ausencia de futbolistas en esa posición.

Tras lo visto ante el Getafe, podría repetir el georgiano Giorgi Mamardashvili, el protagonista de aquel encuentro, como portero, aunque Bordalás ya cuenta con Jesper Cillesen, junto a Thierry, Gabriel Paulista, Alderete y Gayà como línea de retaguardia.

El puesto de Guillamón podría ser para otro central reconvertido, Mouctar Diakhaby, salvo que opte por situar en esa posición a Daniel Wass o Uros Racic, ya que no le quedan muchas más opciones. Carlos Soler y Denis Cheryshev completarán la medular con Gonçalo Guedes y Maxi Gómez, que han empezado la Liga a buen nivel, como referencias en ataque.

Uno de los grandes alicientes del duelo es que los aficionados granadinos podrán volver a presenciar un encuentro oficial en el Nuevo Los Cármenes por primera vez desde que comenzó la pandemia de coronavirus hace un año y medio.

Serán 7.100 los asistentes, en torno a un 37 por ciento del aforo total de unos 19.500 espectadores del estadio, que podrán disfrutar del choque, tras el sorteo realizado por el Granada entre sus abonados para elegir a los que tendrán el privilegio de acceder al Nuevo Los Cármenes.